7 tratamientos caseros para las llagas de la boca

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antibiacterianas estos remedios caseros nos ayudan a que las llagas de la boca desaparezcan más rápidamente

Las llagas o aftas en la boca son pequeñas úlceras superficiales de color blanquecino y bordes rojos. Pueden aparecer en cualquier parte de  la mucosa bucal. No se presenta en la parte externa de la boca.

Sin embargo, su aparición puede alertar de varias situaciones como:

  • Debilitamiento del sistema inmunitario.
  • Alto nivel de estrés.
  • Lesiones en la boca.
  • Hábitos de higiene deficientes.

Las llagas de la boca no son contagiosas. Sin embargo, pese a que desaparecen por sí mismas después de algunos días, siempre es conveniente emplear algún tipo de tratamiento para acelerar su recuperación y prevenir su infección.

Te contamos 7 tratamientos caseros que, a partir de ingredientes naturales, pueden ayudarte a acelerar su curación.

 

1. Ajo

ajo prensado para las llagas de la boca

El ajo es un ingrediente por sus propiedades antisépticas y antibacterianas, ayuda a evitar la infección de la llagas de la boca.

La alicina es su ingrediente activo, también ayuda a desinflamar las llagas. Además activa la regeneración celular para lograr una rápida cicatrización de la piel.

Para su empleo, tritura un diente de ajo y aplica la pasta sobre la llaga durante 2 o 3 minutos. A continuación, enjuaga con abundante agua y repite 2 veces al día.

 Lee también: Cómo utilizar el ajo para combatir infecciones intestinales

2. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio aplicado directamente sobre las aftas puede causar dolor intenso y ardor en la zona, por lo que no es aconsejado.

El bicarbonato ayuda a curarlas más rápido cuando disminuye el pH de la saliva, pero para ello, en ves de aplicarlo directamente, debes diluir una cucharada de bicarbonato en un vaso de agua y hacer enjuagues dos o tres veces al día.

3. Extracto de semillas de pomelo

Los extractos naturales que se obtienen de las semillas de pomelo, tienen propiedades antibacterianas que ayudan a destruir los gérmenes que provocan infecciones en la boca.

Contienen antioxidantes que ayudan a proteger  la piel lesionada, a la vez que reducen su inflamación y evitan el mal olor.

Agrega varias gotas de extracto de pomelo en un vaso con agua tibia y, después del cepillado, úsalo como enjuague bucal. Repite su aplicación hasta 3 veces al día.

4. Aceite de menta

aceite de menta par las llagas de la boca

 

El aceite esencial de menta cuenta con activos antiinflamatorios y antisépticos que ayudan a evitar las infecciones en las llagas bucales.

Empapa un hisopo de algodón con aceite de menta y pásalo con cuidado sobre la llaga. Repite su uso 2 o 3 veces al día, según lo consideres necesario.

5. Agua oxigenada

Por su poder desinfectante , el agua oxigenada también puede emplearse como remedio casero para acelerar la curación de las llagas bucales. Su uso directo favorece la recuperación de los tejidos afectados y, de paso, evita que las bacterias se proliferen.

Para su aplicación, empapa un hisopo de algodón en agua oxigenada y pásalo a toques suaves sobre las llagas de la boca. Repite su uso 3 o 4 veces al día.

Otra forma de empleo del agua oxigenada es como enjuague. Para ello, añade una cucharada de agua oxigenada a un vaso de agua y haz enjuagues.

6. Yogur natural

El ácido láctico que contiene el yogur sirve para regular el pH de la mucosa de la boca. De esta forma, actúa neutralizando los ácidos, y aumenta la presencia de bacterias saludables.

Su aplicación directa mejora el estado de la zona afectada por las aftas. Además, evita la aparición de infecciones.

Se reconienda consumir por lo menos, medio vaso de yogur natural al día, asegurándote de aplicarlo sobre las áreas afectadas.

Lee también: 9 usos que le puedes dar al yogur natural en la salud y la belleza

7. Pasta de cúrcuma

Cúrcuma

Una pasta elaborada con cúrcuma puede convertirse en una solución efectiva para tratar las llagas de la boca. Incluso resulta de utilidad en  otros problemas que afectan la salud bucodental.

Esta raíz cuenta con una sustancia activa llamada curcumina que, además de su color característico, le confiere propiedades antiinflamatorias y antibióticas.

Toma una pequeña cantidad de cúrcuma en polvo, humedécela con un poco de agua y, tras obtener una pasta, aplícala sobre la llaga. Deja que la pasta de cúrcuma actúe 2 o 3 minutos y enjuaga. Se aconseja repetir dos o tres veces al día.

 

 

 

 

  • Rioboo, M., & Bascones, A. (2011). Aftas de la mucosa oral. Avances En Odontoestomatología.

  • Martínez, G. J. (2010). Los remedios naturales en la prevención y cuidado de la salud oral de los tobas del Chaco Central (Argentina). Boletin Latinoamericano y Del Caribe de Plantas Medicinales y Aromaticas.

  • Rosa, A. F., Costa, S. B. da, Silva, P. R. S., Roxo, C. D. M. N., Machado, G. S., Teixeira, A. A. A., … Zagallo, M. J. L. (1999). Estudo descritivo de alterações odontológicas verificadas em 400 jogadores de futebol^ipt; Descriptive study of odontological alterations verified in four hundred soccer players^ien. Rev.Bras.Med.Esporte. https://doi.org/10.1590/S1517-86921999000200004