Adiro: ¿qué es y para qué sirve?

2 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Cuando una persona ha pasado por un infarto de miocardio, se le suele indicar un tratamiento con Adiro con el fin de evitar que se repita. Lo que hace este fármaco, fundamentalmente, es hacer la sangre más líquida, evitando que se formen coágulos y trombos.

El Adiro es la marca comercial del conocido principio activo ácido acetilsalicílico a dosis de 100 o 300 mg. Por lo tanto, se puede decir que es lo mismo que la famosa Aspirina pero con dosis más bajas, ya que este antiinflamatorio y analgésico contiene 500 mg de ácido acetilsalicílico.

Durante la mayor parte del siglo XX, el ácido acetilsalicílico se utilizó como analgésico y antiinflamatorio. Sin embargo, a partir del año 1980 se puso de manifiesto su capacidad para inhibir la agregación plaquetaria, siendo cada vez más utilizado con este fin.

Más recientemente se ha demostrado que el tratamiento crónico (más de 10 años) con ácido acetilsalicílico reduce considerablemente el riesgo de cáncer de colon. Hoy en día ya se conocen las propiedades antiproliferativas de este principio activo.

Durante varios años, el Adiro ha sido uno de los fármacos más vendidos en España. En concreto, se encuentra en la segunda posición de los medicamentos más vendidos. Este hecho ha provocado problemas de suministro en este país.

Se han vendido más de 18,5 millones de unidades, detrás del Nolotil y está indicado para aquellos pacientes que han sufrido un primer evento isquémico coronoario o cerebrovascular de infarto de miocardio.

En otras palabras, como hemos visto, el Adiro es un antiagregante plaquetario. Las plaquetas son unas moléculas que, junto con otros componentes, intervienen en la formación de los coágulos sanguíneos. Estos, a su vez, son, en parte, responsables del desarrollo de las enfermedades isquémicas.

¿Cómo se producen los infartos?

infarto de miocardio

El infarto agudo de miocardio es una enfermedad grave que se produce como consecuencia de la obstrucción de una arteria coronaria por un trombo. Con otras palabras, es como si se taponase la circulación que llega al corazón por un tapón formado por diferentes sustancias.

De esta forma, el tapón interrumpe el paso normal de la sangre y esta no llega al corazón en cantidades necesarias para el buen funcionamiento del mismo, pudiendo ocasionar la muerte del paciente. Esta misma situación puede ocurrir con las arterias y venas que irrigan el cerebro, denominándose infarto cerebrovascular.

Esta situación es inesperada y puede darse en cualquier persona y en cualquier momento. Sin embargo, es notablemente más frecuente en aquellas personas que tienen factores de riesgo y en enfermos que ya han padecido otra manifestación de cardiopatía isquémica.

Entre los síntomas más característicos, podemos mencionar:

  • Dolor en el pecho por más de 20 minutos.
  • Fatiga.
  • Sudor frío.
  • Mareo.
  • Angustia.

Es fundamental que la persona que sufra un infarto de miocardio llegue al hospital lo antes posible y reciba atención médica en la primera hora desde el inicio de los síntomas.

Cuando una persona ha pasado por una situación así, se le suele indicar un tratamiento con Adiro con el fin de evitar que se repita, ya que lo que hace, fundamentalmente, es hacer la sangre más líquida, evitando que se formen estos coágulos y trombos que desencadenan los infartos.

Lee también: Tips para aumentar el colesterol bueno

¿Cómo ejerce el Adiro su efecto en el organismo?

Trombosis

El ácido acetilsalicílico interfiere en la síntesis de las prostaglandinas: inhibe de forma irreversible la ciclooxigenasa. Esta enzima existe en dos formas diferentes, la ciclooxigenasa 1 (COX-1) y la ciclooxigenasa 2 (COX-2). Esta última solo está en el cerebro, mientras que la COX-1 se expresa en casi todos los tejidos.

El Adiro ejerce su efecto sobre la COX-1 de las plaquetas, que generan tromboxano A2, una sustancia que produce una potente vasconstricción. Estos efectos se consiguen a dosis mucho más bajas que las requeridas para la acción antiinflamatoria y analgésica. Por esta razón, las dosis de ácido acetilsalicílico en Adiro son o 100 o 300 mg, en vez de 500 mg como lleva la Aspirina.

La COXx-1 de las plaquetas en más sensible que la COX-1 del endotelio, lo que explica la necesidad de dosis muy bajas de ácido acetilsalicílico para conseguir un efecto antitrombótico. Al inhibir esta enzima, la agregación plaquetaria disminuye y el tiempo de sangrado aumenta.

Y, aunque este medicamento no tiene efecto en la agregación plaquetaria desencadenada por la trombina, se recomienda su administración en pacientes que han sufrido una enfermedad coronaria y de angina de pecho estable.

Descubre: Así es como la aspirina ayuda a combatir el cáncer de colon

Conclusión

El Adiro es un fármaco ampliamente utilizado para la profilaxis del infarto de miocardio y cerebrovascular. Contiene ácido acetilsalicílico en diferentes dosis: 100 mg o 300 mg.

Se deben siempre seguir las indicaciones del médico y no cambiar las dosis ni las tomas, ya que este medicamento, al igual que todos los que están comercializados, presentan efectos secundarios indeseados. Además, si no se cumple la pauta terapéutica, el fármaco pierde eficacia, aumentando las probabilidades de padecer otro infarto.

Consulta con un profesional cualquier duda que tengas sobre este medicamento y sus indicaciones.

  • Rohlfs, I., García, M. del M., Gavaldà, L., Medrano, M. J., Juvinyà, D., Baltasar, A., … Muñoz, D. (2004). Género y cardiopatía isquémica. Gaceta Sanitaria. https://doi.org/10.1157/13061995
  • Agustí, A., & Diogène, E. (2004). Prevención primaria del infarto de miocardio con ácido, acetilsalicílico. Medicina Clinica. https://doi.org/10.1157/13060895
  • Vianna, C. A., González, D. A., & Matijasevich, A. (2012). utilização de ácido acetilsalicílico (AAS) na prevenção de doenças cardiovasculares: Um estudo de base populacional. Cadernos de Saude Publica. https://doi.org/10.1590/S0102-311X2012000600011