Aceites esenciales para la neuropatía en personas con diabetes

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio Alonso Castrillejo el 7 febrero, 2019
Daniela Castro · 8 febrero, 2019
Por sus propiedades analgésicas y calmantes, los aceites esenciales parecen incidir de forma positiva en el tratamiento de la neuropatía en pacientes con diabetes. Descubre cómo utilizarlos.

Los aceites esenciales son conocidos por sus propiedades terapéuticas desde hace cientos de años. Se reconocen por su capacidad para mejorar el bienestar físico y mental, especialmente ante ciertas afecciones. Por eso, no es extraño que puedan emplearse como complemento para tratar la neuropatía en personas con diabetes.

Esta condición es una complicación grave que se caracteriza por el daño progresivo de los nervios a causa de los niveles altos de azúcar en la sangre. Puede llegar a ser asintomática, pero por lo general causa entumecimiento, dolor y otros malestares en las extremidades. Asimismo, en casos graves, compromete la salud digestiva y cardíaca.

¿Cómo pueden ayudar los aceites esenciales? Aunque se requieren más evidencias científicas para confirmar sus efectos, algunos estudios sugieren que su aplicación como parte del tratamiento puede ayudar a minimizar algunos de estos síntomas. Veamos a continuación los detalles.

¿Qué es la neuropatía diabética?

Médico con la leyenda "Neuropathy"
La neuropatía aparece por el daño de los altos niveles de glucosa a las células nerviosas.

Antes de entrar en detalle de cómo ayudan los aceites esenciales a tratar la neuropatía en personas con diabetes, es primordial aclarar los conceptos básicos de este problema. Como ya lo mencionamos, se trata de una complicación grave y frecuente de la diabetes tipo 1 y 2.

Se produce debido a los niveles altos de glucosa en la sangre a largo plazo, especialmente cuando no hay un control adecuado. Producto de esto, los nervios sufren daños y las áreas afectadas empiezan a manifestar dolor, entumecimiento y muchos otros síntomas que tienden a empeorar.

Incluso, cuando la condición es severa y prolongada, los pacientes son vulnerables a tener lesiones e infecciones difíciles de tratar. Debido a la mala cicatrización que surge a raíz del descontrol de glucosa, estos casos pueden acabar en una amputación.

Descubre: Cómo afecta la diabetes al aparato digestivo

Tipos de neuropatía diabética

El término neuropatía se emplea para hacer referencia a varios tipos de daños en los nervios. En el caso de los pacientes con diabetes se pueden distinguir cuatro tipos principales de neuropatía. Estos son:

  • Neuropatía periférica: es la forma más común. Afecta principalmente a los pies y las piernas, pero también puede comprometer los brazos y manos.
  • Neuropatía autonómica: afecta el sistema nervioso autónomo. Por eso, conduce a problemas de digestión, enfermedades cardiovasculares y disfunciones sexuales.
  • Mononeuropatía: también llamada neuropatía focal. Ocurre cuando hay un daño en un nervio específico o un grupo de nervios, lo que produce debilidad en la zona afectada. Por lo general afecta a la mano, cabeza, torso y piernas.
  • Neuropatía proximal: es una forma rara de neuropatía. A menudo afecta a las caderas, nalgas y muslos, provocando dolor repentino y debilidad muscular.

Causas de la neuropatía diabética

Pie de diabético en consulta médica
Es necesario un estricto control de la glucemia durante la diabetes para evitar la neuropatía.

Los pacientes con diabetes son susceptibles a tener algún tipo de neuropatía debido a los niveles altos de azúcar en la sangre. El riesgo es superior cuando el problema no se controla por un largo periodo de tiempo. Otros factores que inciden en su desarrollo son:

  • Daño en los vasos sanguíneos debido a los niveles elevados de colesterol
  • Lesiones mecánicas, como la que causa el síndrome del túnel carpiano
  • Malos hábitos, como fumar y consumir bebidas alcohólicas
  • Deficiencia de vitamina B12

Síntomas de la neuropatía diabética

Los síntomas de la neuropatía varían en cada paciente, de acuerdo a los nervios afectados. En gran parte de los casos, la primera zona afectada son los pies. Allí se puede percibir molestias como pinchazos y dolor. Otras manifestaciones clínicas son:

  • Sensibilidad al tacto
  • Pérdida del sentido del tacto
  • Problemas de coordinación al caminar
  • Sensación de entumecimiento o dolor en las manos o pies
  • Ardor en los pies, especialmente de noche.
  • Debilidad muscular
  • Hinchazón o plenitud
  • Náuseas, indigestión o vómitos
  • Diarrea o estreñimiento
  • Mareo y sudoración excesiva
  • Problemas en la vejiga, como vaciamiento incompleto
  • Sequedad vaginal
  • Disfunción eréctil
  • Problemas de visión, como la visión doble
  • Aumento de la frecuencia cardíaca

¿Cómo ayudan los aceites esenciales a tratar la neuropatía en personas con diabetes?

Aceites esenciales en botes
Los efectos antiinflamatorios de algunos aceites esenciales pueden ayudar a mitigar los síntomas de la neuropatía diabética.

Los aceites esenciales se usan en la medicina natural como aliados para aliviar varios síntomas y problemas de salud. Su uso, especialmente en aromaterapia, puede acelerar el periodo de recuperación de ciertas afecciones. También pueden contribuir a aliviar:

  • Cortes, rasguños e infecciones
  • Desequilibrios hormonales
  • Estados de estrés, tensión y ansiedad
  • Problemas de sueño

En este caso en particular, pueden ser un buen complemento para tratar la neuropatía en personas con diabetes. De hecho, sus beneficios incluyen el alivio del dolor y una mejor digestión. ¿Cómo funcionan?

Aceites esenciales para la neuropatía diabética

Los aceites esenciales de menta, manzanilla romana y lavanda pueden ser beneficiosos para tratar le neuropatía en personas con diabetes. Aunque se requieren más investigaciones para evaluar sus efectos, riesgos y beneficios, hay quienes han encontrado en este tratamiento cierta sensación de alivio.

  • Menta: tiene un ligero efecto analgésico que ayuda a disminuir el dolor. Además, actúa como relajante muscular y favorece el alivio de los problemas digestivos.
  • Manzanilla romana: un estudio que se realizó en 2014 concluyó que esta planta puede ayudar en el tratamiento de trastornos inflamatorios. Inclusive, ayuda a combatir el estrés oxidativo.
  • Lavanda: conocida por su acción relajante y analgésica, la lavanda es otro de los aceites esenciales para tratar la neuropatía en personas con diabetes. Sus propiedades mejoran la calidad de sueño, relajan los músculos y disminuyen el dolor.

Te gustará leer: Síndrome de Alpers: una enfermedad neurológica rara y progresiva

¿Cómo utilizar estos aceites?

La administración de los aceites esenciales se puede hacer de varias formas. Para el alivio del dolor suele emplearse de manera tópica, siempre diluido en un aceite portador como el aceite de coco u oliva. Esto evita que el aceite esencial puro cause irritación en la piel.

Otra manera de emplearlos es diluyendo una pequeña cantidad en el agua de baño. Esto permite aprovechar sus propiedades aromáticas y, a su vez, los componentes que se absorben a través de la piel. Ambas soluciones pueden minimizar algunos de los síntomas asociados con el daño de los nervios.

Riesgos y advertencias

La efectividad del uso de aceites esenciales para tratar la neuropatía en personas con diabetes puede variar. Dado que se requieren más evidencias para comprobar su acción, es probable que no funcione igual en todos los pacientes. Ahora bien, es fundamental asegurarse de usar aceites esenciales 100 % puros.

En el mercado venden algunos aceites de baja calidad que no brindan los mismos beneficios. Asimismo, es primordial asegurarse de la calidad de los aceites portadores. Para evitar reacciones alérgicas, lo ideal es hacer una pequeña prueba del producto en una zona pequeña de la piel.

En caso de notar brotes, hinchazón o manchas rojas, suspenda su uso. En caso de embarazo se debe consultar al médico antes de utilizarlos. Finalmente, cabe recordar que no se deben ingerir por ningún motivo.

  • Yagihashi, S., & Mizukami, H. (2017). Diabetic neuropathy. In Diabetes and Aging-related Complications. https://doi.org/10.1007/978-981-10-4376-5_3
  • Callaghan, B. C., Cheng, H. T., Stables, C. L., Smith, A. L., & Feldman, E. L. (2012). Diabetic neuropathy: Clinical manifestations and current treatments. The Lancet Neurology. https://doi.org/10.1016/S1474-4422(12)70065-0
  • Zhao, J., Khan, S. I., Wang, M., Vasquez, Y., Yang, M. H., Avula, B., … Khan, I. A. (2014). Octulosonic acid derivatives from Roman chamomile (Chamaemelum nobile) with activities against inflammation and metabolic disorder. Journal of Natural Products. https://doi.org/10.1021/np400780n
  • Davies, S. J., Harding, L. M., & Baranowski, A. P. (2002). A novel treatment of postherpetic neuralgia using peppermint oil. Clinical Journal of Pain. https://doi.org/10.1097/00002508-200205000-00011
  • Cavanagh, H. M. A., & Wilkinson, J. M. (2002). Biological activities of lavender essential oil. Phytotherapy Research. https://doi.org/10.1002/ptr.1103
  • Hajhashemi, V., Ghannadi, A., & Sharif, B. (2003). Anti-inflammatory and analgesic properties of the leaf extracts and essential oil of Lavandula angustifolia Mill. Journal of Ethnopharmacology. https://doi.org/10.1016/S0378-8741(03)00234-4