Aftas en la garganta, qué son y cómo se tratan

02 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el quiromasajista Iván Losada
La estomatitis aftosa (aftas) consiste en la aparición de úlceras en la cavidad bucal. Suelen desaparecer, pero es importante reconocerlas a tiempo; ya que producen ardor o dolor.
 

Las aftas en la garganta son esas pequeñas lesiones que se desarrollan en la cavidad bucal. Asimismo, su aparición está relacionada con un deficiente funcionamiento del sistema inmunológico.

¿Quieres saber cuáles son sus causas y qué tratamientos existen para combatirlas? Te informamos siguiendo las pautas de los doctores Ramón Bonet y Antonieta Garrote

¿Qué son las aftas en la garganta?

El trastorno se denomina “estomatitis aftosa” o “aftosis”. Este suele comenzar en la adolescencia, aunque a veces debuta en etapas posteriores. En esta línea, aparece una única lesión o varias al mismo tiempo.

El aspecto de las aftas es de color blanco amarillento con un ribete enrojecido; y suelen desaparecer en el plazo de una semana. En ocasiones, producen molestias como ardor, dolor e incluso puede formarse un pequeño bulto.

Dolor por ´aftas en la boca
Las aftas bucales deben tratarse a tiempo porque provocan dolores intensos.

Es una afección benigna que es capaz de hacerse crónica, aparecer en brotes varias veces al año y, en algún caso, producir cuadros graves y complejos. A veces, provoca incluso pérdida importante de peso; ya que el paciente sufre un dolor intenso al comer.

Causas de las aftas en la garganta

 

Aunque su origen no se conoce a ciencia cierta, se sabe que su aparición está relacionada con el sistema inmune. Además, se apuntan las siguientes causas:

  • Se ha comprobado una cierta predisposición familiar. Es frecuente que varios miembros de una misma familia se vean afectados por aftas en la garganta.
  • El estrés emocional se encuentra presente en muchos episodios. Aunque no hay certeza científica, se cree que el estrés emocional afecta al sistema inmunológico y predispone al sujeto a padecer aftas en la garganta.
El estrés emocional puede ser una de las causas de la aparición de aftas en la cavidad bucal.
El estrés emocional puede estar entre las causas de las aftas bucales.
  • Traumatismos producidos en la mucosa oral como consecuencia de mordiscos involuntarios también serían un factor desencadenante.
  • En algunos pacientes, se han detectado niveles bajos de hierro, ácido fólico o vitamina B12.
  • También se han relacionado las aftas en la garganta con el consumo de alimentos ácidos y el reflujo gastroesofágico.
  • Se sospecha de ciertas alergias alimentarias y, sobre todo, de aquellas producidas por el lauril sulfato sódico de las pastas de dientes.

Datos curiosos de su evolución médica

Estos son los factores que se han apuntado como causantes de aftas en la garganta. No obstante, en la mayoría de los casos, sigue siendo una enfermedad idiopática (de origen desconocido).

 

Sin embargo, se manejan algunos datos:

  • Su causa no es una enfermedad infecciosa.
  • Se descarta que sea producida por el virus del herpes.
  • No es contagiosa.

Quizás te interese: Herpes Zoster

Las aftas en la garganta desaparecen cuando se identifica y se trata la causa. Pero si esto no resulta, los expertos recurren a tratamientos sintomáticos y de sostén para aliviar el dolor o el escozor.

Nódulos en la garganta

Cuando las medidas higiénicas no son suficientes, se recurren a los tratamientos farmacológicos. Es importante destacar que, en ocasiones, será necesario hacer un diagnóstico diferencial con patologías que produzcan úlceras bucales. Incluso se puede recurrir a la realización de biopsias, entre otras pruebas.

Por lo tanto, es importante asesorarse con un profesional médico y evitar la automedicación; ya que podría enmascarar los síntomas y empeorar el pronóstico.

