Adelgazar sin hacer dieta: 7 cambios que te ayudarán

Daniela Echeverri Castro·
08 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
16 Enero, 2020
La aplicación de algunas estrategias en la dieta permite tener una mejor nutrición para lograr adelgazar de forma sana, sin necesidad de seguir regímenes hipocalóricos o peligrosos.
 

Hay varias estrategias que ayudan a adelgazar sin hacer dieta. Si bien la alimentación sigue desempeñando un papel principal, no es estrictamente necesario adoptar un régimen específico e hipocalórico para obtener buenos resultados.

De hecho, las populares «dietas milagro» están quedando atrás, pues muchos han comprobado que a mediano y largo plazo no dan los mejores resultados. En cambio, hacer algunas modificaciones en la alimentación regular brinda efectos satisfactorios y permanentes. 

Además garantizan un adecuado aporte de nutrientes, lo cual contribuye a mantener un óptimo nivel de energía física y mental. ¿Aún no consigues bajar de peso? No te dejes llevar por las dietas peligrosas. En su lugar, aplica los consejos que te damos a continuación.

7 cambios que te ayudan a adelgazar sin hacer dieta

La mejor manera de adelgazar sin hacer dieta es cambiar la mentalidad con respecto a la alimentación. Muchos tienden a relacionar el término «dieta» con esos planes restrictivos que prometen eliminar kilos en apenas unos días o semanas.

No obstante, lejos de producir beneficios, estos modelos de alimentación son perjudiciales y derivan el indeseado «efecto yoyo o rebote«. Por lo tanto, tras finalizarlos, el organismo sufre deficiencias nutricionales y recupera en poco tiempo todo el peso perdido.

Así pues, es fundamental comprender que una buena dieta es la que se aplica de forma permanente como parte del estilo de vida. En esta se incluyen todos los grupos de nutrientes, controlando el número de calorías sin caer en extremos. ¿Qué cambios puedes aplicar entonces?

 

Lee: La importancia de una buena alimentación para un estilo de vida saludable

1. Comer más a menudo

Una de las claves para mantener el metabolismo activo a lo largo del día es hacer entre 5 y 6 comidas. Por eso, en vez de disfrutar tres platos abundantes, lo mejor es dividir las porciones para comer cada 3 o 4 horas. Esto mantiene estables los niveles de glucosa y reduce la ansiedad por comer, ayudando así a evitar los excesos. 

2. Desayunar todos los días

Esa mala costumbre de saltarse el desayuno para «ahorrar» calorías debe terminarse por completo. Para adelgazar sin hacer dieta es fundamental tomar un desayuno completo y balanceado todos los días. Incluso, este debe contener un 25 % del total diario de calorías.

Procura evitar la bollería industrial y el café, y opta por opciones sanas como:

  • Yogur natural.
  • Aceite de oliva.
  • Jamón de pavo.
  • Frutas y vegetales.
  • Frutos secos y semillas.
  • Avena y cereales integrales.
  • Claras de huevo (máximo una yema).

3. Aumentar el consumo de agua

Beber agua es bueno para controlar el peso.
 

El agua es la mejor bebida para el organismo siempre. No solo a la hora de adelgazar. Hidrata, favorece múltiples procesos y, además, contribuye con la eliminación de líquidos y desechos del organismo de forma natural. Adicionalmente, ayuda a aplacar el hambre emocional.

4. Evitar el consumo de azúcar

Aunque los alimentos con azúcar son deliciosos y adictivos, es primordial empezar a limitar su ingesta. Por desgracia, esta sustancia incide en la aparición de desórdenes metabólicos como la diabetes y sobrepeso. Evita añadirla en tus comidas e identifícala en productos como:

  • Bollería industrial.
  • Dulces y golosinas.
  • Cereales de desayuno.
  • Mermeladas y aderezos.
  • Bebidas industriales: zumos, jugos, tés, aguas saborizadas, refrescos, etc.

