Agenesia renal: qué es y en qué consiste

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Alejandro Duarte el 16 noviembre, 2018
La falta de uno o ambos riñones puede dar lugar a graves perjuicios. Entre otras funciones, los riñones son órganos esenciales para que la sangre se mantenga libre de elementos tóxicos.

La agenesia renal es una patología que hace referencia a la ausencia de uno o ambos riñones. Esta malformación ocurre en un estadio temprano del desarrollo embrionario e impide que los órganos se desarrollen con normalidad.

Los riñones realizan actividades imprescindibles para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Actúan como filtradores de la sangre, permitiendo liberar al medio externo sustancias tóxicas y otros tipos de desechos a través de la orina. Por otra parte, intervienen en el control de la presión sanguínea y en el sistema endocrino. Asimismo, colabora en la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas encargadas de transportar el oxígeno.

Factores relacionados

Factores relacionados

La causa de esta enfermedad es de origen desconocido. Sin embargo, existen varios factores que se asocian a ella. Los más destacados son los siguientes:

  • Anomalías cromosómicas. Existe un componente genético asociado a la agenesia renal. En aquellas familias donde se ha dado el caso de un paciente enfermo, la probabilidad de que se vuelva a repetir es mucho mayor. Además, se asocia a enfermedades que cursan con defectos del cariotipo, como las trisomías. Hay expertos que asocian el síndrome de Down (trisomía del par 21) con la agenesia renal dada su alta prevalencia de manera conjunta.
  • Hábitos tóxicos de la madre durante el embarazo. En especial, el consumo de tabaco, bebidas alcohólicas y drogas. Son sustancias que interfieren en el desarrollo embrionario de manera directa.

Actualmente se están realizando estudios para analizar si el déficit de líquido amniótico (oligohidramnios) juega un papel causal o no a la hora de padecer esta malformación.

Visita este artículo: Síndrome de Brunner

Tipos de agenesia renal

Podemos distinguir dos tipos de agenesia renal:

  • Agenesia renal unilateral. En este caso, el individuo solo presenta un riñón. En otras ocasiones, presentan un riñón con una malformación severa o parcialmente desarrollado que está compensado por un mayor trabajo del riñón sano. Un gran porcentaje de pacientes que padecen este trastorno presentan este subtipo. Según las estadísticas ocurre en una de cada mil personas.
  • Agenesia renal bilateral. Esta variedad es más severa puesto que el sujeto carece de ambos riñones. Es más raro que la agenesia renal unilateral y se produce un caso por cada cinco mil personas.

Signos y síntomas de agenesia renal

Tratamiento

Las manifestaciones de la agenesia renal varían en cada paciente. Además, el tipo de enfermedad determina la gravedad de la misma. Es por ello que la agenesia renal unilateral suele ser asintomática en la mayoría de los casos y aparte de la falta de un riñón se traduce en una sobrecarga del sano. Por el contrario, el subtipo bilateral suele presentar otras alteraciones relacionados con otras malformaciones y problemas del sistema urinario (como el síndrome de Potter).

¿No lo sabías? 6 bebidas para combatir el dolor en los riñones

Métodos de diagnóstico para la agenesia renal

Las pruebas más empleadas en el diagnóstico de la agenesia renal son:

  • Ecografía renal. Es una técnica que no aplica radiación sobre el paciente, por eso es útil como diagnóstico precoz y para establecer un seguimiento puesto que se puede repetir sin riesgo de efectos secundarios.
  • Urografía intravenosa. Se inyecta al paciente un contraste que se elimine por la orina. De este modo se hace un estudio de su paso a través del sistema urinario, su fracción de filtrado renal, etc.
  • Tomografía Axial Computarizada (TAC). Se obtienen imágenes de alta precisión en el escáner.

Tratamiento y pronóstico de la agenesia renal

Cuáles son las grasas saludables que no pueden faltar en tu dieta

La mayoría de los pacientes que padecen agenesia unilateral tienen una calidad de vida totalmente normal. No obstante, es aconsejable seguir una dieta que ayude a preservar el riñón sano. Esta dieta suele incluir alimentos bajos en fosfato y sal y un consumo mínimo de grasas. Normalmente se administra al paciente una serie de medicamentos facilitadores de la función renal. De este modo se compensa el órgano dañado sin sobrecargar el sano.

Sin embargo, los pacientes con agenesia renal bilateral no presentan un pronóstico favorable. La mayoría de fetos que padecen esta alteración no suelen llegar con vida al parto. Se producen abortos espontáneos de fetos malformados en etapas muy tempranas del embarazo. Los pocos bebés que sobreviven al parto suelen presentar otras alteraciones junto a la agenesia renal (como las malformaciones genéticas graves) que determinan una supervivencia en torno a dos o tres semanas tras el nacimiento.