¿Cuál es el aceite más saludable para freír?

Es cierto que, con los aceites incorrectos, la comida frita es definitivamente mala para la salud. Te mostramos cuáles son los aceites más recomendables para disfrutar, sin culpas, de las frituras.

Los alimentos fritos siempre han gozado de popularidad. El aceite es parte de muchas recetas tradicionales y las frituras son un elemento básico de la industria de la comida rápida.

Desafortunadamente, freír en profundidad no es exactamente el método de cocción más saludable, en especial, cuando se hace a escala industrial.

Sin embargo, freír en casa no tiene porque ser poco sano. Lo perjudicial, en gran parte, se reduce al tipo de aceite que usamos y cómo lo usamos.

¿Cómo funciona la fritura?

La fritura profunda implica sumergir un alimento en aceite caliente. La temperatura ideal es alrededor de 350-375 °F (176-190 °C). Cuando un alimento se sumerge en aceite a esta temperatura su superficie se cuece casi instantáneamente y forma un tipo de “sello” que el aceite no puede penetrar.

Al mismo tiempo, la humedad dentro de los alimentos se convierte en vapor cocinando la comida desde el interior. El vapor también ayuda a mantener el aceite fuera de la comida. Si la temperatura es demasiado baja el aceite se filtrará en la comida haciéndola grasosa. Si la temperatura es demasiado alta puede secar la comida y oxidar el aceite. Algunos aceites pueden soportar temperaturas mucho más altas que otros.

Cuanto más saturadas están las grasas más estables son cuando se calientan. Por esta razón, los aceites que en su mayoría son saturados y monoinsaturados son los mejores. Por eso, evitaremos los que contienen grandes cantidades de grasas poliinsaturadas.

Las grasas poliinsaturadas contienen dos (o más) enlaces dobles en su estructura química. Estos dobles enlaces tienden a reaccionar con el oxígeno y a formar compuestos dañinos cuando se exponen a altas temperaturas.            El gusto, obviamente, también importa. Cuando se fríe en profundidad generalmente, se prefieren los aceites que tienen un sabor “neutro”.

Ver también: Lo que necesitas saber de los aceites comestibles

¿Cuál es el mejor aceite?

aceites esenciales

El aceite de coco es su mejor opción en general lo que resulta el aceite más saludable para freír. Después de 8 horas de uso continuo para freír a 365 °F (180 °C), su calidad no se deteriora. Más del 90% de los ácidos grasos en el aceite de coco están saturados por eso es muy resistente al calor.

Las grasas saturadas solían considerarse poco saludables, pero nuevos estudios muestran que son una fuente de energía completamente inocua para los humanos. Además, el aceite de coco tiene numerosos beneficios para la salud. Por ejemplo, puede ayudar a matar bacterias y a virus dañinos e incluso puede ayudarlo a perder grasa abdominal.

Tenga en cuenta que algunas variedades pueden dejar un sabor o aroma a coco por lo que se recomienda probar algunas marcas diferentes, según sus preferencias. Las grasas animales también son excelentes opciones para freír. Esto incluye grasas como: manteca de cerdo, sebo y grasas que gotean. Saben muy bien, agregan textura crujiente y no se dañan fácilmente cuando se fríen.

La mayoría de los ácidos grasos en las grasas animales son saturados y monoinsaturados lo que los hace muy resistentes a altas temperaturas. Sin embargo, el contenido de ácidos grasos puede variar, depende de la dieta del animal. Los animales que fueron alimentados con granos, a diferencia de los animales criados en pasturas o pasto, pueden tener muchos más ácidos grasos poliinsaturados en sus reservas de grasa.

Por lo tanto, solo debe considerarse buena opción la grasa animal de animales alimentados naturalmente. Puede comprar manteca de cerdo confeccionada en la tienda o guardar los goteos de la carne para usarlos en otro momento.

Otras buenas opciones para considerar

Aceite de oliva

aceite-de-oliva

Es una de las grasas más saludables en la tierra. Posee ácidos grasos monoinsaturados muy altos que tienen solo un doble enlace. Al igual que las grasas saturadas, las grasas monoinsaturadas son altamente resistentes al calor.           El aceite de oliva se puede usar en una freidora por más de 24 horas antes de que se oxide.

En teoría, esto lo convierte en una gran opción para freír. Sin embargo, el sabor y la fragancia del aceite de oliva pueden no mantenerse bien cuando se calienta durante un largo tiempo.

Aceite de aguacate

La composición del aceite de aguacate es similar al de oliva. Principalmente, es monoinsaturado con algunas grasas saturadas y poliinsaturadas mezcladas.

Tiene un punto de humo extremadamente alto (520 ° F / 270 °C) y un sabor ligero a nuez.

Aceite de cacahuete (maní)

Aceite de cacahuete

El aceite de cacahuete tiene un alto punto de humo de alrededor de 446 °F (230 °C).

Es muy popular para freír en profundidad debido a su sabor neutro. Tampoco absorbe el sabor de los alimentos por lo que puede usarse repetidamente para freír diferentes comestibles.

Desde una perspectiva de salud, sin embargo, el aceite de maní no es muy deseable. Es algo alto en grasas poliinsaturadas (aproximadamente 32%), lo hace vulnerable al daño a altas temperaturas.

Te recomendamos leer: Pastel de mantequilla de maní o cacahuete con glaseado

Aceite de palma

Este se compone, principalmente, de grasas saturadas y monoinsaturadas por lo que es una gran opción para freír.

Se dice que el sabor es bastante neutro, particularmente, el de la variedad sin refinar conocida como aceite de palma roja.

No obstante, se han expresado serias preocupaciones sobre la sostenibilidad de la recolección del aceite de palma.

Grasas y aceites que no deberían usarse para freír

frituras

Hay varias grasas y aceites que definitivamente no debe usar. Esto incluye aceites vegetales industriales. Estos aceites se extraen de las semillas y deben pasar por métodos de procesamiento muy agresivos. Tienen un alto contenido de grasas poliinsaturadas hasta un 4% de los ácidos grasos en ellas son grasas trans-tóxicas.

Si usa estos aceites para freír es probable que resulte grandes cantidades de ácidos grasos oxidados y compuestos dañinos. Evítelos como la peste. Es cierto que con los aceites incorrectos la comida frita es definitivamente mala para la salud. Sin embargo, con los aceites correctos puede disfrutar ocasionalmente de una golosina frita (con preferencia casera) sin la culpa.

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar