Cómo actuar tras tener una discusión con mi novio

Yamila Papa Pintor·
30 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
28 Diciembre, 2018
Algunas veces, las discusiones en pareja se vuelven tan fuertes y constantes que decimos o hacemos cosas de las que luego nos arrepentimos. Te contamos cómo actuar al respecto.

“He tenido otra discusión con mi novio y no sé cómo actuar”. Es probable que esta frase te resulte de sobra conocida. Puede que se la hayas oído a una amiga en busca de consejo o que, incluso, la hayas pronunciado tú.

Es normal tener pequeñas peleas causadas por el exceso de confianza. Cada persona es diferente y tiene sus propias opiniones, por lo que es lógico chocar de vez en cuando. Mientras no se convierta en algo común, no existe ningún peligro de ruptura.

Por ello, vamos a darte las claves para que aprendas a reaccionar ante este tipo de situaciones. Profundicemos.

“He tenido una discusión con mi novio, ¿qué debo hacer”?

Errores comunes

A continuación, una serie de errores que debes evitar:

1. Ignorarle

Es verdad que si estás enfadada es probable que no tengas ganas de prestarle atención ni de dirigirle la palabra. Sin embargo, cuando esto suceda, no debes cerrarte y guardarte todas las emociones y sentimientos.

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es hablar y ‘sacar’ lo que sientes, para que no se conviertan en una carga en tu corazón.

2. Repetir sus palabras

Discusiones de pareja.

Cuando estamos enojados o dolidos podemos decir cosas de las que después nos arrepentimos. Si te ha dicho alguna frase demasiado hiriente o que no te ha gustado, díselo. De esta manera, no quedará rondando en tu cabeza durante días.

3. Seguir enfadada una semana

“Después de una discusión con mi novio, me quedo de brazos cruzados y con mala cara por horas, incluso días”. ¿Te suena familiar esta afirmación?

Debes tener en cuenta que si mantienes esa postura, será más difícil reconciliarse o llegar a un acuerdo. Además, la única que se está haciendo daño con ello eres tú, no él.

4. Autocastigarse

Esto también es bastante frecuente. Sentirse mal porque has ocasionado una pelea o porque en vez de solucionar las cosas ‘has echado más leña al fuego’ no sirve de nada. Es necesario que ambos podáis expresar lo que sentís y aquello que os molesta.

Si te entristece haber tenido una discusión, piensa que de esta manera, tal vez, podáis solucionar los problemas que tenéis y disfrutar de una relación más plena.

Te recomendamos leer: Cómo evitar las discusiones absurdas en la pareja

5. Irse a la cama peleados

Discusión de pareja irse a la cama enfadados.

Si bien a algunos dormir les ayuda a calmarse y a recuperarse tras una pelea, siempre es mejor solucionar las cosas lo antes posible.

Si dejamos pasar toda una noche, probablemente se nos pase el enfado, pero también habrá ciertos sentimientos, opiniones o emociones que no se digan. Y después, será más difícil expresarlos.

Aciertos importantes

Más allá del cambio de dirección de tus acciones y actitudes hacia ciertos ‘fallos’ típicos post pelea, también es interesante saber cómo actuar en ese momento. Es decir, cuando los ánimos no son los mejores y los sentimientos están a flor de piel.

Presta atención a estos consejos:

1. Profundizar más allá de la discusión

Aunque no lo creas, a veces uno pelea por algo totalmente diferente al tema de la discusión. Puede que te parezca que el foco haya sido el dinero, la familia o la comida, pero debajo de ello hay algo más profundo.

Quizás la insatisfacción en la pareja, problemas en el trabajo, demasiadas presiones o traumas del pasado nos lleven a discutir disfrazándolo de algo puntual.

Te gustará: Mi pareja no quiere hijos, ¿qué hago?

2. Mirarse a los ojos

Incluso en el peor momento de una discusión es fundamental el contacto visual. Dicen que ‘los ojos son el reflejo del alma’ y quizás aquello que dice la boca no es lo que expresa la mirada.

Para finalizar una pelea, a veces basta con mirarse fijamente unos segundos.

3. Acercarse

Acercamiento a tu pareja tras una discusión.

Otra manera de reconciliarse después de una discusión de pareja es dejar de lado la distancia física. Un abrazo, una caricia o simplemente estar en contacto ‘piel con piel’ puede ser suficiente para bajar las revoluciones y propiciar una solución al problema.

Acercarse es sin duda una pausa en la pelea y una manera de demostrar que, a pesar de todo, la relación es lo primero.

4. Disculparse

Muchas veces hay que dejar el orgullo de lado y saber decir ‘lo siento’. Las disculpas han de ser sinceras y no un intento de apagar el incendio con solamente una gota de agua.

En ocasiones, la humildad ante una discusión puede ser de gran utilidad. Piensa si vale más ser orgullosa o llevarte bien con tu novio. Es verdad que los errores no son siempre propios, pero si la relación realmente te interesa, se tú quien da el primer paso que permita la reconciliación.

5. Tomar aire fresco

Otra manera de actuar después de una discusión de pareja es salir a dar un paseo. Dicen que es la mejor forma de aclarar las ideas y reducir el enojo.

Quizás eso te funcione para evitar que las cosas pasen a mayores y comiences a echarle en cara algo que sucedió hace años.

La mayoría de las veces la culpa es de ambos

Por lo general, ambos miembros de la pareja suelen tener siempre cierto grado de culpa. Aunque el causante haya sido uno, a la hora de pelear los dos suelen acabar diciendo cosas que no deben al otro en un intento de desacreditar su postura.

Ten esto en cuenta cuando reflexiones sobre la discusión. Quizás si te paras a pensar, la perspectiva cambie y tu forma de ver el problema (y a tu pareja) también lo haga.

  • Balas Urea, R., Jiménez Alcudia, R., & Cerrada Cerrada, E. (2012). Discusión. FMC Formacion Medica Continuada En Atencion Primaria. https://doi.org/10.1016/S1134-2072(12)70441-3
  • Maureira, F. (2011). Los Componentes de la Relación de Pareja. Revista Electrónica de Psicología Iztacala.
  • Sangrador, J. L. (1993). Consideraciones psicosociales sobre el amor romántico. Psicothema.