9 trucos para fortalecer tu corazón

Sin un corazón, ningún cuerpo podría vivir. Por ello, es fundamental aprender a cuidarlo y fortalecerlo. Descubre cómo a continuación.

No es necesario sufrir de una patología cardiaca para que te animes a cuidar tu salud. Si pretendes disponer de energía y fuerza, así como disfrutar de un buen ánimo, lo único que debes hacer es mantener buenos hábitos de vida. Ahora bien, si quieres fortalecer tu corazón, puedes aplicar algunos trucos adicionales.

El corazón es el músculo más importante que se tiene. De él depende la vida de todo ser humano. Por ello, no está de más prestarle un poco de atención en el día a día. 

Los siguientes trucos constituyen, ni más ni menos, que pequeños buenos hábitos que apoyan el correcto funcionamiento de los distintos órganos del cuerpo y cuyo impacto viene a ser muy significativo a corto, mediano y largo plazo.

Fortalecer tu corazón requiere de varios tipos de esfuerzo

Para fortalecer tu corazón no basta con atender un área de tu vida y descuidar el resto. Esto significa que, si solo llevas una buena dieta pero nunca haces ejercicio, igual puedes presentar problemas cardiacos, en algún momento.

Lo ideal es que te esfuerces por mejorar todos los ámbitos, a la vez. Quizás al comienzo te cueste un poco, pero luego te resultará tan común y parte de tu vida que ya ni te supondrá esfuerzo alguno. Aquí tienes los principales trucos para fortalecer tu corazón:

1. Consume alimentos ricos en calcioqueso

Es mucho mejor obtener el calcio directamente de los alimentos y no a través de los suplementos farmacológicosPara aumentar la ingesta de este mineral puedes incorporar a tu dieta los siguientes alimentos:

  • Vegetales de hoja verde (espinacas, col rizada, rúcula, brócoli).
  • Semillas de sésamo.
  • Queso bajo en grasa.
  • Soja y derivados.
  • Frijoles blanco.
  • Almendras.
  • Higos.
  • Salmón.

2. No te olvides de los antioxidantes

Los antioxidantes son tan necesarios para el organismo en general como para nuestro corazón. Abastecerte de la cantidad suficiente reduce el riesgo de padecer un accidente cardiovascular. Consíguelos de manera natural aumentando el consumo de: 

  • Bayas.
  • Frutas.
  • Lentejas.
  • Manzana.
  • Verduras.
  • Té verde.
  • Alcachofas.
  • Chocolate negro.

3. Prueba la dieta mediterránea

Existen varios tipos de dietas en el mundo, pero la mediterránea es una de las mejores a la hora de fortalecer tu corazón. Y es que esta, se basa justo en los alimentos recomendados para obtener los nutrientes vitales. Entre sus características se encuentran: 

  • Consumo regular de frutos secos.
  • Aprovechamiento de los vegetales y frutas de la temporada.
  • Uso regular de fuentes de grasa saludables, como el aceite de oliva.
  • Consumo de proteína rica en grasas saludables: como el pescado azul, y varios tipos de carne (pollo, pavo, cordero, entre otros).

4. Hierbas y especias para cocinar

El uso de las especias permite sustituir la sal de mesa en el proceso de cocción, lo cual reduce el riesgo de tener una presión arterial elevada. Las hierbas que incorporan más antioxidantes a nuestros alimentos son:

  • Menta.
  • Tomillo.
  • Romero.
  • Orégano.
  • Eneldo fresco.

También puedes aprovechar estas hierbas y especias para darle un toque nuevo y más exótico a tus recetas. Puedes preparar esos platos que tanto te gustan y que sabes que son poco saludable por versiones mucho mejores. Por ejemplo, puedes hacer patatas horneadas y sazonadas con eneldo, para evitar las frituras.

5. Incrementa el consumo de potasio

Consumir suficiente potasio reduce los riesgos de sufrir complicaciones cardiacas. Para fortalecer tu corazón, lo mejor es consumirlo directo de sus fuentes naturales: plátano, brócoli, patata, tomate, calabaza, albaricoque.

Papas

6. Hacer suficiente ejercicio

Mantenerte activo te ayudará a fortalecer tu corazón, a estar mucho más sano y tener una mayor resistencia cardiovascular. Todo esto significa una reducción considerable del riesgo de presentar ataques cardiacos.

Entre los ejercicios más recomendados se encuentran: correr, caminar y nadar. Y en cuanto a la periodicidad mínima, lo más recomendable es ejercitarse 30 minutos, tres veces al día. Sin embargo, puedes aumentar la cantidad de deporte tanto como desees.

En caso de ser de las personas que no se sienten entusiasmadas por el ejercicio y que no soportan realizar la misma actividad por varias semana, trata de diseñar una rutina dinámica, con diferentes deportes o disciplinas. 

Piensa que, cada modalidad, ayudará a determinadas áreas del cuerpo y que lo mejor es combinarlas para potenciar los resultados. Prueba con: 

7. Come nueces

Las nueces son ricas en antioxidantes y ofrecen mayores beneficios al corazón que otros frutos secos, tales como: las almendras, cacahuates y pistachosTe recomendamos consumir un puñado de nueces (5 a 8 nueces) cada día.

Para aprovechar sus beneficios, consúmelas con otros productos, como avena o fruta. Recuerda que puedes elaborar tus propias barras de granola casera con nueces y frutos secos varios.

Descubre:Cómo hacer una deliciosa y nutritiva granola casera y natural

8. Trabaja en ser feliz

Una persona estresada todo el tiempo y que va a tope con sus obligaciones suele tener un corazón tenso y, en pocas palabras, al límite. Desde luego que no siempre podemos estar felices y completamente satisfechos, pero tampoco puedes enfocarte solo en lo negativo.

Para fortalecer tu corazón, también es necesario cuidar tu salud psicoemocional. Para ello, date tiempo para salir con tus amigos, realizar actividades divertidas con tu familia o bien, tener buen sexo con tu pareja

Elige ser feliz para fortalecer tu corazón.

9. Elimina las cosas negativas de tu vida para fortalecer tu corazón

  • Evita el sobrepeso.
  • Reduce tus niveles de estrés.
  • Deja de lado el sedentarismo.
  • Procura reducir el consumo de comida chatarra

Recuerda, para fortalecer tu corazón, no solo debes aplicar los trucos mencionados. También debes preocuparte por seguir las indicaciones de tu médico. En especial, si tienes alguna condición que amerite atención.