¿A qué se debe la visión borrosa y cómo tratarla?

Miles de personas a diario sufren de visión borrosa o difusa, un trastorno que tiene muchas causas y que no hay que dejar de lado. Sobre todo en el caso de que este problema esté acompañado por dolores de cabeza, mareos, cansancio y náuseas, es preciso comprender qué lo ocasiona y cómo evitarlo.

Los objetos se ven mal, no distingues a las personas (mayormente los rostros), tienes problemas para leer o sientes que las letras se mueven en el ordenador o libro, quizás es bueno que consultes a un especialista. En este artículo encontrarás algunos datos sobre la visión borrosa, a qué se debe y cómo tratarla.

Causas de visión borrosa

Este listado te ayudará a determinar cuáles son las razones por las que puedes estar sufriendo visión borrosa y sus síntomas más comunes.

Astigmatismo y miopía

La primera es una enfermedad que acorta la visión de cerca. Y la segunda, limita la de lejos. Además de ver borroso, distorsionan el campo visual.

Cataratas

Son más frecuentes en las personas mayores de 60 años y a veces carecen de síntomas. En otros casos, provoca opacidad corneal, visión borrosa, sensibilidad a la luz, halo de luz, visión doble y difuminación progresiva de la visión.

Cataratas

Diabetes

Uno de los muchos síntomas de los desequilibrios de los niveles de azúcar en sangre puede ser la visión borrosa. Hay que prestar atención en el caso de sufrir esta enfermedad porque la falta de cuidado deriva en problemas más serios en la visión, incluyendo hasta la ceguera.

Enfermedad de Graves

La pérdida de peso y el aumento del apetito, la frecuencia cardíaca rápida, la presión arterial elevada, los temblores y la visión borrosa son los síntomas más notorios de esta patología que afecta a la glándula tiroides.

Esclerosis múltiple

Esta enfermedad neurodegenerativa trae como consecuencia muchos problemas en la visión, entre ellos ver borroso. También ocasiona problemas para el control de orina, cambios en la sensibilidad, etc.

Hipoglucemia

Que bajen los niveles de azúcar en sangre de manera brusca nos puede causar no solo visión borrosa, sino también otro tipo de alteraciones visuales, confusión, visión doble, convulsiones, pérdida de la conciencia, ansiedad, palpitaciones e inestabilidad.

Catarata

Migraña

Cuando duele demasiado la cabeza debido a un problema muscular o neuronal, la visión borrosa es un síntoma muy frecuente. Otras señales son náuseas, sensibilidad a la luz, dolor en los ojos y vómitos. Las cefaleas pueden tener signos similares.

Presión arterial elevada y glaucoma

Tanto si padecemos de hipertensión como de presión a la vista (glaucoma), podemos tener problemas para ver bien. Además, ambos generan problemas adicionales como pueden ser desmayos, pérdida de la visión total o parcial, taquicardias, etc.

Cómo evitar la visión borrosa

Si esto te ocurre muy seguido, es preciso que acudas al médico. Si es algo esporádico, puedes prestar atención a los siguientes consejos:

Reduce el estrés

Esto te ayudará a bajar la presión arterial y el nerviosismo. Por lo tanto, estarás más sereno y podrás ver mejor. La hipertensión es uno de los peores enemigos para tus ojos, porque los desgasta. Si tienes tensión ocular también es bueno que te tranquilices un poco. Trabaja en tus enojos y ansiedad, para que no te ocasionen demasiados problemas.

Ardor en los ojos

Relaja la vista

Si has estado trabajando mucho tiempo frente a la pantalla del ordenador o del portátil, puede que tengas la vista cansada y eso puede ocasionar ver borroso. Cierra los ojos sin levantarte del asiento, durante un minuto. Otra opción es, de pie, colocar el dedo índice delante de tu rostro y acercarlo y alejarlo lentamente, mientras mantienes la vista fija. Luego haz lo mismo moviendo de derecha a izquierda, como si fuera un péndulo. Solo puedes mover los ojos, no la cabeza.

Enfoca y desenfoca

Presta atención a un objeto y míralo fijamente. Luego, trata de difuminarlo y de enfocarte en su entorno. Una de las razones por las cuales vemos borroso es porque estamos acostumbrados a no focalizarnos en algo en particular, debido a los cientos de estímulos que recibimos a diario.

Cuida tu alimentación

Seguro que ya sabrás que el agua es tu mejor aliado para mantener todo tu cuerpo hidratado, incluyendo la vista. Además, podrás eliminar las toxinas que se acumulan en el cuerpo y pueden dañar el hígado, el órgano directamente relacionado con los ojos. Si ves borroso o nublado, trata de seguir una dieta sin grasas ni fritos. Bebe todos los días un té de boldo y lleva a cabo una alimentación depurativa con vegetales al vapor o semicocidos (sobre todo, brócoli, espinacas y acelgas) y arroz integral. Deja de lado las grasas, las carnes y los lácteos.

Por otra parte, aumenta la ingesta de vitaminas de los grupos A y C. Las encontrarás en los cítricos, las zanahorias, la papaya y el brócoli.

Ten hábitos más saludables

Aumenta el tamaño de la letra de las pantallas para no tener que acercar tanto el dispositivo a tus ojos, no leas cuando la luz no es suficiente (mejor si es natural y no artificial), mantente a, por lo menos, un metro de distancia de la televisión y lleva gafas de descanso en el trabajo o cuando llegues a casa.

También es bueno pasar un tiempo en ambientes rurales o naturales, como puede ser el campo o la playa. De esta manera, podrás trabajar la amplitud de campo de los ojos. Como si se tratara de una fotografía panorámica, la vista necesita descansar de ver muchas cosas todas juntas, de los colores, las luces de neon y los brillos.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar