7 tratamientos caseros para las llagas de la boca

Daniela Echeverri Castro·
19 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
21 Noviembre, 2018
Por sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, algunos remedios caseros, como los que presentamos aquí, pueden ayudar a aliviar las molestias de las llagas de en boca.
 

Las aftas o llagas en la boca son pequeñas úlceras superficiales de color blanquecino y bordes rojos que pueden aparecer en cualquier parte de la mucosa bucal, pero no se presenta en la parte externa de la boca. Sin embargo, su aparición puede alertar de varias situaciones como:

Las llagas de la boca no son contagiosas. Sin embargo, pese a que desaparecen por sí mismas después de algunos días, siempre es conveniente emplear algún tipo de tratamiento para intentar aliviar sus los síntomas, acelerar su recuperación y prevenir su infección.

7 remedios caseros para aliviar los síntomas de las llagas de la boca

Aunque no todos estos remedios han sido validados por la ciencia, según la sabiduría popular pueden ser útiles a la hora de aliviar los síntomas de las llagas de la boca.

1. Ajo

El ajo no es un alimento antibiótico.
El ajo es un alimento que forma parte de la lista de los supuestos antibióticos naturales.

El ajo es un alimento que, por sus propiedades antisépticas y antibacterianas, como señala esta publicación de Microbes and Infection, puede ayudar a evitar la infección de la llagas de la boca.

 

Para obtener sus beneficios, puedes triturar un diente de ajo y aplicarte la pasta sobre la llaga durante 2 o 3 minutos. A continuación, enjuaga con abundante agua.

Puede que te interese: Beneficios del consumo de ajo

2. Bicarbonato de sodio para las llagas de la boca

El bicarbonato de sodio es una sustancia muy abrasiva que aplicada directamente sobre las aftas puede causar dolor intenso y ardor en la zona, por lo que no es aconsejable utilizarlo.

Si bien es cierto que es un remedio muy popular, esto no quiere decir que sea la mejor opción o la más eficaz para todos los casos. Además, hay que tener mucho cuidado con él, incluso al darle uso como enjuague.

El bicarbonato puede ayudar a aliviar algunos síntomas, como señala esta información de la Mayo Clinic, pero para ello, en vez de aplicarlo directamente, has de diluir una cucharada de bicarbonato en un vaso de agua y hacer enjuagues durante un periodo de tiempo corto.

3. Extracto de semillas de pomelo

Los extractos naturales que se obtienen de las semillas de pomelo tienen propiedades antibacterianas, como señala esta investigación publicada en Acta Pharmeceutica, que podrían ayudar a destruir los gérmenes que provocan infecciones en la boca.

Además, se dice que estas semillas contienen antioxidantes que ayudan a sanar la piel lesionada, a la vez que reducen su inflamación y evitan el mal olor que sale de la llaga.

Añade varias gotas de extracto de pomelo en un vaso con agua tibia y, después del cepillado, úsalo como enjuague bucal. Puedes repetir su aplicación hasta 3 veces al día.

 

4. Aceite de menta

aceite esencial de menta para combatir la caída de cabello

El aceite esencial de menta cuenta con activos antiinflamatorios y antisépticos que podrían ayudar a evitar las infecciones en las llagas bucales. Empapa un hisopo de algodón con aceite de menta y pásalo con cuidado sobre la llaga. Repite su uso 2 o 3 veces al día, según lo consideres necesario.

5. Agua oxigenada para las llagas de la boca

Por su poder desinfectante, el agua oxigenada también puede emplearse como remedio casero para aliviar las molestias de las llagas bucales, según muestra este estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de BarcelonaSu uso directo favorece la recuperación de los tejidos afectados y, de paso, evita que las bacterias se proliferen.

Así pues, usa el agua oxigenada es como enjuague bucal. Para ello, añade una cucharada de agua oxigenada a un vaso de agua y enjuágate bien toda la boca.

Otra forma de empleo es empapar un hisopo de algodón en agua oxigenada y pasarlo a toques suaves sobre las llagas de la boca. Puedes repetir su uso 3 o 4 veces al día.

6. Yogur natural

Hay una creencia popular que dice que el ácido láctico que contiene el yogur sirve para regular el pH de la mucosa de la boca, y que, de esta forma, actúa neutralizando los ácidos, y aumenta la presencia de bacterias saludables.

 

Sin embargo, no hay suficientes evidencias científicas que lo demuestren. No obstante, y bajo tu responsabilidad, puedes probar a consumir medio vaso de yogur natural al día y aplicalo sobre las áreas afectadas.

7. Pasta de cúrcuma

Beneficios que aporta la cúrcuma
La curcumina, el compuesto activo de la cúrcuma, ha mostrado tener propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Una pasta elaborada con cúrcuma puede convertirse en una solución efectiva para aliviar las molestias de las llagas de la boca. Incluso, podría resultar de utilidad en otros problemas que afectan la salud bucodental.

Esta raíz cuenta con una sustancia activa llamada ‘curcumina’ que, además de su color característico, le confiere propiedades antiinflamatorias y antibióticas, como muestra esta publicación de PPAR Research.

Puedes coger una pequeña cantidad de cúrcuma en polvo, humedécela con un poco de agua y, tras obtener una pasta, aplícala sobre la llaga. Deja que la pasta de cúrcuma actúe 2 o 3 minutos y enjuaga con abundante agua.

Descubre: Las ventajas del consumo de curcumina

Sobre las llagas de la boca

A pesar no ser un problema de saluda grave, si las llagas de la boca no desaparecen en 2 semanas, aproximadamente, van acompañadas de fiebre o son demasiado frecuentes, lo más recomendables es que vayas al médico para que te proporcione un diagnóstico y tratamiento adecuado ya que, como se hemos mencionado, podrían ser una señal de otros problemas de salud.