Activar el habla en bebé

Toda madre quiere escuchar hablar a su bebé. Esto es un proceso que depende del niño y de su desarrollo. Lee el artículo y aprende cómo ayudar a tu bebé con este tema.

El habla del bebé se irá activando de manera natural. Cada bebé evoluciona a su manera. El habla es un aspecto muy particular en la vida de las personas ya que no es algo que se enseña de manera didáctica, sino que se aprende mediante la imitación.

Desde el embarazo el bebé identifica distintas maneras de comunicarse, como el tono de voz y la entonación de las palabras. El habla es la expresión verbal del lenguaje. Esta forma incluye la articulación, que es el modo en que se forman los sonidos y las palabras. Es decir, el habla de un bebé comprende la modulación de la palabra y su entonación.

En cambio, el lenguaje  es el sistema completo de expresar y recibir información con significado. Se refiere a que tu bebé entiende y es entendido a través de la comunicación no verbal, como gestos, miradas y balbuceos.

Habla del bebé: ¿Por qué mi bebé no dice nada?

Se puede decir que un niño está tardando en hablar si luego de los 2 años no realiza enunciados de al menos dos palabras. Debes tomar en cuenta que la mayoría de los bebés que empiezan a hablar tarde, tienden a normalizar la velocidad en la que se desenvuelven y se expresan de manera natural.

Además, también hay que tomar en cuenta que los bebés prematuros pueden tardar más tiempo en comenzar a hablar.

Lee también: Hidroterapia para bebés: descubre sus ventajas

Llévalo a terapias del lenguaje

Si notas que tu bebé ha pasado el límite de los dos años y aún no genera oraciones cortas, es momento de tomar medidas. Evalúa su manera de comunicarse: ¿te muestra lo que quiere con gestos? ¿Balbucea? ¿Las palabras que dice son espontáneas? La observación es la base de todo.

Dependiendo de lo que observes, es ideal que lo lleves a un terapeuta del habla. Este especialista puede ayudar a tu bebé con diferentes problemáticas relacionadas a dicha condición, así como también con problemas del lenguaje como la dislexia y la dispraxia. Además, estas terapias mejoran las habilidades de tu bebé para comunicarse.

Apóyate en programas infantiles

Hoy en día la televisión contiene una gran cantidad de programas y películas educativas que pueden ayudar a tu bebé a desenvolverse en el habla y el lenguaje. Como explicamos antes, los bebés aprenden a través de la imitación y el ejemplo.

Busca en la programación de tu televisor algunas animaciones o series que incluyan muchos diálogos y que lo ayuden a aprender de manera divertida. Adicionalmente, elige un programa que ayude a tu bebé a nombrar los colores o cosas. El pequeño entenderá y repetirá la palabra. También, ayudalo a identificar lo que muestra la televisión en la sala de juegos.

Por ejemplo, si el programa muestra el color rojo, busca en el espacio en el que se encuentran objetos que posean ese color y haz que repita la palabra “rojo”, así estimulas el habla de tu bebé y le enseñas a identificar los objetos que están a su alrededor.

Bebé con sonajero.

Háblale constantemente

Desde el embarazo, seguramente has estimulado a tu bebé ofreciéndole palabras y sonidos. Cuando llega oficialmente al mundo, no significa que debas disminuir la frecuencia en la que le hablas y estimulas. Entablar conversaciones con tu pequeño es de suma importancia, esta práctica hace que desenvuelva su lenguaje y siga tu ejemplo.

Trata de hablar con él desde que se despierta hasta que se duerme en la noche. Durante los nueve meses de gestación se puede aprender mucho sobre sus gustos. Coloca música, pregúntale si le gusta o qué prefiere hacer. Observa sus respuestas (verbales o no verbales). Trata de hacer oraciones completas para que él pueda ir memorizandolas, para que estas le ayuden a entender mejor las diferentes formas en las que puede expresarse.

Ver también: 8 alimentos que nunca puedes dar a un bebé

Canta canciones infantiles para él

La música resulta estimulante para cualquier persona, imagínate cómo puede influir en el desarrollo del habla de tu pequeño. Coloca canciones que contengan ritmos marcados y estribillos repetitivos. Canten juntos y trata de que él entone algunas palabras. Es un gran juego, igual que leerle cuentos sencillos y dejar que él termine algunas sílabas.

Otra opción divertida y muy didáctica es buscar canciones que contengan sonidos identificables como las onomatopeyas. De esta manera, el habla del bebé tendrá un mejor desarrollo y podrá identificar los sonidos de los animales y cosas. Recuerda que la creatividad es la mejor amiga de la crianza.

Canción para hacer reír a los bebés.

Conclusiones

Cada proceso de aprendizaje tiene un tiempo distinto. Cada niño aprende a su ritmo y es diferente a los demás. Como padre debes evitar compararlo con otros bebé. Esta actitud solo trae frustración y estrés que se transmite fácilmente a tu hijo. Ten calma e involúcrate en el desarrollo de tu pequeño.

La participación de los padres es esencial. Independiente de cual sea técnica que elijas para desarrollar el habla del bebé, acompáñalo siempre, así se sentirá apoyado por la persona en la que más confía y le ayudarás de manera directa a fortalecer ese vínculo familiar.