¿A quién pueden afectar problemas sexuales?

En la cama y en la intimidad todo puede pasar. Nadie está exento de presentar problemas sexuales, pero, ¿Sabes quiénes son los más propensos a sufrirlos? Descúbrelo en este artículo y descarta posibilidades.

Tanto hombres como mujeres pueden experimentar gran variedad de disfunciones sexuales y, aunque son problemas más comunes de lo que creemos, existe una población más vulnerable a sufrirlos ¿A quién pueden afectar problemas sexuales?

Padecer disfunciones sexuales es una experiencia compleja. Aunque los expertos en terapia sexual tratan a diario este tipo de trastornos, a muchos afectados les resulta difícil buscar ayuda profesional, principalmente por la vergüenza que sienten.

Como te explicamos, cualquier persona puede tener fallos en su respuesta sexual, pero hay que activar la alerta si es constante.

Existen condiciones que influyen en que algunas personas sean más vulnerables a padecer disfunciones en la intimidad

Los más vulnerables a tener problemas sexuales

problemas sexuales

Desde problemas físicos hasta afecciones psicológicas, existen condiciones que influyen en que algunas personas sean más vulnerables a padecer problemas sexuales:

Personas con trastornos neurológicos

Afecciones del sistema nervioso como esclerosis múltiple o lesiones en la médula espinal disminuyen la sensibilidad y actividad motora, impidiendo el estímulo sexual y haciendo difícil lograr el orgasmo.

Estresados

Al aumentar la adrenalina y el cortisol debido al estrés, se produce menos testosterona para activar la sexualidad generando problemas como bajo deseo o relaciones dolorosas.

Adultos mayores

Con la edad, la menopausia afecta a las mujeres del mismo modo que a los hombres la disminución de testosterona, generando reducción en el deseo sexual.

Pacientes mentales

Algunas enfermedades mentales producen sustancias que disminuyen el tamaño de las arterias y hacen que haya menos irrigación de los tejidos. Entre ellos en el pene, afectando la erección. Otros efectos negativos son la eyaculación precoz y la pérdida de la libido.

Uno de los principales problemas sexuales: Disfunción eréctil

Medicados

Hay efectos secundarios de muchos medicamentos que acaban con la vida sexual de quien lo debe consumir, provocando problemas como disfunción eréctil, sequedad vaginal, falta de interés o dificultad para alcanzar el clímax.

Pacientes con problemas cardiacos

Muchas personas con afecciones cardiacas tienden a evitar el sexo por temor a infartarse durante una relación. Lo ideal es que la rehabilitación contemple esta dimensión.

Discapacitados

Es ordinario que quien sufre una limitación física manifieste miedo al compañero. Puede sentir temor ante su posible falta de resistencia, a la complejidad de su desenvolvimiento sexual y a no sentirse deseado.

Diabéticos

problemas sexuales - Discusión pareja

Los daños de los nervios y pequeños vasos sanguíneos en las personas con diabetes son causantes de los problemas sexuales en hombres y mujeres. Este problema puede manifestarse en sequedad vaginal, dolor, pérdida del deseo, disfunción eréctil y eyaculación retrógrada.

Las disfunciones más comunes

En las siguientes líneas puedes encontrar una lista con los problemas sexuales más habituales tanto en hombres como en mujeres.

  • Disfunción eréctil: Imposibilidad para lograr o mantener la erección del pene hasta el final de la actividad sexual.
  • Eyaculación precoz: Incapacidad para controlar el reflejo eyaculatorio, produciéndose antes de lo que la persona desea.
  • Eyaculación retardada: Dificultad para provocar el orgasmo con la suficiente estimulación. Éste no se produce y, si lo hace, es de forma tardía.
  • Vaginismo: Espasmos musculares en la vagina que imposibilitan la penetración.
  • Dispaurenia: Dolor o molestias asociadas a la relación sexual. Puede ser una incomodidad leve o un dolor profundo, se da tanto en hombres como en mujeres.
  • Anorgasmia: Incapacidad para alcanzar el orgasmo siendo suficientemente estimulada.
  • Deseo sexual hipoactivo: Bajo o nulo deseo de actividad sexual.
  • Aversión sexual: Desagrado y aversión hacia las relaciones sexuales.

Descubre cómo afecta: Cefalea coital: tengo un dolor de cabeza durante el sexo

¿Qué hacer?

Sexo doloroso.

En muchos de los casos, lo habitual es que las personas afectadas por problemas sexuales dejen pasar el tiempo para ver si la disfunción se soluciona y pueda pasarse la página. Sin embargo, esto a la larga puede acarrear discusiones y enfados en la pareja, además de empeorar la situación.

Lo más conveniente es tratar estos problemas con un especialista, puesto que las limitaciones sexuales pueden tener un origen multicausal. Los profesionales en este tipo de terapia deban tratar con causas mixtas, es decir, con elementos psicológicos y orgánicos.

Dadas las diversas patologías presentadas, ya conoces a quién pueden afectar problemas sexuales en mayor grado. Si estás entre la población más vulnerable, no dudes en buscar ayuda. Las disfunciones son más comunes de lo que se piensa. La buena noticia es que el paciente no está solo y la mayoría de las veces hay solución.