Acai, una fruta brasileña con propiedades maravillosas - Mejor con Salud

Acai, una fruta brasileña con propiedades maravillosas

El acai (Assaí en su pronunciación) es el fruto de una palmera que crece de forma silvestre en la selva al norte de Brasil, una zona húmeda y lluviosa. Durante muchos siglos las bayas de acai se consumieron únicamente por los habitantes de esta región, un ingrediente esencial en la dieta de los aborígenes y también un medicamento natural para problemas digestivos y enfermedades de la piel. Aprende más sobre el acai, una fruta brasileña con propiedades maravillosas!

Características de las bayas de acai

El tamaño de este fruto oscila entre lo 10 y los 14 mm de diámetro, es de color morado oscuro, casi negro y crece en forma de racimos. La pulpa es la parte más deseada, pero sólo es del 10% de la baya. El sabor es como el de una mezcla de frambuesa con uva.
Para poder aprovechar al máximo las propiedades del acai es preciso elaborarla de una manera especial, porque si no es tratada correctamente al recogerla pierde su valor nutricional. El acai contiene antioxidantes (hasta 30 veces más que la uva); vitaminas A y C, ideales para fortalecer el sistema inmune, mejorar la piel y formar glóbulos rojos; vitamina B que brindan más energía; ácidos grasos Omega 3, 6 y 9 vitales para las funciones del organismo; fibras que ayudan al sistema digestivo y reducen algunos tipos de cáncer y proteína vegetal orgánica (más que el huevo), no producen colesterol malo y son más fáciles de asimilar que otras.

acai2
El acai es una de las frutas con más potencial antioxidante del mundo, combate el envejecimiento de las células. Es recomendada para los atletas de alto rendimiento, para las personas que están bajo grandes niveles de estrés, que fuman o que tienen problemas cardíacos.

Propiedades del acai

Los estudios han asociado el consumo de este fruto brasileño rico en polifenoles con la disminución de algunos tipos de cáncer. Es decir, que sirve para destruir las células cancerígenas que se forman en el cuerpo. A su vez, cuenta con ácido elágico, considera la única sustancia que promueve la muerte celular natural de las células cancerosas, pero sin dañar las sanas.

Además, gracias a la fibra dietética, los fitoesteroles y la grasa monoinsaturada, el acai promueve la salud cardiovascular. Es una rica fuente de antioxidantes, los antiocianinos, los que le dan ese color tan característico (igual que las uvas o las moras). Tiene una función antioxidante y anti radicales libres, asegurando una circulación sanguínea de calidad y la protección contra la acumulación de grasa en las arterias (arterosclerosis).

acai3
Por otra parte, el acai reduce los efectos del envejecimiento, está considerada una “superfruta” junto al arándano y a la granada. Tiene la capacidad de absorber radicales libres y retrasar los procesos de envejecimiento en el cuerpo y el cerebro, causado por el estrés, el humo del cigarrillo, los plaguicidas, el smog, los efectos nocivos de los rayos UV, entre otros.

El acai también es un potente afrodisíaco, usado desde hace mucho tiempo en las tribus del Amazonas para aumentar el impulso sexual. En Brasil se lo conoce como el viagra natural. Tiene un gran valor energético que ayuda a aumentar la libido y confiere vitalidad.
Ayuda a perder peso porque está formado en un 40% de fibras, disminuyendo el apetito naturalmente, pero además, estabiliza el azúcar en sangre, mantiene los niveles de energía estables, favorece a la reducción de grasa y evita los “picos” de insulina que se convierten en tejido graso. Sus antioxidantes aceleran el proceso de la digestión, ayudan a quemar grasas e impulsan la actividad metabólica. Así que también adelgaza!

acai4
Debido a su gran contenido en proteínas, grasas vegetales e hidratos de carbono, el acai es ideal para los deportistas o personas muy activas. Un litro de zumo de este fruto contiene hasta el 30% de la cantidad nutricional requerida en un día. La cantidad de proteínas que contienen son superiores a las del huevo, pero a diferencia de estas, son más fáciles de procesar y “enviar” a los músculos, por lo que su valor nutricional también es mayor. Sirven también para mejorar el rendimiento en el trabajo o en cualquier actividad física que realicemos.

Por otra parte, el acai permite reforzar el sistema inmunitario, combatiendo virus y bacterias y reforzando las defensas de nuestro cuerpo. Impide a su vez la supresión inmune y también modula la actividad de los linfocitos.

Al ser una fuente maravillosa de calcio, el acai está recomendado para las mujeres que han pasado los cuarenta años porque reduce el riesgo de padecer osteoporosis, pero también, para las más jóvenes porque reduce los dolores menstruales. En el caso de los hombres, sirve para reducir el agrandamiento irregular de la próstata, algo que afecta a los adultos entre los 40 y los 60 años.

acai5
Como si fuera poco, el acai mejora la visión al contener antocianinas y vitamina A. Mejora la visión nocturna al igual que los arándanos.

El acai tiene además fibras insolubles que previenen el estreñimiento. El consumo diario de este fruto puede ayudar en varios problemas intestinales, regulando el tránsito. A su vez, mitiga los efectos del reflujo gástrico.

Los ácidos grasos omega 3 y 6 del acai desarrollan y fortalecen el sistema nervioso, es decir, las funciones cerebrales y la inteligencia. Es muy bueno para los estudiantes y para personas que tienen problemas de concentración. A su vez, reducen los niveles de cortisol, la hormona del estrés, promueven el sueño reparador y relajan los músculos cansados.

acai6