Aceite de oliva para el estreñimiento: ¿un remedio eficaz?

17 julio, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
El aceite de oliva es un alimento recomendable dentro de una dieta equilibrada. Sin embargo, no es un remedio casero apto para todo tipo de cuestiones, como el estreñimiento, por ejemplo.

Dentro de lo que constituye una dieta equilibrada, el aceite de oliva es un alimento recomendable. Además, forma parte del grupo de alimentos ricos grasa saludables. Sin embargo, eso no quiere decir que pueda utilizarse de cualquier forma, para todo tipo de objetivos.

En pocas palabras: sí, es un alimento recomendable en la dieta, pero no es una solución para todo tipo de problemas de salud. 

Usos recomendados, aunque no aprobados

En el ámbito popular se ha recomendado consumir el aceite de oliva en ayunas (solo o con zumo de limón) para estimular la función gastrointestinal y así, eliminar el estreñimiento. También se llegó a recomendar su uso como enema casero. Sin embargo, ambas recomendaciones suponen múltiples riesgos para la salud y, en lugar de brindar beneficios, es posible que solo empeoren el problema y, además, favorezcan la aparición de complicaciones.

Por lo tanto, aunque se recomiende, esto no quiere decir que está aprobado por los médicos o que es saludable.

Daniel Ursúa, experto en Nutrición y Dieta, comenta que tomar una cucharada de aceite de oliva con el estómago vacío, parece ser un hábito envuelto en misticismo, que las personas tienden a considerar saludable porque creen que, al ser un alimento saludable y consumirlo de determinadas maneras, «aprovechan todos sus nutrientes», sin tener en cuenta de que, en realidad, no es ninguna panacea. Ni para el estreñimiento ni para bajar de peso.

EL ACEITE DE OLIVA COMO PREVENTIVO

Consejos para evitar el estreñimiento

Para combatir o bien prevenir (según sea el caso) el estreñimiento, lo más recomendable es mantener buenos hábitos de vida y, en caso de tener alguna inquietud, consultar con el médico antes de realizar cualquier cambio drástico o ponerse a probar cualquier remedio casero.

En resumen:

  • Mantente bien hidratado. Consumir suficiente cantidad de agua al día ayudará a tu organismo a realizar sus funciones correctamente, lo cual incluye mantener un buen tránsito intestinal.
    • Puedes consumir agua y zumos de fruta natural (sin azúcar ni edulcorantes). Evita los refrescos, las bebidas alcohólicas y las bebidas industriales (aguas saborizadas, zumos, tés, etcétera) porque estas promueven el estreñimiento.
  • Mantén una dieta equilibrada y, asegúrate de consumir a diario varias piezas de frutas, ya que son ricas en fibra dietética.
    • Los cereales integrales y las legumbres también son buenas fuentes de fibra.
    • Evita el consumo de harinas refinadas.
  • Evita el consumo excesivo de sal y azúcar y sigue las recomendaciones de tu médico al respecto. También puedes guiarte por las pautas de la Organización Mundial de la Salud.
  • Evita el sedentarismo, ya que este es un factor que influye en el estreñimiento. 
  • Bechiarelli, A. J. A., Ramos-Clemente, M. T., Guerrero, P. P., & Ramos, C. R. (2016). Estreñimiento. Medicine (Spain). https://doi.org/10.1016/j.med.2016.03.010
  • Argüelles Arias, F., & Herrerías Gutiérrez, J. M. (2004). Estreñimiento crónico. Medicina Clinica. https://doi.org/10.1157/13066373
  • Mearin, F., Ciriza, C., Mínguez, M., Rey, E., Mascort, J. J., Peña, E., … Júdez, J. (2016). Guía de Práctica Clínica: Síndrome del intestino irritable con estreñimiento y estreñimiento funcional en adultos. Revista Española de Enfermedades Digestivas. https://doi.org/10.1016/j.aprim.2017.01.003
  • Prieto Vicente, V., Mora Soler, A. M., Sánchez Garrido, A., & Riesco Cuadrado, V. (2012). Tratamiento del estreñimiento. Medicine. https://doi.org/10.1016/S0304-5412(12)70310-4