Adelgaza fácilmente comiendo alimentos crudos

Elena Martínez Blasco · 20 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 20 mayo, 2019
La dieta crudívora basa su éxito en que las frutas y verduras crudas son ricas en agua y son muy saciantes. Además conseguirás aumentar tus niveles de energía

Cada vez consumimos menos alimentos crudos y en cambio abusamos de las harinas, la proteína animal, los azúcares, los lácteos, etc. Lo más habitual es que comamos alguna ensalada y alguna fruta al día, como mucho, y eso es insuficiente para tener una buena salud, ya que los alimentos crudos son ricos en vitaminas y minerales, además de ser una fuente de energía y ser una gran ayuda en dietas de adelgazamiento.

En este artículo te explicamos cuáles son sus beneficios, por qué nos ayudan a bajar de peso fácilmente y de qué manera los puedes incluir en tus menús diarios. Te damos algunas propuestas originales y deliciosas que gustarán a toda la familia, e incluso si tenemos invitados.

Elegir alimentos ecológicos

Primeramente es importante destacar que, para beneficiarnos de todas las propiedades de los alimentos crudos, deberíamos comprarlos siempre ecológicos. Así podremos comerlos tranquilamente incluso con su piel, siempre que sea posible. La razón es para evitar los efectos dañinos de los fertilizantes químicos.

De todos modos lavaremos bien siempre las frutas y verduras con agua y bicarbonato de sodio, o bien con algún producto específico.

Debes-comprar-la-fruta-y-verdura-ecologica-para-evitar-los-productos-quimicos.

¿A qué alimentos nos referimos?

Cuando decimos alimentos crudos no nos estamos refiriendo a los de origen animal. Más bien hacemos mención a los de origen vegetal o crudiveganos. Estos alimentos son los siguientes:

  • Frutas.
  • Verduras y hortalizas.
  • Alimentos fermentados como el chucrut.
  • Frutos secos.
  • Semillas.
  • Germinados.

¿Por qué adelgazan?

Los-alimentos-crudos-son-los-que-mas-adelgazan-porque-nuestro-organismo-trabaja-menos.

La gran ventaja de las frutas y las verduras crudas es que son ricas en agua y en fibra, y por lo tanto son muy saciantes.  Debido a ello, podemos saciarnos fácilmente sin la necesidad de consumir demasiadas calorías. No nos referimos a comer solo alimentos crudos, pero sí a intentar que formen parte de nuestra dieta en cada comida.

Idealmente, que sean el 50% de nuestras comidas, de manera que el resto lo dediquemos a la proteína, los cereales integrales y las grasas saludables. Además, a la hora de digerir estos alimentos, nuestro organismo debe gastar una gran cantidad de calorías, más de las que hemos ingerido con ese alimento. Por lo tanto podemos concluir que comer esos alimentos puede ayudarnos a adelgazar.

Muchas más vitalidad

La mayoría de dietas causan un estrés a nuestro organismo y no son saludables. Pero en cambio, con este aumento de alimentos crudos en nuestra alimentación, lo que conseguiremos es aumentar notablemente nuestra energía. No obstante, estos alimentos aportan una gran vitalidad gracias a su gran cantidad de nutrientes. Además, conservan intactas las vitaminas y los minerales que suelen perderse al ser cocinados a altas temperaturas.

Comer-alimentos-crudos-nos-aporta-multitud-de-nutrientes.

¿Cómo los introducimos en la dieta?

Hay varias maneras originales y deliciosas de aumentar el consumo de alimentos crudos sin que resulten aburridos. Te proponemos algunas:

Jugos naturales

Si tenemos una licuadora en casa, esta es una manera excelente de consumir una gran cantidad de alimentos crudos de la manera más sencilla. Recomendamos probar diferentes combinaciones como la manzana, la zanahoria, el apio, el jengibre, la menta, la pera, etc.

Batidos

El famoso gazpacho es un jugo de verduras y hortalizas que podemos sustituir tranquilamente por el primer plato de nuestro menú. Otra opción son los batidos crudiveganos. Los batidos de frutas, bebidas vegetales y frutos secos son el desayuno o la merienda perfectos para toda la familia. Esto nos evita también abusar de las harinas y los azúcares.

Ensaladas diferentes

Además de la típica ensalada verde o variada podemos probar nuevas combinaciones con otras hortalizas. Por ejemplo una ensalada de col, zanahoria y cebolla, todo bien rallado, y puedo a macerar durante al menos una hora con aceite, vinagre de manzana, sal marina y orégano. También podemos incluir remolacha rallada, rúcula, berros, canónigos, frutos secos, semillas, manzana, etc.

Carpaccios de fruta

Es un postre original y sofisticado y lo prepararemos cortando lonchas muy finas de frutas como el mango, la piña o la papaya. Les podemos añadir un poco de miel y frutos secos cortados bien finos. Otra opción es acompañarlos con una crema dulce de almendra o avena. Con este postre podemos sorprender a los comensales y, a la vez, seguir incluyendo nuestra dosis de alimentos crudos en cada plato.

Guacamole

Si tenemos invitados también podemos preparar un guacamole o crema de aguacate crudo. A su vez podemos acompañarlo de zanahoria y pepino en forma de bastones para poder untar la crema.

Dicen que algunos de los mejores beneficios de las frutas y verduras se obtienen al comerlas crudas. Como has podido ver, esto no quiere decir renunciar a disfrutar comiendo rico. Anímate a incluir en tu dieta alguna de estas recetas para beneficiarte al máximo de sus nutrientes y de su capacidad de saciar nuestro apetito de forma saludable.

  • Imágenes por cortesía de danny O, Blue Moon in her eyes
  • Kiley M Algya, Tzu-Wen L Cross, Kristen N Leuck, Megan E Kastner, Toshiro Baba, Lynn Lye, Maria R C de Godoy, Kelly S Swanson. Apparent total-tract macronutrient digestibility, serum chemistry, urinalysis, and fecal characteristics, metabolites and microbiota of adult dogs fed extruded, mildly cooked, and raw diets1. Journal of Animal Science, 2018; DOI: 10.1093/jas/sky235
  • Corinna Koebnick, Ada L. Garcia, Pieter C. Dagnelie, Carola Strassner, Jan Lindemans, Norbert Katz, Claus Leitzmann, Ingrid Hoffmann; Long-Term Consumption of a Raw Food Diet Is Associated with Favorable Serum LDL Cholesterol and Triglycerides but Also with Elevated Plasma Homocysteine and Low Serum HDL Cholesterol in Humans, The Journal of Nutrition, Volume 135, Issue 10, 1 October 2005, Pages 2372–2378, https://doi.org/10.1093/jn/135.10.2372