9 usos domésticos de la mantequilla que te gustará conocer

Gracias a su textura oleosa la mantequilla puede sernos de gran ayuda a la hora de engrasar las bisagras de las puertas e incluso para devolver el brillo a los muebles

La mantequilla es uno de los alimentos que se obtienen a partir de la leche de vaca. Se caracteriza por su textura suave y oleosa, ideal para preparar un sinfín de platos en la cocina.

Tiene un sabor muy suave que se combina muy bien con otros ingredientes y, aunque es rica en grasas saturadas, muchos la han empleado para remplazar otros aceites.

Por cuestiones de salud su consumo debe ser moderado y esporádico; sin embargo, este producto tiene otros interesantes usos en el hogar con los que se le puede sacar mucho provecho.

Si bien nos hemos limitado a darle un fin gastronómico, en realidad puede ser de gran ayuda para facilitar otras tareas domésticas del día a día.

¡Descúbrelas!

1. Limpiar los muebles de madera

muebles de madera aceite

¿Tus muebles de madera lucen opacos y sucios? ¿Tienen marcas de humedad o rayones? Aunque hay muchos productos convencionales para dejarlos como nuevos, podemos aplicar mantequilla como solución alternativa.

¿Qué debes hacer?

  • Esparce la mantequilla sobre los muebles de madera y déjala actuar toda la noche.
  • A la mañana siguiente, toma un paño suave y pule la superficie.
  • Repite este procedimiento, por lo menos, una vez a la semana.

Ver también: Cómo hacer 5 limpiadores naturales para tus muebles de madera

2. Brillar artículos de cuero

Los artículos de cuero van perdiendo su brillo característico conforme pasan los días. Por suerte, en lugar de usar costosas ceras para pulirlos, podemos emplear una pequeña cantidad de mantequilla para restablecer su tono.

¿Qué debes hacer?

  • Frota un paño con un poco de mantequilla sobre elementos de cuero como zapatillas, correas o muebles.
  • Úsalo cada vez que notes que lucen opacos.

3. Retirar un chicle del cabello

chicle-pelo

No hay nada peor que tratar de retirar una goma de mascar adherida del cabello. Muchas veces, de hecho, la única solución parece ser una visita a la peluquería.

No obstante, por su textura grasosa, la mantequilla puede ser de gran ayuda.

¿Qué debes hacer?

  • Frota una cantidad generosa de mantequilla sobre la zona del cabello afectada y déjala actuar 5 minutos.
  • Pasado este tiempo, desliza la goma de mascar, retírala por completo y enjuaga.

Te recomendamos leer: Cómo quitar el chicle de manera natural

4. Conservar el queso

El queso es uno de los productos que tienen una fecha de caducidad rápida, a pesar de conservarse a temperaturas bajas en el refrigerador.

¿Necesitas prolongar su vida útil? ¡Usa mantequilla!

¿Qué debes hacer?

  • Frota la mantequilla sobre la porción de queso que deseas conservar y almacénala en la nevera en un recipiente hermético.

5. Desenredar collares

collares

Los collares son accesorios que no nos pueden faltar. El problema es que se enredan con facilidad y muchas veces se estropean en el intento por quitarles los nudos.

¿Qué debes hacer?

  • Aplica un poco de mantequilla sobre el nudo del collar y masajéala hasta que se filtre por las pequeñas grietas.
  • La grasa afloja el material y lo desenreda con facilidad al volverlo resbaladizo.

6. Conservar cebollas

En ocasiones solo necesitamos usar una porción de cebolla. Por esto, si queremos conservar el otro trozo fresco, lo mejor es aplicar un sencillo truco con mantequilla.

¿Qué debes hacer?

  • Engrasa con mantequilla la mitad o trozo de cebolla que deseas almacenar.
  • Ponla en un recipiente hermético y llévala al refrigerador.

7. Silenciar puertas chirriantes

puertas-chirriantes

El paso del tiempo hace que las puertas presenten un desagradable sonido chirriante cada vez que las abrimos y cerramos. Por suerte, no es necesario cambiar las bisagras para deshacernos de este.

¿Qué debes hacer?

  • Lubrica las bisagras con una cantidad generosa de mantequilla.
  • Aplícala, por lo menos, una vez a la semana para mantener el efecto.

8. Retirar residuos pegajosos

Cuando quitamos las etiquetas de algunos recipientes notamos que la superficie queda pegajosa. Aunque en ocasiones se elimina con agua y jabón, casi siempre es necesario recurrir a otras medidas.

¿Qué debes hacer?

  • Aplica un poco de mantequilla sobre la superficie y frótala con una esponja o paño.
  • Tras remover los residuos de pegamento, enjuaga con agua y jabón de cocina.

9. Desatascar un anillo

woman is taking off the wedding ring

El calor, la retención de líquidos o algún problema inflamatorio pueden hacer que los anillos se queden atascados en los dedos.

Si deseas retirarlo sin hacer fuerza, lubrica la piel para que se deslice con facilidad.

¿Qué debes hacer?

  • Frota un poco de mantequilla en los alrededores del anillo y la piel.
  • Cuando estén bien humectados, desliza el dedo.

¿Sabías que puedes darle estos usos a la mantequilla? Como puedes ver, es un producto versátil que puede ayudar en muchas tareas. Tenlo en cuenta desde ahora y no dudes en emplearla cuando lo necesites.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar