Aceites esenciales para sentirte calmado

Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
27 julio, 2019
Ya sea a través de masajes, baños aromáticos o mediante la inhalación, los aceites esenciales te ayudarán a conseguir una mejora física y psicológica.

La aromaterapia consiste en la curación con aceites esenciales de plantas, cortezas, hierbas y flores para relajar. Se inhalan, ingieren o se vierten durante el baño para conseguir una mejora física y psicológica. Por eso, hoy descubrirás algunos aceites esenciales para sentirte calmado.

El estrés y la ansiedad están muy presentes en la vida de muchas personas. Aunque, como bien señalan algunos estudios, es una reacción normal del organismo.

Pero, puede volverse desadaptativa cuando aparece en contextos donde no existe ningún estímulo que pueda derivar en estrés o ansiedad.

Por eso, algunos aceites esenciales para sentirte calmado te pueden ayudar a estar más tranquilo y mantener alejados el estrés y la ansiedad.

Beneficios de los aceites esenciales

El aceite esencial de árbol de té puede ayudarte a erradicar los hongos en las uñas

Existen muchos estudios e investigaciones como Efecto de los aceites esenciales en los síntomas emocionales de la ansiedad, depresión y estrés una revisión literaria que siguen estudiando los beneficios de estos aceites. Algunos son los siguientes:

  • Ayudan a tratar problemas en el sistema nervioso como el estrés, ansiedad o depresión.
  • Mejora la función del sistema respiratorio.
  • Alivia el dolor muscular y reduce la inflamación.
  • Combate infecciones en la piel.
  • Reduce los problemas de insomnio.
  • Acelera la circulación sanguínea.

Métodos de aplicación

Con todos los beneficios que tienen los aceites esenciales para sentirte calmado, existen diferentes maneras de utilizarlos con este propósito:

  • Inhalación: es el método clásico para aprovechar las propiedades de los aceites esenciales, puede ser de forma directa o indirecta. Consiste en poner unas cuantas gotas de aceite en un pañuelo e inhalar suavemente. De igual manera, se puede colocar la esencia en un tazón de agua caliente y usarlo en forma de vapor.
  • Masaje: los aceites se aplican directamente sobre la piel, dando masajes.
  • Baños aromáticos: consiste en un baño de agua tibia que contiene aceites esenciales.
  • Cataplasmas frías o calientes: sirve específicamente para problemas en la piel y dolores musculares.

Lee también: Aceites esenciales que purifican y desintoxican tu cuerpo

Sin embargo, a pesar de los beneficios y las diferentes formas de aplicarlos nunca debemos aplicar los aceites esenciales directamente sobre la piel y, mucho menos ingerirlos.

Asimismo, tampoco debemos exponernos al sol tras darnos un masaje con ellos. Con todo, no podemos olvidarnos que están contraindicados en bebés y que debemos mantenerlos alejados de los ojos y mucosas.

Diferentes aceites esenciales para sentirte calmado

Lavanda

aceite-lavanda

El aceite esencial de lavanda es uno de los mejores para calmar el sistema nervioso, sobre todo si se trata de bajar la presión arterial y la temperatura en la piel. 

Además, la lavanda también ayuda a combatir el insomnio, reduce la ansiedad y la depresión. La esencia de esta planta estimula las vías cerebrales, transformando nuestra respuesta emocional ante diferentes situaciones.

Sin embargo, es importante controlar su uso, particularmente en el caso de las personas que sufren alergia. Puesto que tiene efectos similares al estrógeno y se deben tomar medidas preventivas.

Limón yuzu

Se trata de una fruta cítrica amarilla del este de Asia. Entre sus principales propiedades está la de calmar el sistema nervioso central, puesto que tiene efectos relajantes, ansiolíticos y somníferos.

Para obtener la esencia del yuzu es necesario que la cáscara pase por un proceso de destilación por corriente a vapor. De esta forma se obtiene el aceite esencial, rico en limoneno, gamma-terpineno y falandreno.

Al inhalarlo, nuestros sentidos experimentan una mezcla de aromas como azahar, mandarina y naranjo amargo.

Vainilla

Vainilla

Esta sustancia se extrae directamente de la planta de vainilla. Por lo regular, crece en diferentes zonas de América, sobre todo en el área tropical. Este fruto se utiliza como saborizante, pero también tiene propiedades:

  • Antioxidantes.
  • Tranquilizantes.
  • Relajantes.
  • Digestivas.
  • Afrodisíacas.

En la aromaterapia ayuda a revitalizar el cuerpo y canalizar la carga emocional. También alivia la depresión y la ansiedad, particularmente, tiene un efecto relajante en el sistema nervioso.

De hecho, estas propiedades fueron corroboradas en un estudio realizado en ratones, publicado por la Indian Journal of Pharmacology. De acuerdo con la investigación, la actividad antidepresiva de la vainilla en ratones es comparable con la que produce la fluoxetina.

Si bien se requieren más investigaciones para evaluar estos efectos, especialmente en humanos, desde hace cientos de años se emplea como parte de terapias para la relajación. Además, cabe añadir que funciona como un balsámico eficaz para el tratamiento de las heridas y úlceras.

Jazmín

El jazmín es una planta yang proveniente de China. El aceite se extrae de un arbusto donde brotan racimos de flores blancas o marrón claro. Por lo general, crece en ambientes tropicales y templados. Se conoce la existencia de 20 tipos de jazmines.

El jazmín ayuda a sanar a nivel físico y  mental. Entre sus propiedades terapéuticas resaltan su efecto estimulante, analgésico, antiinflamatorio, antiséptico y bactericida.

La esencia de jazmín sirve para ayudar a elevar el ánimo. Relaja y disminuye el estrés, puesto que al inhalarla te da una sensación de calma y paz.

En cuanto a belleza, tiene propiedades astringentes que bien pueden utilizarse en cremas. También ayuda a relajar los músculos, reducir dolores y espasmos.

Te recomendamos: ¿Cómo dar un buen masaje relajante en los pies?

Menta

aceites esenciales para aliviar la migraña

Este aceite se deriva de las hojas de la planta de menta, que es un híbrido de la menta acuática y la hierbabuena. Gracias a sus efectos energéticos controla el estrés, reduce los trastornos nerviosos y la fatiga mental.

Su alto contenido de mentol la convierte en el mejor remedio para los espasmos abdominales. Además, ayuda a liberar las flemas que se alojan en el tracto respiratorio gracias a su efecto expectorante.

Por otro lado, reduce el dolor en los músculos. En cuanto a productos de belleza, tiene propiedades antisépticas y antimicrobianas que favorecen el estado de la piel y el cabello.

Ahora que ya conoces todos los aceites esenciales para sentirte calmado, ¿cuál escogerás para probarlo?

  • Damian, P., & Damian, K. (1997). Aromaterapia: El olor y la psique: Utilización de los aceites esenciales para el bienestar físico y emocional. Inner Traditions/Bear & Co.
  • Ryman, D. (1995). Aromaterapia: enciclopedia de las plantas aromáticas y de sus aceites esenciales. Editorial Kairós.
  • Sánchez, M. F. O. (2006). Manual práctico de aceites esenciales, aromas y perfumes. aiyana ediciones.
  • Shoeb A, Chowta M, Pallempati G, Rai A, Singh A. Evaluation of antidepressant activity of vanillin in mice. Indian J Pharmacol. 2013;45(2):141–144. doi:10.4103/0253-7613.108292