5 claves para afrontar y superar los imprevistos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Bernardo Peña el 1 enero, 2019
Para que las situaciones inesperadas no nos sobrepasen es fundamental aprender a afrontar y superar los imprevistos de una forma efectiva y rápida. Solo así lograremos mantener nuestro bienestar.

Siempre hay algunas situaciones que surgen de manera inesperada y nadie nos enseña a lidiar con ellas de una forma efectiva. Por eso, hoy vamos a descubrir 5 claves para afrontar y superar los imprevistos que nos permitirán enfrentarnos a ellos de la mejor manera posible.

Los imprevistos pueden surgir en vacaciones, por ejemplo, cuando tras planificar un viaje se ha cancelado un vuelo.

También, cuando se programa una excursión y ese día nos ponemos enfermos o cuando nos ponen una multa. Estas situaciones son inesperadas, pero a partir de hoy vamos a saber cómo afrontarlas de una mejor forma.

1. Sé más flexible

Mujer pensativa.
La clave para superar los imprevistos es ser más flexibles con nosotros mismos.

La primera de las claves para afrontar y superar los imprevistos es aprender a ser más flexibles.

Si programamos unas vacaciones o hacemos un plan con alguien de una manera muy rígida, cualquier situación inesperada que surja nos resultará mucho más difícil de aceptar. Estos son algunos consejos que podemos llevar a cabo:

  • Tener siempre un plan B para, así, poder salir airosos de ese imprevisto.
  • Ahorrar. En el caso de que el imprevisto sea una cuestión de dinero, contar siempre con una cantidad de reserva. Aunque esta sea pequeña, siempre nos dará seguridad.

Una manera de practicar la flexibilidad es hacer cambios en las rutinas que llevamos a diario. De esta manera, también nos daremos cuenta de si somos muy exigentes y rígidos con nosotros mismos.

Lee este artículo: Las claves para adaptarse a cualquier cambio

2. Acepta los imprevistos

Otra de las claves para afrontar y superar los imprevistos es simplemente aceptarlos. Negarlos no es una opción que nos vaya a ayudar a encontrar una solución.

Si aceptamos los imprevistos no perderemos energía enfadándonos, sino que la invertiremos en intentar hallar una salida.

Llevarnos las manos a la cabeza o creer que tenemos mala suerte es algo que tampoco debemos hacer. No hay ninguna razón por la que nos hayamos encontrado con esa situación. Los imprevistos surgen, son parte de la vida.

3. Haz sitio para los imprevistos

Esta tercera manera de superar los imprevistos nos puede permitir ver una parte de nosotros mismos que es muy rígida y exigente.

Si nunca dejamos hueco para los imprevistos y deseamos tenerlo todo controlado, es más probable negarlos cuando estos aparezcan.

Mantenerlo todo bajo control no es posible. Aunque sí hay cosas que podemos controlar, hay muchas otras que no están a nuestro alcance. Ser conscientes de esta realidad nos ayudará a superar los imprevistos de una mejor manera.

4. Establece prioridades para superar los imprevistos

Mujer apuntando en una agenda.
Para superar los imprevistos organizate y prioriza tus objetivos.

Siempre es recomendable establecer prioridades. Cuando surgen debemos hacernos una pregunta: ¿qué es lo más importante que podemos hacer en este momento? Esto nos ayudará a dejar de lado los pensamientos negativos y centrarnos en superar ese imprevisto.

Imaginemos que nos llega una multa y estamos algo apurados de dinero este mes. Pues bien, en lugar de lamentarnos, de enfadarnos e, incluso, de echarle la culpa a alguien, nuestra prioridad es pagar esa multa. En lo que tenemos que pensar es en cómo hacerlo.

Ante esto pueden existir varias opciones. Si tenemos unos pequeños ahorros podemos echar mano de ellos, podemos intentar reducir algún gasto este mes (aunque eso signifique privarse de algunas cosas), pedirle prestado dinero a algún familiar, etc.

En definitiva, tenemos que ponernos en acción para solucionar lo que es verdaderamente importante.

Descubre: 7 tipos de conflictos y cómo solucionarlos

5. Mantén la calma

El último de nuestros tips para superar los imprevistos es mantener la calma. Cuando algo nos toma por sorpresa es normal que no sepamos qué hacer, que empecemos a transpirar y a ponernos muy nerviosos. Todo esto va a provocar que no podamos pensar con claridad.

También, tenemos que eliminar las expectativas que podamos tener y no adelantarnos a lo que pueda pasar.

Por ejemplo, si continuamos con el ejemplo que dimos en el apartado anterior, pensar y obsesionarnos con que si no podemos pagar la multa tendremos que pagar más por los retrasos.

Mantener la calma nos ayudará a pensar en los pasos que tenemos que dar para resolver el problema que nos aqueja. Solo de esta manera, podremos pensar con racionalidad y fortaleza.

¿Cómo afrontas y superas tú los imprevistos? ¿Les dejas espacio para que sucedan o siempre buscas tenerlo todo bajo control?

  • Alejo Riveros, A, Rojas Arias, P, Pérez-Acosta, AM. PSICOLOGÍA Y ASUNTOS ECONÓMICOS: UNA APROXIMACIÓN AL ESTADO DEL ARTE. International Journal of Psychological Research [Internet]. 2008;1(1):49-57. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=299023503008
  • Dungan, J. A., Stepanovic, M., & Young, L. (2016). Theory of mind for processing unexpected events across contexts. Social cognitive and affective neuroscience11(8), 1183-92.
  • Wessel, J. R., & Aron, A. R. (2017). On the Globality of Motor Suppression: Unexpected Events and Their Influence on Behavior and Cognition. Neuron93(2), 259-280