9 usos de la cáscara de cebolla que no te imaginabas que existían

Para aprovechar los beneficios de la cáscara de cebolla podemos consumirla en forma de infusión, incluirla en nuestras recetas o incluso utilizarla de forma tópica para aliviar afecciones cutáneas.

La cebolla es un alimento con múltiples aplicaciones culinarias que, por su riqueza en nutrientes, también se ha valorado en el catálogo de medicina alternativa. Pero, ¿sabías que la cáscara de la cebolla también es útil?

Lo que muchos no se imaginaban es que la cáscara, esa que suele tirarse a la basura, está llenas de propiedades que se pueden aprovechar de múltiples formas.

Desde hace varios siglos ha sido uno de los ingredientes imprescindibles de millones de dietas pues, además de dar un sabor particular a los platos, también tiene increíbles beneficios.

Estamos acostumbrados a tirar la cáscara sin percatarnos de sus beneficios.

Como sabemos que es posible que desconozcas la cantidad de nutrientes que tiene, los hemos recopilado para que tomes nota.

Los beneficios de las cáscara de la cebolla

1. Fortalece el sistema inmunitario

Defensas mejor con cáscara de bebolla

Los compuestos fenólicos que contiene la cáscara de cebolla han demostrado tener efectos importantes en el fortalecimiento del sistema inmunitario.

Se dice que tiene la capacidad de prevenir las enfermedades virales y acelera la recuperación de las infecciones del sistema respiratorio.

2. Combate los resfriados

Los resfriados y la rinitis alérgica pueden tratarse de forma efectiva gracias a las sustancias que libera este ingrediente a modo de vaporización.

Esto se consigue hirviendo las cáscaras en una buena cantidad de agua y, posteriormente, inhalando el vapor resultante.

De inmediato se sentirá una mejora en la inflamación de los senos paranasales y la congestión.

3. Alivia la bronquitis

Combate la tos

Otros problemas de las vías respiratorias que se pueden aliviar con este ingrediente son la bronquitis aguda y la tos severa.

En este caso se prepara una infusión con las pieles y, pasados 15 minutos, se aplica el líquido en el pecho con la ayuda de una gasa gruesa.

4. Trata las infecciones del tracto urinario

Las enfermedades virales y bacterianas que afectan la salud renal y de la vejiga disminuyen gracias al poder antibiótico de la cáscara de cebolla.

Con este fin si es necesario ingerir la infusión, aunque basta con tomar un par de cucharadas cuatro veces al día.

5. Combate los trastornos cutáneos

Remover-verrugas

¿Quién iba a imaginar que una simple cáscara de cebolla pudiera ser la solución a las verrugas, los hongos y otros trastornos comunes de la piel?

Aunque sus efectos se obtienen tras varias aplicaciones, es bueno hacer el intento cuando no se cuenta con otros tipos de tratamientos.

Puedes emplearla a través de la infusión y mezclándola con un poco de vaselina.

Lee también: 9 formas para quitar las verrugas

6. Alivia la estomatitis

boca-con-aftas

La estomatitis es una enfermedad desagradable que se caracteriza por la inflamación de la mucosa bucal.

A menudo se distingue como herpes labial, pero también pueden llamarse úlceras o aftas.

Teniendo en cuenta que se desarrollan por el crecimiento del virus del herpes simple, podemos emplear la acción antiviral de este ingrediente como remedio natural.

Finalmente cuece la cáscara de cebolla en agua y utilízala como enjuague varias veces al día.

7. Previene las enfermedades cardiovasculares

Está comprobado que en estas cáscaras se concentra una cantidad significativa de fibra y sustancias fenólicas.

Asimismo, estas favorecen la reducción del colesterol alto y la prevención de varias enfermedades cardiovasculares.

La quercetina y otros flavonoides previenen el daño coronario y están relacionados con la disminución del riesgo de cáncer.

8. Disminuye la inflamación y las várices

Varices

Los flavonoides que aporta este ingrediente son beneficiosos en el tratamiento de la inflamación y los problemas circulatorios.

Al tomar su infusión se regula el flujo sanguíneo, mejorando su paso a través de las arterias para evitar las várices y la presión arterial alta.

También se puede aplicar de forma tópica, picando finamente las cáscaras para mezclarlas con un poco de aceite de oliva.

En este último caso conviene dejarlas macerar durante 10 días para que sus extractos se desprendan en el producto.

Descubre 7 consejos de dieta para prevenir las varices

9. Tratamiento capilar

Muchos han empleado el jugo de cebolla como tratamiento alternativo contra la caspa, el exceso de producción de grasa y la caída del cabello.

Asimismo, te proponemos optar por usarla como loción para fortalecer y abrillantar la melena.

Algunos aseguran que usándola de forma continua se puede retrasar el proceso de envejecimiento y las canas.

Como puedes observar, al igual que la propia cebolla, sus cáscaras están llenas de compuestos muy buenos para nuestro cuerpo.

Por todo esto vale la pena incluirlas en varias recetas y preparados medicinales.