Ácido Linoleico Conjugado (ALC): efectos en el organismo

15 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Actualmente, existen numerosos estudios en animales de experimentación y en humanos en los que se ha demostrado que el ácido linoleico conjugado reduce la grasa corporal.

El ácido linoleico conjugado es un ácido graso esencial ligeramente modificado. Esta característica le ofrece una serie de efectos saludables para el organismo, especialmente en la regulación del apetito.

A pesar de esto, se le están otorgando muchas propiedades que no están del todo demostradas, por lo que es necesario una adecuada evaluación de su seguridad hacia los consumidores. De no ser así, podrían aparecer efectos no deseados a lo largo del tiempo.

Efectos saludables del ácido linoleico conjugado

Ácido linoleico conjugado

El interés suscitado por el ácido linoleico conjugado durante los últimos años se debe a sus propiedades beneficiosas en el ámbito cardiovascular, así como a su efecto anticancerígeno.

Otras propiedades favorables que también se le han atribuido a este compuesto son las siguientes:

Veamos con más detalle los efectos del ácido linolénico conjugado:

Efecto hipolipemiante y antiteratogénico

Estos dos efectos se han estudiado en modelos animales. El efecto antiteratogénico, es decir, evitar afectaciones al feto en mujeres embarazas, parece ser debido a su acción hipocolesterolémica e hipotrigliceridémica.

Algunos autores han planteado la hipótesis de que los efectos del ácido linoleico conjugado sobre el metabolismo lipídico podrían estar mediados por la activación de factores de trascripción.

Efecto antidiabetógeno

En relación al efecto sobre la enfermedad diabética, se ha comprobado en diversos estudios animales que el ácido linoleico conjugado ejerce una actividad similar a ciertos fármacos que actúan frente a esta enfermedad.

Los ensayos clínicos en pacientes con diabetes tipo 2 a los que se les ha suministrado ácido linoleico conjugado, han demostrado que provoca una importante disminución de la glucosa en ayunas, de la leptina, del índice de masa corporal y del peso.

Lee también: Remedios para la diabetes tipo 2: opciones naturales

Efecto antiadipogénico

Obesidad y sobrepeso

Actualmente, existen numerosos estudios en animales de experimentación y en humanos en los que se ha demostrado que el ácido linoleico conjugado reduce la grasa corporal.

Esta reducción de peso abre la puesta a la posible explotación comercial de este ácido graso como producto útil en la prevención y el tratamiento de la obesidad.

No obstante, este efecto en humanos presenta una serie de controversias, ya que cuando se ha administrado a personas no obesas, no se han observado cambios significativos en la grasa corporal.

La acción del ácido linoleico conjugado sobre la cantidad de grasa corporal parece explicarse a partir de una modificación del balance energético. Es posible que este ácido disminuya la ingesta de alimentos, incremente el fasto energético e, incluso, pueda llegar a producir ambos fenómenos a la vez.

Potencia el sistema inmune

Este es uno de los efectos descubiertos más actualmente, por lo que todavía no hay estudios que lo respalden. Se ha visto que esta sustancia incrementa ciertas inmunoglobulinas, que son células que reconocen a las sustancias extrañas o antígenos.

De esta forma, estos resultados han permitido vislumbrar la utilidad de este ácido graso en la prevención y el tratamiento de algunas alergias alimentarias.

Descubre: El sistema inmune: nuestro ejército contra las enfermedades

Efecto anticancerígeno

Esta propiedad es una de las mejor estudiadas. No solo hay estudios experimentales, sino también en humanos, al igual que ocurre con el efecto antiadipogénico.

Los resultados obtenidos en relación con la prevención del cáncer de mama son superiores al comparar el ácido linoleico conjugado con otros compuestos similares.

El efecto antioxidante, el incremento de la respuesta inmunitaria, la inhibición de la angiogénesis y la metástasis, junto con el incremento de la apoptosis (muerte celular), podrían ser los mecanismos del efecto antitumoral.

Propiedades sobre la mineralización ósea

Ácido linoleico conjugado

Por último, también hay estudios que evidencian la posible utilidad de esta sustancia en sarcopenia y en la osteoporosis. Así mismo, también ejerce su función sobre el cartílago articular.

En definitiva, si los estudios en humanos confirman los resultados preliminares obtenidos en animales, se estaría antes una nueva utilidad del ácido linoleico conjugado. Aún se requiere la realización de estudios en humanos para poder confirmar este efecto.

Conclusión

El ácido linoleico conjugado es una sustancia que ofrece una gran cantidad de beneficios al organismo. Sin embargo, muchas de sus propiedades todavía se están estudiando.

Es importante recordar que no se debe utilizar el ácido linoleico conjugado como sustitución de ningún tratamiento establecido por el médico. Antes de tomar esta sustancia, coméntalo con el farmacéutico o con el médico, ya que un mal uso puede tener graves consecuencias.

  • Santos-Zago, L. F., Botelho, A. P., & De Oliveira, A. C. (2008). Effects of conjugated linoleic acid on animal metabolism: Advances in research and perspectives for the future. Revista de Nutricao.
  • Miranda, J., Arias, N., Fernández-Quintela, A., & Del Puy Portillo, M. (2014). ¿Son los isómeros del ácido linolénico conjugado una alternativa a isómeros del ácido linoleico conjugado en la prevención de la obesidad? Endocrinologia y Nutricion. https://doi.org/10.1016/j.endonu.2013.04.016
  • Agueda, M., Zulet, M. Á., & Martínez, J. A. (2009). Efecto del ácido linoleico conjugado (CLA) sobre el perfil lipídico en humanos. Archivos Latinoamericanos de Nutricion.
  • Sanhueza C, J., Nieto K, S., & Valenzuela B., A. (2002). ACIDO LINOLEICO CONJUGADO: UN ACIDO GRASO CON ISOMERIA TRANS POTENCIALMENTE BENEFICIOSO. Revista Chilena de Nutrición. https://doi.org/10.4067/s0717-75182002000200004
  • Haro, A. M., Artacho, R., & Cabrera-Vique, C. (2006). Ácido linoleico conjugado: Interés actual en nutrición humana. Medicina Clinica. https://doi.org/10.1157/13093270