Ácido hialurónico: la belleza se puede producir

Yamila Papa Pintor · 9 noviembre, 2017
¿Sabías que, al igual que ocurre con el colágeno, nuestro cuerpo produce ácido hialurónico y que podemos estimular su producción si seguimos una dieta con los alimentos adecuados?

Últimamente se habla bastante del ácido hialurónico por formar parte de los más novedosos tratamientos de belleza usados por las celebridades. No obstante, lo que muchos no saben es que se trata de un elemento presente en nuestro cuerpo y que puede sintetizarse de forma natural.

Por eso, en este artículo queremos contarte qué es y para qué sirve el ácido hialurónico, así como qué alimentos podemos incorporar a nuestra dieta para estimular su producción.

¿Qué es y para qué sirve el ácido hialurónico?

Junto con el colágeno, este ácido es un gran aliado para luchar contra las arrugas y la falta de vitalidad en nuestra piel causadas por el paso de los años. Se encuentra de forma natural en la mayoría de nuestros tejidos, órganos, cartílagos y, por supuesto, dermis.

Cuando vamos creciendo el ácido hialurónico empieza a disminuir de forma considerable. A partir de los 35 años desciende de manera estrepitosa en el rostro y otras partes del cuerpo. Los signos más destacados de la falta de este compuesto son el envejecimiento, las líneas de expresión y la flacidez.

Una de las principales características de este ácido es su capacidad para retener el agua e hidratar la piel. Le aporta un aspecto más terso a la dermis y es perfecto para “rellenar” las arrugas. Por eso, se usa en la medicina estética desde los años 90 en forma de inyectables para devolverle volumen y buen aspecto a la piel.

Mujer con la piel del rostro tersa gracias al ácido hialurónico

Cuanto más pasan los años, más se nota la escasez de este compuesto en nuestra dermis. De hecho, las zonas donde más nos hace falta el ácido hialurónico son:

  • Comisura y contorno de los labios.
  • Pómulos.
  • Surcos nasogenianos (a los costados de la nariz).
  • Patas de gallo (en los laterales externos de los ojos).

¿Quieres conocer más? Lee: 5 trucos de maquillaje para un rostro más delgado

Cómo sintetizar ácido hialurónico de forma natural

Este ácido, conocido como “fuente de la juventud”, es un nutriente muy importante que no solo sirve para reducir las arrugas y mejorar la piel sino también para reforzar el sistema de defensas y reparar los tejidos dañados por heridas.

Por eso, para contrarrestar la pérdida de ácido hialurónico provocado por el paso del tiempo te recomendamos que consumas los alimentos que te explicamos a continuación.

Carnes magras

Los cortes de carne sin grasas ayudan a producir colágeno sin necesidad de pasar por cirugías o tratamientos costosos. Por otro lado, aportan ácido hialurónico para curar heridas y fortalecer tejidos conectivos. En este sentido, es aconsejable que añadas a tu dieta:

  • Cordero.
  • Res.
  • Ternera.
  • Pato.
  • Pavo.

Gelatina

Un alimento muy consumido en verano cuando queremos perder peso o para los niños. La gelatina tiene mucho ácido hialurónico y, además, es fresca, rica y baja en calorías. Para mejorar el estado de los tejidos consume todos los días una porción.

Es bueno saber que la gelatina que comas no irá a parar únicamente a la hidratación de la piel, ya que el metabolismo la repartirá entre las articulaciones y líquido sinovial. No obstante, se trata de una fuente perfecta de ese ácido que tanto necesitamos.

Persona volcando agua sobre gelatina

Aceite de hígado de bacalao

Se puede conseguir en las dietéticas y tiendas naturistas. Además de ácido hialurónico, también nos aporta vitamina A. Juntos evitan el envejecimiento prematuro de la piel, favorecen la producción de colágeno y reducen las arrugas. La dosis necesaria es muy pequeña, tan solo una cucharada diaria.

Verduras

Las verduras y hortalizas son una perfecta fuente de nutrientes y vitaminas y también de ácido hialurónico. Entre las que más lo aportan encontramos las patatas y las acelgas. Eso sí: no las comas fritas, porque el efecto es contrario al esperado.

Además, estas verduras tienen zinc, un nutriente necesario para producir colágeno. Por eso, no dudes en ingerir verduras con una buena cantidad de vitaminas y beta-caroteno como, por ejemplo, tomates, pimientos, zanahorias y remolachas.

Cómo ocultar las verduras en las comidas para niños

Frutas

Por supuesto no pueden faltar en un listado que nos sirva para llevar una vida más sana y tener una piel saludable y joven. Elige las frutas que aporten mucha vitamina C porque, además de producir ácido hialurónico, fortalecen las funciones oculares, protegen la piel de los radicales libres y favorecen la cicatrización de las heridas.

Las principales fuentes de vitamina C en las frutas las protagonizan los cítricos (naranja,pomelo) y los frutos rojos (fresa, frambuesa, cereza).

No olvides leer: Descubre cómo conservar mejor las frutas que más te gustan

Hierbas aromáticas

Le dan un “toque” muy rico a tus platos al mismo tiempo que aportan nutrientes a tu organismo para traducirse en buena salud y belleza. Elige condimentar tus comidas con perejil, cilantro, romero y albahaca si deseas favorecer la recuperación de la dermis, reducir las arrugas y estimular el metabolismo.

Las hierbas aromáticas permiten tener más ácido hialurónico en nuestra dermis

Por último, nos gustaría destacar la necesidad que tiene nuestro organismo de un buen aporte de magnesio para sintetizar el ácido hialurónico. Puedes encontrarlo en:

  • Plátano, albaricoque, damasco y aguacate.
  • Anacardos, almendras, nueces y castañas de cajú.
  • Guisantes y frijoles.
  • Semillas de girasol.
  • Tofu.
  • Harina de soja.
  • Arroz integral y mijo.
  • Leche.

Además de llevar una dieta equilibrada y consumir los alimentos que ayudan a producir ácido hialurónico, te recomendamos que cumplas con la ingesta de 2 litros de agua por día y que realices deporte. Esto te ayudará a eliminar las toxinas que repercuten en la salud dérmica. Por último, debes saber que no deberías fumas ni beber alcohol o café si quieres un cutis joven.

Cómo añadir ácido hialurónico

Seguramente que conocieras los múltiples beneficios de ingerir estos alimentos, pero ¿sabías que también repercutía positivamente en la salud y estética de la piel? Ya tienes una razón más para incorporar los hábitos saludables en tu día a día. Te verás más joven y vital.