10 actividades para tu niño de 1 año

Thady Carabaño·
14 Agosto, 2020
Más que actividades, te proponemos estos sencillos, pero estimulantes, juegos para que disfrutes con tu niño de 1 año para favorecer su desarrollo.

Tu pequeño ya es un niño de 1 año de edad. El tiempo ha pasado volando desde el día en que llegó a tu vida. Sabes que el orden en la casa no es igual, que las prioridades han cambiado y que procuras aprovechar todos los momentos para compartir con tu hijo o hija.

Al cumplir el año, ya está dando sus primeros pasos o está a punto de comenzar a caminar. Empieza la etapa en la que se divierte tirando y lanzando lo que esté a su alcance. Es un momento mágico para estimular a través de los juegos el aprendizaje de tu niño de 1 año.

¡A jugar con estas actividades para tu niño de 1 año!

Madre juega con su bebé tumbados en el suelo llevando a cabo algunas de las actividades para tu niño de 1 año.
En un niño de 1 año podemos ir incluyendo actividad y juegos para socializar.

Los niños aprenden y conocen su entorno a través del juego, tal y como muestra este estudio publicado en la Revista Educación. A esta edad son grandes exploradores y quieren comprender el entorno que los rodea.

Por ello, a continuación, te damos algunas sugerencias para que te diviertas con tu hijo mientras exploráis juntos el mundo que tu niño está descubriendo.

1. Juega con texturas

Juega con tu bebé a que pruebe con diferentes texturas como la harina, el agua, la espuma de afeitar… Estos elementos pueden convertirse en una fuente inagotable de diversión para los niños más pequeños.

La textura, la volatilidad y el color de la harina les llama mucho la atención. Así, coloca harina al alcance de la mano de tu hijo, prueba a dársela en varios recipientes, juega a echarla en un tamiz para que la vea caer como nieve. ¡Tienes muchas opciones!

Déjalo disfrutar de ese pequeño desastre que significará para ambos un tiempo valioso y lleno de diversión. Después, prueba con otros elementos diferentes, como agua (que puedes teñir con colorantes naturales), espuma de afeitar o crema batida.

Lee más: Evaluar la capacidad motriz del bebé mes a mes

2. Vamos a seleccionar y agrupar

A un niño de 1 año le encanta seleccionar objetos por categorías y agruparlos. Usa los calcetines de tu hijo para que pueda juntarlos y, así, aprovechar la oportunidad de enseñarle los colores. No pongas muchos pares, con cinco será suficiente para entretenerlo, pero que sean bastante diferentes, tanto en sus dibujos como en los colores.

3. Es tiempo de bailar, una de las actividades para tu niños de 1 año

Madre y su bebé se dan las manos mientras se miran.
Con el baile, un niño de 1 año aprenderá motricidad y coordinación.

Este sin duda es uno de los mejores juegos que puedes desarrollar con un niño de 1 año, pues a los pequeños les encanta bailar y moverse al ritmo de la música. En este sentido, puedes jugar a quedarte parada cuando la música deja de sonar.

Es una manera muy divertida de entretenerlo. Con ello, se estimula el desarrollo motriz y cognitivo, como evidencia este trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad Técnica del Norte, Ecuador, y también practica la detención y el arranque del movimiento.

Solo tienes que tener cuidado de que no haya objetos o muebles cerca con los que tu hijo se pueda golpear, ya que aún no controla bien todos sus movimientos.

4. De un envase a otro

Puedes usar varios envases o recipientes de diferentes tamaños y en ellos puedes agregar diferentes granos, pasta o cereales para que tu niño pueda traspasarlos de un envase a otro. Esta actividad ayuda a que tenga mayor precisión en el agarre de los objetos y coordinación ojo-mano para traspasar de uno a otro.

5. A ordenar las piedras del jardín

Cuando juguéis en un parque o en un jardín, ayuda a tu hijo a encontrar piedras de diferentes tamaños para que luego pueda ordenarlas y agruparlas por alguna característica que tengan en común, como el tamaño o el color.

