Acné, ¿cómo prevenirlo? ¿cómo curarlo?

Nuria · 10 enero, 2020
Es muy importante que mantengamos el rostro y otras zonas conflictivas limpias en todo momento y que evitemos tocarnos la cara continuamente, ya que podemos favorecer la aparición de granitos.

El acné es una afección que muchas personas padecen, no sólo los adolescentes. Pese a que se suele iniciar en esta etapa de nuestra vida, muchas veces no desaparece con la edad y son requeridos unos cuidados más exhaustivos para nuestra piel.

¿Qué es y dónde se localiza el acné?

El acné es una afección cutánea que causa la formación de granos o «barros». Aparece mayoritariamente en la cara de las personas que lo padecen, pero  también puede estar presente en otras partes de nuestro cuerpo, como el pecho o la espalda.

Cuidados y cómo tratar el acné

El acné puede resultar difícil de tratar en muchos casos, pero antes de iniciar tratamientos con medicamentos, la comunidad médica aconseja probar con medidas básicas de higiene facial. Si el problema continúa o se agrava, entonces es importante acudir a un dermatólogo para que analice las pautas a seguir mediante un tratamiento específico.

Lo primero que debe tener claro cualquier persona que sufra de acné, es que debe mantener la piel limpia en todo momento; por ello, es importante lavarnos bien la cara por la mañana y por la noche antes de acostarnos, con un jabón neutro, no graso.

Pese a que no debemos obsesionarnos con la higiene, sí es necesario que limpiemos las zonas en las que tenemos acné a fondo cada vez que sudemos.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta, es la laca u otros productos que usemos para el pelo. Cuando usemos cualquier producto de estas características, debemos asegirarnos de que no quede ningún resto en la cara. En muchas ocasiones continenen compuestos de aceite y se aplican en forma de espray, lo que facilita que parte del producto acabe en nuestra cara y que la piel adquiera un excedente de aceite, lo que puede provocar la proliferación de los granos. Siempre que usemos un producto para el pelo, debemos intentar que esté compuesto en base de agua y no de aceites.

Productos para la prevención y tratamiento del acne

Otro recurso que tenemos para intentar eliminar el acné son los productos de compra libre que se venden en las farmacias. Hay ciertos componentes en ellos, como el peróxido de benzoilo, que ayuda a secar y combatir el acné. Antes de medicarnos por este problema, vale la pena intentar tratarlo con estos productos, en muchos casos dan un buen resultado.

En la medida de lo posible evitar tocar, apretar o frotar las zonas afectadas con los dedos y tampoco deben usarse cintas o gorras para el pelo.

En todo caso, si padecemos un problema de acné, es recomendable acudir al dermatólogo para que valore el tratamiento más adecuado. El acné puede convertirse en un problema incómodo del que nos resulte difícil hablar, el dermatólogo está perfectamente preparado para brindarnos la ayuda que necesitamos, sea cual sea nuestro caso.

Imagen cortesía de Ruumro y Autumn_bliss