9 trucos para evitar malos olores en tu habitación

Lorena González 8 junio, 2016
Para acabar con los malos olores, además de apostar por fragancias naturales que los neutralicen, es fundamental que ventilemos las estancias para renovar el aire

Hay ciertas zonas en la casa, como pueden ser las habitaciones o la cocina, en las que los malos olores se acumulan.

Si notas que en tu hogar está ocurriendo esto en tu habitación o en cualquier otra zona, toma buena nota de estos trucos que te permitirán evitar los malos olores.

Son cómodos, económicos y sencillos. Notarás la diferencia… ¡y lo agradecerás!

1. Asegúrate de ventilar bien la casa

eliminar malos olores

Aunque pueda parecer una obviedad, si ventilamos bien la habitación conseguiremos que el aire se renueve y podremos eliminar los posibles olores que provoca el aire cargado.

El olor puede provenir de un aire que no circula de manera correcta, así que nada como abrir bien las ventanas por un tiempo.

2. Limpia las bombillas

limpiar la lámpara

Este consejo es especialmente importante para las casas con fumadores. Y es que el humo procedente del tabaco no solo dejará un olor persistente, sino que formará una capa invisible sobre las bombillas eléctricas.

Esto hará que cada vez que enciendas la luz y la bombilla se caliente, el aroma vuelva. Por ello, nada como limpiar la bombilla con un paño de manera periódica para evitar este problema.

3. Apuesta por la luz fluorescente

Haz de las bombillas y de los elementos que se pueden encontrar en una habitación tus perfectos aliados de cara a conseguir que tu habitación huela siempre de manera impecable.

Para ello, apuesta por la luz fluorescente. Y es que hay tubos en este tipo de iluminación que tienen una capa de dióxido de titanio capaz de absorber los malos olores al encenderse la luz.

Eso sí, son unas bombillas especiales por lo que tendrás que buscarlas de manera específica.

4. Vigila tus alfombras

limpiar a fondo las alfombras

En muchas ocasiones el mal olor en una habitación puede venir de los textiles en general, y de las alfombras en particular.

Para eliminar el mal olor tendrás que pasar la aspiradora primero y luego emplear algún producto que permita hacer un lavado en seco del textil en cuestión.

Una buena opción (y económica) es el bicarbonato de sodio.

5. Con limón

El limón tiene multitud de propiedades, pero también de funciones. Ayúdate de uno para eliminar los posibles olores de pescado o verduras que al cocinar hayan impregnado la casa o si simplemente quieres aromatizar tu habitación.

  • Para ello tendrás que cortar tres limones y hervirlos con suficiente agua.
  • Deja que se cuezan durante 30 minutos a fuego lento, hasta que observes que empiezan a desprender un aroma cítrico. Un remedio casero muy eficaz.

6. Limpia la tapicería

tap

Limpiar la tapicería de tus sofás y asientos es fundamental. Asegúrate de que el producto que uses es compatible con el tipo de tejido que tiene tu mobiliario y busca uno perfumado.

Antes de comenzar a aplicar el producto será mejor pasar la aspiradora para lograr hacer una limpieza realmente efectiva.

En el caso de la tapicería de piel, el modo más eficaz de evitar los olores es limpiándola con jabón para cuero y hecho a base de aceite.

7. Con spray aromático

Optar por una solución generada a base de un spray aromático es otro de los trucos que harán que tu habitación huela de manera inmejorable y diga adiós a los malos olores.

Para ello, nada como mezclar unas gotas de aceite de lavanda y colocarlo en una botella con dosificador, de tal manera que podáis rociar la solución por la habitación y eliminar los malos olores que se van acumulando.

8. Con popurrí

Cómo hacer popurrí de rosas3

Otro modo de conseguir que la habitación huela bien es con popurrí floral, algo que puedes hacer tú misma.

Toma una bolsa de tela y mezcla hierbas frescas con hojas de flores. El resultado será un saquito que desprenderá un aroma increíble y que podrás colocar en cualquier parte de la habitación para evitar los malos olores.

9. El vinagre absorberá los malos olores

Para lograr acabar con los malos olores puedes dejar un vaso de vinagre blanco en la habitación.

Así conseguirás que, pasadas unas horas, la habitación huela mejor, puesto que habrá absorbido los olores desagradables.

Esto es aplicable también a la hora de lavar zonas más peliagudas como el baño o la cocina.

Bastará que pongas una taza de vinagre y agua y lo dejes reposar para luego retirarlo o aclarar. Notarás la diferencia.

Te puede gustar