Acciones que mejoran tu memoria considerablemente

Aunque no tengamos una mente prodigiosa hay muchas prácticas que mejoran tu memoria y puedes llevar a cabo para conseguir mejores resultados en tu día a día

Todos los días pensamos en miles de cosas. En los atascos, en el trabajo o en la hora del baño. Resulta prácticamente imposible vaciar nuestras mentes y no pensar en nada por lo que aquí te hablamos de algunas acciones que mejoran tu memoria.

Por eso, no es raro encontrarnos en situaciones en las que la memoria nos juega una mala pasada.

Por suerte, existen algunas acciones que mejoran tu memoria considerablemente. Lo mejor es que también te ayudan a mejorar otros aspectos de tu vida, como las relaciones y la salud.

¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo y descúbrelas. Una vez que las conozcas, ponlas en práctica y disfruta de una buena memoria.

Practica la meditación

medita

La primera de las acciones que mejoran tu memoria es la meditación. A pesar de que esta práctica puede variar de persona a persona, lo que necesitarás será un ambiente tranquilo, respiración profunda y entrar en un estado mental de calma.

Algunas personas asocian esta práctica con una unión espiritual y otros solo lo ven como una alternativa para poner en orden sus ideas. Sin importar cuál sea tu idea, debes saber que este tipo de relajación trae un montón de beneficios para aumentar la inteligencia.

Las resonancias magnéticas han comprobado que la meditación frecuente puede generar:

  • Cambios en el cerebro.
  • Mejora en la memoria.
  • Aumento en la capacidad de atención.
  • Mejora del trabajo de ciertas partes de la corteza cerebral.

¿Quieres conocer más? Lee: Practica la meditación antiestrés en casa

Ejercita el cerebro

El cerebro también necesita ejercicio regular para funcionar correctamente y mantener la vitalidad. Los rompecabezas, sudokus y juegos basados en palabras o números son ideales para mantener el cerebro siempre en forma.

También puedes practicar ejercicios matemáticos y geométricos, leer y hasta cepillarte los dientes con la otra mano.

La idea es que obligues a tu mente a pensar distinto. Por unos minutos trabaja o haz algo de una forma poco habitual para ti.

Toma luz solar

tomar el sol

Por increíble que parezca, estar bajo los rayos solares es una de las acciones que mejoran tu memoria y ayudan en el desenvolvimiento del cerebro.

Mientras que el exceso de luz solar puede traer problemas con el cáncer o manchas en la piel, su completa ausencia puede afectar tu capacidad razonamiento y realización de tareas mentales complejas.

Sí, estamos hablando de la vitamina D encontrada en los rayos solares. Algunas pruebas realizadas a personas de la tercera edad han demostrado que los pacientes que tenían una mayor cantidad de vitamina D poseen un cerebro mejor conservado que los demás.

Los especialistas dicen que ingerir mayores cantidades de vitamina D mejora la memoria y ayuda a retrasar los efectos del envejecimiento del cerebro.

Dormir

El cerebro no se apaga para regenerarse mientras dormimos. Lo que sí hace es que, en algún momento del sueño, él se encarga de “ordenar” las cosas que sucedieron durante el día.

La falta de sueño puede dar lugar a problemas cerebrales ya que impide que esto pase.

Por otro lado, una buena noche de sueño puede aumentar las funciones cerebrales y la capacidad de concentración. Lo ideal sería dormir de 6 a 8 horas diarias.

Si ahora tienes problemas para recordar lo que debías hacer o tienes pequeñas lagunas mentales, prueba a dormir más horas.

Verás que, en cuestión de días, tu memoria funciona a la perfección otra vez.

Permite que tu mente viaje

Respirar conscientemente

Las personas piensan que para lograr un buen desempeño en una determinada tarea es necesario estar 100% concentrado en ello. Además, creemos que cuanto más tiempo le dediquemos, mejor.

¿Y si te dijéramos que esto no es completamente cierto? Algunos científicos llegaron a la conclusión de que aquellos que se permiten “viajar en pensamientos” consiguen obtener mejores resultados en las actividades realizadas.

Habla contigo mismo

Es bastante común perder llaves, tarjetas y otras cosas en casa. Un recurso que puede ayudar al cerebro a recordar dónde están esas cosas es hablar contigo mismo en voz alta por más extraño que esto pueda parecer.

Según un estudio de 2012,buscar objetos y hablar simultáneamente puede ayudarnos a encontrar los objetos.

Ten buenos hábitos alimenticios

vino y pescado

Otra de las acciones que mejoran tu memoria es una buena alimentación. No existen superalimentos repletos de vitaminas y sustancias que nos puedan tornar más productivos.

Aún así, puedes escoger alimentos específicos para que tu cerebro funcione a la perfección.

Alimentos que contengan omega 3:

  • Pescado y alimentos del mar
  • Vino
  • Nuez

Visita este artículo: Haciendo a un lado los malos hábitos alimenticios

Pon en práctica estas acciones que mejoran tu memoria

Hay muchas formas de medir la inteligencia. Algunos piensan que es solo aquello que se refleja en los exámenes. Otros creen que está relacionado con el vivir común.

Lo cierto es que estas acciones y hábitos simples pueden ayudarte a ser más productivo y a razonar mejor.

Planear tu día, hacer más ejercicios, estudiar, tener más concentración y otras actitudes que normalmente ignoramos suponen un impacto positivo en el desarrollo intelectual que utilizamos en nuestro día a día.

¿Cuáles practicas tú? ¿Qué otras acciones se te ocurren?

Te puede gustar