Medidas preventivas

  • Usar un cepillo de cerdas suaves.
  • Utilizar enjuague bucal tras el cepillado para eliminar los gérmenes.
  • Disminuir el consumo de alimentos ácidos: limones, tomates, kiwis, piña, etcétera.
  • Evitar el exceso de picante y las comidas con especias.
enjuague bucal
La correcta limpieza y el enjuague bucal ayudan a mitigar los síntomas de las aftas.
 

Algunos remedios naturales también sirven para calmar las molestias. Por ejemplo, el Dr. Raúl C. Peña explica que el extracto de propóleo tiene acción antibiótica.

En esta línea, un artículo publicado por la Revista de la Sociedad India de Periodoncia destaca el uso de la caléndula por sus propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y antimicrobianas.

Lee también: Cómo curar llagas en la boca con remedios caseros

Tratamiento farmacológico de las aftas en la garganta

En la mayoría de los casos, algunos de los tratamientos que el doctor suele recetar son los siguientes:

  • Pomadas a base de cianoacrilato con las que se cubre la úlcera. Actúa como un pegamento que evita el contacto de los alimentos y la saliva con la lesión.
  • Anestésicos tópicos como la lidocaína o la benzocaína, que alivian el dolor.
  • Corticosteroides de uso tópico para realizar enjuagues o para ser aplicados en pomada a base de fluocinonida, clobetasol o dexametasona.
  • Para lesiones más importantes, pueden inyectarse los esteroides en la úlcera o tratarlas con láser de CO2.
  • Aumentar el consumo de alimentos que contengan ácido fólico, vitaminas del complejo B y hierro. Así como manzana, yogur, plátano, mango, legumbres, etc.
  • Gárgaras antisépticas con agua sal y/o agua oxigenada. Ambos son eficaces antisépticos que contribuyen a disminuir los síntomas.

Si no se consigue una pronta mejoría, o se repiten los episodios varias veces al año, se debe acudir al médico para realizar un correcto diagnóstico y descartar otras enfermedades más graves que cursan con aftas en la garganta.

 
  • Rioboo García R. Educación para la salud bucodental: Odontología Preventiva y Odontología Comunitaria. Madrid: Avances Méd Dentales; 2002. p. 1321-5.
  • Soto Araya M, Rojas Alcayaga G, Esguep A. Asociación entre alteraciones psicológicas y la presencia de Liquen plano oral, Síndrome boca urente y Estomatitis aftosa recidivante. Med Oral Chile. 2004;(9):1-7.
  • Casanova Rivero Y, Lima Álvarez M, Casanova Rivero A, Santana Ramírez H. Estrés y su influencia en la Enfermedad Periodontal. Clínica Estomatológica Provincial Docente. Camagüey. Rev AMC. 1997;1(1)
  • Pérez Borrego A, Guntiñas Zamora MV, González Labrada A. Estomatitis aftosa recurrente (II Parte). Determinación de marcadores de inmunidad celular. La etiopatogenia de la enfermedad no es totalmente conocida. Rev Mexicana de Odontología Clín. 2008;2(4).
  • Gutiérrez Ramos F. Efecto del estrés y del tabaquismo en la estomatitis aftosa recurrente [tesis]. Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos; 2005 [citado 18 Abr 2009]. Disponible en: http://www.cybertesis.edu.pe/sisbib/2006/gutierrez_rd/pdf/gutierrez_rd-TH.back.1.pdf
  • Siriamornpun, S., Kaisoon, O. y Meeso, N. (2012). Cambios en el color, actividades antioxidantes y carotenoides (licopeno, β-caroteno, luteína) de la flor de caléndula (Tagetes erecta L.) como resultado de diferentes procesos de secado. Journal of Functional Foods, 4 (4), 757–766. https://doi.org/10.1016/j.jff.2012.05.002
  • Khairnar MS, Pawar B, Marawar PP, Mani A. Evaluación de Calendula officinalis como agente antiplaca y anti-gingivitis. J Indian Soc Periodontol 2013; 17: 741-7
  • Ramón Bonet & Antonieta Garrote (2015). Aftas bucales. Farmacia Profesional. https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-aftas-bucales-X0213932415727469