5. Consumir más proteínas

En todo plan de alimentación saludable para adelgazar es primordial añadir fuentes de proteínas de alto valor biológico. Este macronutriente interviene en las funciones del metabolismo, ayuda a aumentar la masa muscular y regula la actividad de algunas hormonas.

Se puede obtener de alimentos como:

  • Huevos.
  • Aguacate.
  • Jamón serrano.
  • Pescados y mariscos.
  • Frutos secos y semillas.
  • Suero de leche y quesos.
  • Carnes magras (pollo y pavo).
  • Legumbres (lentejas, soja, frijoles, etc.).

6. Adoptar una rutina de ejercicio

Rutinas de ejercicios para tonificar los brazos.
 

La forma más efectiva de adelgazar sin hacer dieta es manteniendo una rutina de ejercicio regular. Este hábito saludable complementa los efectos de la alimentación balanceada, impulsando las funciones del metabolismo. De paso, calma la ansiedad y promueve el bienestar general.

Algunas actividades recomendadas son:

  • Ir al gimnasio.
  • Saltar la cuerda.
  • Montar bicicleta.
  • Hacer yoga o pilates.
  • Tomar clases de baile.
  • Ir a clases de natación.
  • Caminar a paso rápido.

Descubre: 5 ejercicios de yoga para adelgazar

7. Cocinar en casa

Las personas que acostumbran a comer en restaurantes tienen más dificultades para controlar el sobrepeso. Por eso, la recomendación final para lograr un peso sano es dedicar una parte del día a la cocina casera. Esto permite hacer una mejor combinación de alimentos y, de paso, moderar las calorías.

En resumen…

Una alimentación balanceada y completa es la mejor forma de adelgazar y mantener un peso sano. Aunque las dietas milagro son tentadoras, no dan buenos resultados a largo plazo. Por lo tanto, lo mejor es hacer pequeños cambios para tener una mejor nutrición cada día.

De igual forma, es primordial tener paciencia y ser constantes con los esfuerzos aplicados. Si bien estas estrategias combaten el sobrepeso, sus efectos varían en función del metabolismo y condición de cada uno.

 
  • Dennis, E. A., Dengo, A. L., Comber, D. L., Flack, K. D., Savla, J., Davy, K. P., & Davy, B. M. (2010). Water consumption increases weight loss during a hypocaloric diet intervention in middle-aged and older adults. Obesity. https://doi.org/10.1038/oby.2009.235
  • Pan, A., & Hu, F. B. (2011). Effects of carbohydrates on satiety: Differences between liquid and solid food. Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care. https://doi.org/10.1097/MCO.0b013e328346df36
  • Imamura, F., O’Connor, L., Ye, Z., Mursu, J., Hayashino, Y., Bhupathiraju, S. N., & Forouhi, N. G. (2016). Consumption of sugar sweetened beverages, artificially sweetened beverages, and fruit juice and incidence of type 2 diabetes: Systematic review, meta-analysis, and estimation of population attributable fraction. British Journal of Sports Medicine. https://doi.org/10.1136/bjsports-2016-h3576rep
  • Paddon-Jones, D., Westman, E., Mattes, R. D., Wolfe, R. R., Astrup, A., & Westerterp-Plantenga, M. (2008). Protein, weight management, and satiety. In American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1093/ajcn/87.5.1558S
  • Weigle, D. S., Breen, P. A., Matthys, C. C., Callahan, H. S., Meeuws, K. E., Burden, V. R., & Purnell, J. Q. (2005). A high-protein diet induces sustained reductions in appetite, ad libitum caloric intake, and body weight despite compensatory changes in diurnal plasma leptin and ghrelin concentrations. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1016/j.colsurfb.2010.07.059
  • Brill, J. B., Perry, A. C., Parker, L., Robinson, A., & Burnett, K. (2002). Dose-response effect of walking exercise on weight loss. How much is enough? International Journal of Obesity. https://doi.org/10.1038/sj.ijo.0802133
  • Wolfson, J. A., & Bleich, S. N. (2015). Is cooking at home associated with better diet quality or weight-loss intention? Public Health Nutrition. https://doi.org/10.1017/S1368980014001943