9 usos alternativos de las bolsas de té usadas que te encantará conocer

Daniela Echeverri Castro · 8 febrero, 2017
¿Sabías que las bolsas de té usadas pueden tener una segunda vida como cosméticos e incluso como productos de limpieza? También puedes aprovechar sus propiedades para refrescar la piel.

La mayoría de las personas sabe que el consumo regular de té tiene muchos beneficios para la salud física y emocional. Lo que no conocen son todos los usos alternativos de las bolsas de té ya utilizadas.

Sabemos que el té, elaborados con varios tipos de hierbas, suelen utilizarse para controlar el sistema nervioso, aliviar el estrés y disminuir diferentes tipos de dolencias.

Sin embargo, más allá de esto, las bolsitas utilizadas en su elaboración se pueden emplear de múltiples formas en el hogar, dado que conservan algunas de sus propiedades. Incluso, algunos promueven su reutilización, ya que representan una forma más ecológica de llevar a cabo algunas actividades.

Teniendo en cuenta que muchos desconocen sus usos, en esta oportunidad queremos destacar los 9 mejores para que no dudes en aprovecharlas. ¡Toma nota!

9 usos alternativos de las bolsas de té usadas

1. Limpiar los muebles de madera

Usos alternativos de las bolsas de té usadas: limpiar los muebles de madera

Las bolsitas de té negro son excelentes aliadas para abrillantar y limpiar los muebles de madera que tienden a ponerse opacos. Después de tomarte el té puedes aprovechar para pulir los mesones de tu cocina o algún escritorio.

¿Cómo utilizarlas?

  • Sumerge varias bolsitas usadas de té negro en agua caliente.
  • Luego, deja que repose 10 minutos y usa el líquido resultante para pulir los elementos deseados.

Lee también: 8 limpiadores caseros para la madera

2. Remover el polvo de las alfombras

Las hierbas secas de las bolsitas de té facilitan la eliminación del polvo y las bacterias que tienden a quedarse retenidas en los tejidos de las alfombras.

¿Cómo utilizarlas?

  • Pon a secar varias bolsas de té usadas y, luego, espárcelas sobre la alfombra con la ayuda de un cepillo.
  • Deja que actúen un par de minutos y aspira los excesos.

3. Limpiar cristales

Usos alternativos de las bolsas de té usadas: limpiar cristales

El líquido obtenido de las bolsas de té en remojo es bastante útil para eliminar el polvo y la suciedad que suele manchar los elementos de cristal como las ventanas y espejos. Este es uno de los tantos usos alternativos de las bolsas de té.

¿Cómo utilizarlas?

  • Introduce varias bolsitas de té usadas en una taza de agua caliente y deja que repose unos 20 minutos.
  • Luego, filtra el líquido y viértelo en una botella con atomizador para facilitar su aplicación.
  • Por último, quita los excesos con un paño o una bola de papel periódico.

4. Eliminar la grasa de la vajilla

En lugar de utilizar costosos y agresivos productos químicos para desengrasar los utensilios de la cocina, aprovecha las cualidades que aún se conservan en el té.

¿Cómo utilizarlo?

  • Introduce de cinco a diez bolsas de té usadas en un recipiente lleno de agua y, a continuación, sumerge los platos durante 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, enjuágalos como de costumbre.

5. Neutralizar malos olores

Usos alternativos de las bolsas de té usadas: neutralizar malos olores

Por ser tan prácticas y pequeñas, estas bolsitas son muy útiles para perfumar espacios cerrados como los armarios, el coche o las habitaciones.

¿Cómo utilizarlas?

  • Toma las bolsas de té que desees, aplícales el aceite esencial que más te guste y ubícalas en un sitio estratégico para que liberen el olor.

6. Limpiar el cutis

El té verde o de manzanilla son excelentes opciones para limpiar el cutis después de una jornada de exposición al sol o de las toxinas presentes en la piel. Sus compuestos remueven las impurezas de los poros y las pequeñas partículas químicas del maquillaje.

¿Cómo utilizarlo?

  • En primer lugar, hierve una o varias bolsas de té en una taza de agua.
  • Luego, agrégale un par de gotas de zumo de limón.
  • En horas de la noche, cuando el producto ya esté reposado, frótalo por todo el rostro.
  • Finalmente, retira los excesos con un paño suave. Recuerda que luego de aplicarlo no es recomendable exponerte al sol.

7. Combatir las ojeras

Por sus propiedades antiinflamatorias y refrescantes, las bolsas de té de menta, manzanilla o té blanco pueden ayudar a reducir el aspecto de esas antiestéticas ojeras que se forman en el contorno de los ojos.

¿Cómo utilizarlas?

  • Almacena las bolsas de té usadas en tu refrigerador.
  • Luego, en horas de la mañana, aplícalas sobre los ojos durante 5 o 10 minutos.

Quizás te puede interesar: mejora tu calidad de vida con la manzanilla

8. Calmar los dolores dentales

Otro de los usos alternativos de las bolsas de té ya utilizadas, es como remedio para aliviar los dolores dentales y las infecciones ocasionadas por las bacterias. Asimismo, su aplicación en la boca es una solución efectiva para el mal aliento.

¿Cómo utilizarlas?

  • Toma un saco de té ligeramente húmedo y colócalo sobre el diente afectado.
  • Deja que actúe 5 minutos y repite su uso tres veces al día.

9. Aliviar quemaduras solares

Usos alternativos de las bolsas de té usadas: aliviar quemaduras solares

Las propiedades antioxidantes que conservan los pequeños sacos de té pueden aprovecharse para estimular la reparación de la piel afectada por las quemaduras solares. Su aplicación directa refresca la piel lesionada y le brinda compuestos humectantes que reducen la irritación y ardor.

¿Cómo utilizarlas?

  • Coloca los sacos de té en una taza con agua helada, o bien, déjalas reposar unos minutos en el congelador.
  • Seguidamente, tras asegurarte de que están bien fríos, aplícalos sobre las quemaduras y deja que actúen de 15 a 20 minutos.
  • Repite el tratamiento hasta obtener sensación de alivio.

Como lo puedes notar, existen varios usos alternativos de las bolsas de té que considerabas basura. En realidad, son muy útiles como remedio casero y elemento de limpieza. Deja de desecharlos y consérvalos para darle todas estas utilidades.