9 ungüentos para tratar picaduras de insectos - Mejor con Salud

9 ungüentos para tratar picaduras de insectos

Aunque pueda escocernos un poco al aplicarla, la sal es uno de los remedios naturales más efectivos para tratar las picaduras de insectos, ya que nos ofrece un alivio casi instantáneo

Si bien son más frecuentes en verano, nadie se salva de las picaduras de insectos.

No estamos exentos a ser picados por una araña, un mosquito, una hormiga o cualquier otro animal pequeño que pase cerca de nosotros.

Por ello, en el siguiente artículo te contamos sobre los mejores ungüentos para tratarlas y evitar que se infecten.

Remedios caseros para picaduras de insectos

Si le preguntásemos a nuestras abuelas qué ungüentos o remedios naturales usar si nos pica un insecto, seguramente nos indicarían cualquiera de los siguientes.

Lo importante es que reduzcan el ardor y eviten las ganas de rascarnos, ya que esto produce mayor irritación y puede derivar en infección.

Por lo tanto, ante picaduras de insectos, te recomendamos las siguientes recetas caseras:

Ver también: ¿Hay insectos en tu hogar? Descubre cómo ahuyentarlos

Vinagre de manzana

Si nos pica un mosquito podemos pasar un poco de vinagre embebido en un algodón sobre la roncha.

No será muy agradable durante los primeros segundos, pero luego la molestia inicial merecerá la pena por la sensación de alivio que nos proporcionará.

En el caso de haber sufrido muchos piquetes, una buena idea es sumergirse en la tina con agua tibia y 2 tazas de vinagre de manzana y quedarse allí hasta que el picor desaparezca.

Miel

todo-lo-que-debes-saber-sobre-la-miel

Es un perfecto antiséptico que sirve para tratar picaduras de insectos, así como también heridas o cortes. Además la miel tiene propiedades antimicrobianas que evitan la infección.

Te recomendamos que uses una natural u orgánica (es más azucarada y espesa).

  • Simplemente coloca un poco de miel sobre la roncha y cubre con una gasa.

Puede que arda un poco al principio, pero después cederá esa sensación.

Bicarbonato de sodio y agua

Si formas una pasta con estos dos productos podrás tratar las picaduras de forma casera y muy eficaz.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 3 cucharadas de agua (30 ml)

Preparación

  • En un recipiente coloca el bicarbonato y echa de a poco el agua.
  • Mezcla bien hasta formar una pasta espesa (puedes poner más bicarbonato o más agua, según te parezca).
  • Aplica de forma generosa sobre el área afectada y deja que actúe unos minutos.
  • Sentirás cómo de a poco se reduce la comezón y la hinchazón.

Tierra y agua

Si no tenemos a mano un poco de lodo, podemos prepararlo nosotros mismos con tierra y agua. Este remedio casero reduce la inflamación y el picor, sobre todo en picaduras de avispas.

Preparación

  • Coloca en un recipiente un poco de tierra (lo suficiente como para cubrir la zona afectada) y echa el agua (mejor si está hervida o es destilada).
  • Forma una especie de lodo o pasta.
  • Aplica sobre la roncha y deja actuar 20 minutos o hasta que se seque por completo.
  • Retirar con agua tibia.

Azúcar

azúcar

Las abuelas no suelen equivocarse. Si cuando eras niño, apenas te lastimabas o te picaba un insecto, iba a la cocina en busca de un poco de azúcar, por algo sería.

Este endulzante que no falta en ningún hogar actúa como un perfecto antiséptico.

  • Puedes echar una cucharadita encima de la roncha o bien diluirla en agua y pasar sobre la picadura con un algodón.
  • De esta forma reducirás el dolor y favorecerás la cicatrización. Además evitarás la proliferación de bacterias.

Te recomendamos leer: Una proteína de la leche materna podría matar a las bacterias

Harina de avena

También puede servirte la avena instantánea (la que se le echa al yogur o al zumo). Un ungüento con este cereal reduce la inflamación y nos proporciona un efecto calmante.

Dejarás de rascarte y evitarás que se infecte.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de harina de avena o avena instantánea (20 g)
  • 3 cucharadas de agua (30 ml)

Preparación

  • Mezcla la avena con el agua hasta formar una pasta (las proporciones pueden variar según el tipo de ingrediente usado).
  • Aplica sobre la roncha de forma generosa y deja actuar.
  • Cuando se seque puedes quitar con agua tibia.

Sal

¿Eres valiente? Entonces este remedio casero para picaduras de insectos es perfecto para ti. Por si acaso, te recordamos que te arderá bastante al principio.

No obstante, a los pocos segundos el alivio llegará y te sentirás muy bien. Puedes usar cualquier tipo de sal, mientras sea fina o esté molida.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sal (20 g)
  • 4 cucharadas de agua (40 ml)

Preparación

  • Combina la sal con el agua y forma una pasta espesa (si está muy líquida añade más sal y viceversa si está muy espesa).
  • Aplica generosamente sobre la roncha.
  • Deja actuar por lo menos 15 minutos y retira con agua tibia.

Ajo

Esmalte de ajo

Otra receta para aquellos que se animan y soportan el ardor al aplicar el ungüento. El ajo tiene propiedades cicatrizantes y es antimicrobiano. Por lo tanto, permitirá una mejor cicatrización y evitará que se produzca una infección.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo

Preparación

  • Machaca los dos dientes de ajo en un mortero y, cuando hayas formado una pasta, aplícala sobre la roncha.
  • Deja actuar lo más que puedas y retira con agua tibia.

Menta

Las hojas de esta planta tienen muchas propiedades. Podemos mojarlas un poco y colocarlas encima de las picaduras para recibir un alivio instantáneo o bien formar un ungüento.

Ingredientes

  • 1 puñado de hojas de menta
  • 3 cucharadas de agua (30 ml)

Preparación

  • Lava bien las hojas de menta y pícalas.
  • Colócalas en un mortero y añade el agua.
  • Machaca para formar una pasta.
  • Coloca sobre la picadura y deja actuar 20 minutos.