Administración de carbón activado

El carbón activado es un polvo poroso con aplicaciones en diferentes campos, como la industria o la medicina. Descubre cuál es su mecanismo de acción y cuáles son sus principales usos.

El carbón activado es una sustancia porosa, muy utilizada para adsorber fármacos y toxinas presentes en el tracto gastrointestinal.

El carbón activado

El carbón activado es un polvo carbonoso, cristalino y altamente poroso. Esta alta porosidad le confiere la capacidad de retener otras moléculas de líquidos, gases o vapores, en un fenómeno conocido como adsorción. En la adsorción, la superficie sólida, el adsorbente, retiene al adsorbato, que  puede ser un átomo, ión o molécula.

Debido a estas propiedades, el carbón activado se emplea en distintos procesos de separación. Algunas de sus aplicaciones son:

  • Extracción de metales.
  • Purificación de agua potable.
  • Tratamiento de aguas residuales.
  • Controladores de emisión de automóviles.
  • En medicina, en casos de intoxicación.

El carbón activado para tratar intoxicaciones

La administración de esta sustancia para tratar las intoxicaciones gástricas tiene tres posibles objetivos:

  • Reducir la absorción intestinal de los tóxicos ingeridos por vía oral. Esto es debido a que el carbón activado va adsorbiendo y reteniendo dichos compuestos tóxicos a su paso por el tracto gastrointestinal.
  • Facilitar la eliminación de dichos tóxicos que se absorben en la circulación general.
  • Tratar las intoxicaciones crónicas, acelerando la eliminación de sustancias de larga vida media.

Suele administrarse a través de una sonda nasogástrica y disuelto en agua, llevándose a cabo un lavado gástrico. La máxima eficiencia se suele conseguir en torno a una hora después de haberse realizado el lavado.

No obstante, en ciertas ocasiones y cuando el paciente está consciente, se le puede pedir su colaboración y administrar esta sustancia por vía oral, sin necesidad de sonda. Puede utilizarse como única dosis o en dosis repetidas y resulta efectivo en las intoxicaciones por diversos compuestos, tales como: aspirina, digoxina, fenobarbital, anticolinérgicos, opioides…

Su administración está contraindicada en intoxicaciones por:

  • Productos corrosivos como ácidos o bases fuertes.
  • Cianuro.
  • Alcohol.
  • Derivados del petróleo.
  • Metales.

Quizá te interese: Sorprendentes usos de salud y belleza del carbón vegetal activado

Características del carbón activado utilizado en intoxicaciones

Aunque existen numerosos tipos de carbón activado, sin embargo, en el ámbito médico, y concretamente para su utilización en descontaminación gástrica, dicho compuesto deberá cumplir con lo siguiente:

  • Debe ser microporoso. Esto es debido a que las toxinas que han de ser eliminadas tienen un diámetro menor a 2 nanómetros, mientras que las moléculas orgánicas inocuas como las proteínas y las grasas, son de un tamaño mayor.
  • Debe ser de origen vegetal. Deben evitarse los carbones de origen mineral, ya que presentan compuestos metálicos como los sulfuros que pueden ser absorbidos en el intestino y ser tóxicos para el organismo.
  • Debe ser activado térmicamente. Existen distintos procesos de activación de este compuesto, que le dan su capacidad adsorbente. Sin embargo, en estos casos se prefiere la activación térmica ya que da lugar a un carbón inocuo para el organismo.

Consideraciones a tener en cuenta

Existen casos en los que la administración de carbón activado no está recomendada. Este es el caso de pacientes con las vías aéreas desprotegidas, por ejemplo, si están intubados, ya que en estos casos la sonda nasogástrica necesaria para administrar el carbón activado podría ser peligrosa.

Tampoco se recomienda el lavado gástrico por medio de carbón activado en pacientes con riesgo elevado de perforación gástrica, ya que puede agravarse su condición. Este es el caso de personas con hemorragias intestinales o aquellas con otro tipo de enfermedades añadidas.

Asimismo, debido a la capacidad adsorbente de toxinas del carbón activado, este puede interferir con otros fármacos administrados al paciente. Por ello, se debe estudiar meticulosamente el tiempo de absorción de los fármacos que vayan a utilizarse, para evitar posibles interferencias entre ambos tratamientos.

Descubre: 6 razones por las que deberías tener carbón activado en tu botiquín

Otras aplicaciones del carbón activado

El carbón activado también puede emplearse en el tratamiento de otras afecciones gastrointestinales más leves, tales como indigestión o flatulencia. En estos casos, el mineral se administra en pequeñas cantidades por medio de cápsulas.

Otra de sus aplicaciones, que no está exenta de controversia, es la del tratamiento de infecciones por microorganismos. Los defensores de este tipo de tratamiento, aseguran que el carbón activado es capaz de adsorber las bacterias causantes de la infección y ayudar a su eliminación a través de las heces.

Por último, el carbón activado también puede aplicarse en forma de apósito, sobre la piel, en casos de picaduras de avispas o abejas, a fin de eliminar las toxinas venenosas.

  • Villarreal, J., Kahn, C. A., Dunford, J. V., Patel, E., & Clark, R. F. (2015). A retrospective review of the prehospital use of activated charcoal. American Journal of Emergency Medicine. https://doi.org/10.1016/j.ajem.2014.10.019  
  • Juurlink, D. N. (2016). Activated charcoal for acute overdose: A reappraisal. British Journal of Clinical Pharmacology. https://doi.org/10.1111/bcp.12793 
  • Bond, G. R. (2002). The role of activated charcoal and gastric emptying in gastrointestinal decontamination: A state-of-the-art review. Annals of Emergency Medicine. https://doi.org/10.1067/mem.2002.122058  
  • Ali, B. H., Alza’abi, M., Ramkumar, A., Al-Lawati, I., Waly, M. I., Beegam, S., … Schupp, N. (2014). The effect of activated charcoal on adenine-induced chronic renal failure in rats. Food and Chemical Toxicology. https://doi.org/10.1016/j.fct.2013.12.038  
  • Mohammad-Khah, A., & Ansari, R. (2009). Activated charcoal: Preparation, characterization and applications: A review article. International Journal of ChemTech Research. https://doi.org/ISSN 0974-4290