Adiponectina, ¿qué importancia tiene?

03 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
La adiponectina es una proteína sintetizada y secretada por el tejido adiposo. Entre otras funciones, aumenta la sensibilidad a la insulina, reduce la síntesis hepática de glucosa y promueve la oxidación de ácidos grasos.
 

Como sabemos, el adipocito no solo es una célula que se encarga de almacenar grasas y liberarlas bajo la forma de ácidos grasos libres. También produce un amplio número de sustancias conocidas como adipocitoquinas. Entre ellas se encuentra la adiponectina.

Se trata de una hormona que puede disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular. En cuanto a su estructura, es una proteína. Sus concentraciones plasmáticas en humanos varían normalmente entre 5 y 10 microgramos por mililitro.

Existen muchas situaciones que pueden afectar a las concentraciones de adiponectina. Así mismo, la disminución de esta hormona se ha asociado a variaciones genéticas, factores hormonales, consumo de una dieta alta en azúcares y muchas enfermedades. Entre ellas destacamos algunas como las siguientes:

  • Obesidad.
  • Resistencia a la insulina.
  • Diabetes tipo 2.
  • Alteración de lípidos en sangre.
  • Enfermedad cardiovascular.
  • Hipertensión arterial.

¿Cúal es la importancia de la adiponectina?

adiponectina
 

Esta hormona impide que se formen las células espumosas y que se multipliquen las células musculares lisas. Además, colabora en la producción del óxido nítrico. Este último es fundamental para mantener saludables las paredes arteriales y vasos sanguíneos. De esta forma, evita que se forme la placa de ateroma y protege la salud vascular.

Del mismo modo, mejora la resistencia a la insulina porque aumenta la oxidación muscular y hepática de ácidos grasos, disminuye la producción de glucosa en el hígado y favorece el acceso de la misma a los músculos.

En personas obesas los niveles de adiponectina están disminuidos. Por lo tanto, disminuye también su efecto antiinflamatorio. El mecanismo por el cual ocurre este fenómeno no es bien conocido.

No obstante, algunos estudios afirman que la reducción del peso provoca una elevación de esta hormona. Además, debemos tener en cuenta que las concentraciones séricas de adiponectina varían según el sexo, edad y raza.

 

Te puede interesar: Alimentos recomendados para la salud cardiovascular

¿Dónde actúa la adiponectina?

Son diferentes las vías por las cuales ejerce su acción esta hormona. Es importante conocer que sus acciones son multisistémicas. La adiponectina tiene la capacidad de actuar en:

  • Sistema nervioso central.
  • Hígado.
  • Páncreas.
  • Corazón.
  • Vasos sanguíneos.
  • Sistema inmunitario.
  • Sistema músculo esquelético.
  • Tejido adiposo.
  • Riñones.

Terapia contra la obesidad

Como ya hemos mencionado, debido a su papel como antiinflamatorio y promotor de la sensibilidad a la insulina, así como gracias a sus efectos cardioprotectores y antiaterogénicos, la adiponectina representa un atractivo blanco terapéutico contra la obesidad y otros problemas metabólicos asociados.

adipocitos, productores de adinopectina
Los niveles elevados de adiponectina contribuyen a mantener la salud cardiovascular
 

Según el estudio publicado en 2017 en la revista Medicina Interna de México, en los modelos preclínicos se ha demostrado que la administración de esta hormona mejora las concentraciones de glucosa y lípidos en sangre. Así mismo, promueve la pérdida de peso, reduce el hígado graso y disminuye los procesos inflamatorios. Sin embargo, su uso clínico en humanos es complejo.

¿Cómo aumentar los niveles de adiponectina?

Debemos tener en cuenta que los cambios en el estilo de vida se asocian con el aumento de las concentraciones sanguíneas de adiponectina. Seguir una dieta de tipo mediterráneo representa una forma efectiva de aumentar la actividad de esta proteína.

Algunos de los alimentos que componen esta dieta son los siguientes:

  • Comidas a base de vegetales, con solo pequeñas cantidades de carne de res y pollo.
  • Más porciones de granos enteros, frutas y verduras frescas, frutos secos y legumbres.
  • Pescados y mariscos.
  • Aceite de oliva como fuente principal de grasa, sin someterlo a cocción. Este aceite es una grasa saludable.
  • Alimentos que se preparan y sazonan de manera simple, sin salsas ni jugos de carnes industrializados.
  • Vino tino, consumido en cantidades moderadas.
dieta para aumentar la adinopectina
La dieta de tipo mediterránea contribuye a aumentar los niveles séricos de adiponectina.

Así mismo, no hay que olvidar que la pérdida de peso y el ejercicio también son necesarios. Es importante llevar una dieta equilibrada y mantenerse activos físicamente.

¿Qué fármacos pueden aumentarla?

 

Además de lo mencionado, también existen fármacos que aumentan sus concentraciones y promueven sus efectos. En general, son familias de compuestos utilizados para el tratamiento de la diabetes mellitus 2 y de enfermedades cardiovasculares.

 Entre estos medicamentos se encuentran los siguientes:

  • Estatinas.
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECAs).
  • Tiazolidinedionas.

Estos fármacos aumentan la producción de adiponectina, elevando sus concentraciones de dos a tres veces en personas sanas, así como también en personas con obesidad y diabetes.

Lee también: Lo que debes saber sobre los medicamentos para perder peso

¿Qué debe quedar claro sobre la adiponectina?

La adiponectina está involucrada en procesos protectores de la salud. Sin embargo, en las personas con sobrepeso y obesidad sus concentraciones séricas están disminuidas; por tanto, también se encuentra disminuida su función antiinflamatoria y cardioprotectora.

Es fundamental llevar una vida activa, basada en ejercicio físico y una alimentación saludable. Así, aumentarán las concentraciones de adiponectina, se verán potenciados sus beneficios y protegeremos la salud cardiovascular.

 
  • Gómez Romero P, Alarcón Sotelo A, Rodríguez Weber F, Díaz Greene E. La adiponectina como blanco terapéutico. Med Int Méx. 2017;33(6):770-777.
  • Viso M, Porrello B, Rauseo D, Reverón D, Rivas B, Galdona E.Adiponectina y su relación con obesidad, insulinorresistencia y síndrome metabólico en adultos de la cohorte CDC de Canarias en Venezuela.Rev Venez Endocrinol Metab. 2013;11(2): 76-86.
  • Lima M, Rosa J, Marín A, Romero Vecchione E.Adiponectina y sus efectos pleitrópicos en el sistema cardiovascular. Revisión. Rev Venez Endocrinol Metab. 2009;7(3): 3-9.