El aceite de semillas de chía, un gran antiinflamatorio natural

Valeria Sabater 6 agosto, 2015
Entre los múltiples beneficios del aceite de chía destaca su acción antiinflamatoria, por lo que es muy recomendable para personas que padecen artritis. También nos ayuda a regular la presión sanguínea

El aceite de semillas de chía es la mayor fuente de vegetal de Omega 3, 6 y 9. Es una opción tan saludable y natural que en los últimos años ha adquirido una gran relevancia a nivel médico y culinario.

Los expertos nos dicen que más que aceite, en realidad es “jugo de semillas de chía”, puesto que se elabora mediante un simple prensado en frío y sin añadir ningún otro tipo de aceite o semilla que enturbie sus propiedades naturales.

Entre sus beneficios está su gran acción antiinflamatoria, de ahí que te invitemos a leer este artículo en caso de que sufras artritis reumatoide, síndrome de Crohn, psoriasis… Estamos seguros de que el aceite de semillas de chía te va a encantar.

1. El aceite de chía, imprescindible en tu cocina

Aceite de pescado

Como ya sabes las semillas de chía se han convertido en los últimos años en un complemento muy saludable en nuestra dieta. Son buenas para aliviar el estreñimiento, son ricas en nutrientes y, a su vez, suelen utilizarse también en dietas de adelgazamiento.

Para consumirlas, no tienes más que dejarlas en agua durante 15 minutos para que se ablanden, y después, combinarlas con yogures, zumos, o comerlas simplemente a cucharadas.

Si bien es cierto que su sabor no es muy agradable y que a mucha gente le desagrada ver ese gel que forman las semillas al hincharse, es por ello por lo que han empezado a comercializarse en forma de aceite.

Es fácil de consumir, combina con más alimentos, y no requiere ningún tipo de preparación previa.

Seguro que ahora te estarás preguntando dónde puedes conseguir aceite de semillas de chía. Puesto que está adquiriendo una gran importancia a nivel culinario y médico, puedes encontrarlo tanto en farmacias como en el área especializada de tu supermercado.

Lo venden tanto embotellado como en cápsulas blandas como complemento vitamínico. De esta última forma es un poco más caro. No obstante, sus beneficios están en poder disponer siempre de un aceite que no contiene ningún aditivo.

Además su sabor es delicadamente suave.

Descubre cómo adelgazar incluyendo chía en tu dieta

Veamos ahora los beneficios que nos aporta el aceite de semillas de chía.

1. Aceite de semillas de chía para cuidar del corazón

Las semillas de chía suelen considerarse un superalimento. Ricas en micro y macro nutrientes, son la fuente natural más rica en ácidos grasos omega 3, 6 y 9.

  • Contienen un 62% en omega 3
  • Un 18% en omega 6
  • Un 8% en omega 9

Un equilibrio ideal con el cual proteger la salud de nuestro corazón, evitando inflamaciones para que los músculos cardíacos, las venas y las arterias, estén tan fuertes como elásticos, favoreciendo así la circulación sanguínea.

Puede que te preguntes también si fuentes animales, como los pescados azules, son tan ricos en ácidos grasos omega como el aceite de semillas de chía.

La respuesta es no, puesto que las semillas de chía son fuentes vegetales, y contienen hasta cinco veces menos de ácidos grasos saturados que, por ejemplo, el salmón.

Este aceite no elevará pues tu colesterol malo (LDL), por lo que puedes consumirlo siempre que quieras. Además, regulará tu presión sanguínea, y te ayudará a prevenir el nivel de grasa en sangre.

Descubre cómo reducir el colesterol de modo natural

2. La acción antiinflamatoria del aceite de semillas de chía

7-Ejercicios-de-mano-para-aliviar-dolor-de-la-artritis

Si padeces de artritis reumatoide, no lo dudes: consume este aceite. Tiene como principal propiedad luchar contra esas enfermedades que cursan con inflamación de diferentes tejidos, como por ejemplo, el síndrome de Crohn, la psoriasis, etc.

¿Qué te parece empezar el día con una cucharada de aceite de semillas de chía (25 g) con unas gotitas de jugo de limón?  Te irá muy bien.

3. Es bueno para nuestra salud cerebral

No podemos olvidar que el aceite de semillas de chía dispone de una alta cantidad de antioxidantes. Ello, sumado a la acción de los ácidos grasos omega 3, 6 y 9, consigue proteger la salud de las membranas celulares y de las estructuras cerebrales, luchando contra el deterioro de las capacidades cognitivas.

Nos ayuda a prevenir el alzhéimer y es un remedio ideal cuando, por ejemplo, hemos cumplido los 60 años. Mejora nuestros procesos cognitivos y la memoria.

Conoce la cura de aceite de oliva y limón para tus mañanas

¿Cómo debo consumir aceite de semillas de chía?

El-aceite-de-argán-y-la-salud-interna

Algo que debes saber es que este aceite no contiene gluten, así que si alguien en tu familia tiene este tipo de intolerancia, va a ser una excelente opción.

El consumo de aceite de chía es tan beneficioso como práctico. Puedes incluirlo en cualquiera de tus guisos porque no altera el sabor. Es delicioso en nuestras ensaladas e incluso en las clásicas tostadas del desayuno.

No obstante, para beneficiarnos de su acción antiinfamatoria, es recomendable consumirlo crudo. Una cucharada por la mañana (25 g) con unas gotitas de jugo de limón es, sin duda, una medicina muy adecuada que te va a servir de ayuda.

Tampoco olvides que el aceite de semillas de chía es excelente para su uso cosmético: te ayudará a suavizar las arrugas, a tonificar la piel y a le aportará elasticidad.

¿Empezamos a probarlo hoy mismo?

Te puede gustar