Así, estarías trabajando matemáticas y motricidad con tu hijo. Después de terminar de agruparlas, podéis lanzar las piedras, que será otra parte divertida de esta actividad.

6. Caminado sobre texturas

Madre tumbada en el suelo ayuda a gatear a un bebé que sonríe.
Prueba diferentes texturas para entrenar sus sensaciones.

Traza “caminos” en el suelo de tu hogar. Para ello, lo primero que has de tener es un papel adhesivo y pegarlo en el suelo, pero tienes que dejar la cara adhesiva hacia arriba.

Con la ayuda de tu hijo, puedes pegar diferentes materiales con texturas diversas sobre el adhesivo, como hojas secas, algodón, telas, papel arrugado, etc., que le permitna percibir una estimulación sensorial.

Luego, quítale los zapatos y los calcetines, y déjalo caminar sobre estas texturas. También puedes probar en otras superficies, como tierra o cemento. Al estimular la planta de sus pies, lo ayudarás a fortalecer la estabilidad que necesita al caminar.

7. A pintar, otra de las actividades para tu niño de 1 año

Esta es una actividad maravillosa para realizar con tu niño de 1 año, pues la diversión está garantizada. Vístelo con ropa que pueda ensuciar o déjalo solo con el pañal. Lo único que necesitas es pintura soluble en agua, preferiblemente no tóxica.

Para llevar a cabo esta actividad, coloca en el suelo un mantel plástico para proteger el suelo de la pintura. Encima, coloca un papel blanco grande y vierte pequeñas cantidades de pintura de distintos colores sobre él. Por último, enséñale qué es lo que debe hacer con sus dedos.

En pocos minutos estará pintando con los dedos, las manos, los brazos o los pies. Esto le permite mejorar su motricidad y su coordinación visual, además de compartir un espectacular momento de esparcimiento contigo. Y no solo tiene que pintar tu hijo, sino que todos en la familia podéis participar.

No te olvides de leer: Descubre por qué tus hijos deberían pintar mandalas

8. A reconocer su cuerpo

Bebé tumbado boca arriba mueve las piernas con ayuda de un adulto.
Entre las actividades para un niño de 1 año estaría encontrar su propio cuerpo en el espacio.

Sobre una hoja de gran tamaño, acuesta a tu hijo y, con un color llamativo, dibuja su silueta. Cuando se ponga de pie, verá su cuerpo estampado en el papel.

Este es un buen momento para hablar sobre las partes del cuerpo, de enseñarle nuevo vocabulario y de que conozca el espacio que ocupa su cuerpecito. Luego, déjalo pintar libremente encima del dibujo, para que desarrolle la motricidad mientras realiza garabatos y despierta la creatividad.

9. De bloque en bloque, otra de las actividades para tu niño de 1 año

Los bloques son una de las mejores actividades para tu niño de 1 año.
Los bloques estimulan la coordinación en los niños de 1 año.

Esta es una actividad ideal para un niño de 1 año, ya que con ella se pueden trabajar los colores. Usando piezas encajables o bloques pequeños de madera, coloca una serie para que tu hijo intente repetirla. En este juego estará aprendiendo a seriar y estará estimulando la coordinación ojo-mano.

10.- Pintando con agua

Coloca en el suelo o en una mesa cartulinas de colores. Coge pequeños pedazos de algodón mojados y dáselos a tu hijo para que “pinte” sobre la cartulina. Al tener contacto con el agua, la cartulina cambiará de color y para tu niño será como si estuviera pintando..

A tener en cuenta sobre las actividades para tu niño de 1 año

En definitiva, estas son actividades para disfrutar con tu niño de 1 año que te proponemos. Con juegos, ayudas a desarrollar la creatividad, la motricidad fina y gruesa, la coordinación visual y el conocimiento del espacio, entre otras habilidades.

No obstante, evita preocuparte por el desorden. Lo importante es pasar momentos inolvidables con tu hijo donde puedan reírse juntos. Mientras tu niño disfruta de su curiosidad e imaginación, tú te conviertes en la mejor compañera de juegos.