Adelgaza comiendo más grasa y más proteína

Las grasas y los hidratos de carbono son imprescindibles para muchas funciones vitales por lo que eliminarlos de nuestra dieta puede afectar negativamente a nuestra salud.

El título de este título puede sorprender mucho a los lectores, pero el secreto está en saber elegir los alimentos adecuados, ya que nuestro cuerpo necesita las cantidades justas de hidratos de carbono, proteínas y grasas, y si lo aprendemos a hacer correctamente podremos conseguir un peso ideal sin grandes esfuerzos.

En este artículo te explicamos de qué manera debes estructurar tus menús diarios para que sean nutritivos y te ayuden a perder peso gradualmente.

Las grasas son necesarias

Hemos oído tantas cosas negativas sobre las grasas (alimentos bajos en grasa, dietas bajas en grasa, etc.) que al oír esta palabra ya sentimos que nos engordamos. Pero pensar esto es un gran error y además, eliminarlas de nuestra dieta o reducirlas demasiado puede afectar negativamente a nuestra salud, ya que son imprescindibles para muchas funciones vitales. Y, además, adelgazan. La clave está en elegir las grasas que son saludables. Al hacerlo de manera inteligente, esas grasas serán asimiladas por el organismo para realizar funciones imprescindibles, y no harán como las grasas perjudiciales, que se acumulan como reservas en piernas, abdomen o glúteos, precisamente porque el cuerpo no las necesita. ¿Y cuáles son las grasas más saludables que nos ayudan a perder peso si las consumimos diariamente con moderación?

  • Aceites vegetales de primera presión en frío, especialmente el de oliva, el de coco, el de lino y el de sésamo
  • Frutos secos como las nueces, las avellanas o las almendras
  • El aguacate, una fruta de alto contenido graso. 
  • Estas grasas podemos incluirlas cada día en nuestra dieta, y en menor medida también son saludables las siguientes grasas:
  • Yema de huevo
  • Requesón
  • Mantequilla o ghee
  • Pescado azul

mantequilla portada madlyinlovewithlife

La proteína adelgaza

La proteína ayuda a adelgazar, reduce cintura y convierte la grasa en músculo. Sin embargo, desde que se descubrió esto no han parado de ponerse de moda dietas proteicas en las cuales se propone comer principalmente proteína. Pero abusar de algo es siempre negativo, y si nos excedemos con la proteína, sobre todo si es de origen animal, serán nuestro hígado y riñones los que sufran. Por eso, recomendamos incluir algo de proteína en cada comida, pero priorizando la de origen vegetal. Según nuestra constitución, ejercicio físico que realicemos, etc., aumentaremos o reduciremos la ingesta de proteína animal, intentando que sea siempre de la mejor calidad, a poder ser ecológica.

Proteína animal:

  • Carne: roja (ternera, cordero, cerdo) y blanca (pollo, pavo)
  • Pescado: blanco (merluza, lenguado, rape) y azul (salmón, atún, pez espada)
  • Marisco (ostras, gambas, mejillones)
  • Huevos
  • Leche y derivados lácteos (queso, yogur, mantequilla, nata): de vaca, cabra, oveja

Proteína vegetal:

  • Legumbres: alubias, garbanzos, guisantes, lentejas.
  • Frutos secos: piñones, cacahuetes, almendras, pistachos, avellanas.
  • Setas y hongos comestibles
  • Frutas: aunque la fruta apenas contiene proteína, destacamos el aguacate y el plátano, que son las que más cantidad tienen.
  • Ajo
  • Cereal: el cereal tampoco tiene grandes cantidades de proteína, pero destacamos el trigo, la sémola, la cebada y el centeno. La combinación de cereal y legumbre es ideal para aportar una cantidad completa de proteína vegetal.
  • Algas, sobre todo la espirulina
  • Levadura de cerveza
  • Seitán (gluten de trigo)
  • Semillas como las de alfalfa

legumbres carme r.

¿Qué pasa con los hidratos de carbono?

Muchos nutricionistas recomiendan reducir los hidratos de carbono de las dietas para adelgazar más fácilmente. También los hidratos de carbono son imprescindibles para la salud, pero elegiremos los que nos aporten energía, ya que esa es su mayor propiedad, pero que a la vez nos ayuden a perder peso.

Las frutas y las verduras nos aportan hidratos de carbono, pero añadiremos también a nuestros menús una parte de cereal integral, eligiendo alguno de los siguientes:

  • Arroz
  • Avena
  • Trigo
  • Mijo
  • Quinoa (considerada un superalimento)

arroz gullpress

Por otro lado, evitaremos los hidratos de carbono que más engordan y que más dañan nuestra salud, que son los cereales refinados y todas las harinas derivadas:

  • Pan
  • Bollería
  • Galletas
  • Pizzas y otras masas
  • Pasta

Elaborar los menús

Con esta información intentaremos que en cada comida haya una parte de hidratos de carbono, proteínas y grasas, todos de calidad. Por la mañana nuestro cuerpo necesitará más hidratos de carbono, que son los que aportan energía para todo el día, y en cambio por la noche podremos prescindir de ellos.

En poco tiempo podremos notar una gran mejora, no sólo perdiendo peso, sino consiguiendo una figura esbelta y proporcionada, sin sufrir los efectos negativos de los adelgazamientos poco saludables.

Imágenes por cortesía de madlyinlovewithlife, carme r. y gullpress

Categorías: Perder peso Etiquetas: