Agotamiento matinal: causas y remedios

Un buen desayuno nos puede ayudar a superar ese agotamiento y nos aporta energías para afrontar el día. No olvides incluir fruta y fibra

¿Te ha ocurrido alguna vez? Levantarte por la mañana y sentirte tan cansada, que incluso tú ánimo está decaído, sin ganas de afrontar el día. Bien es cierto que el haber descansado bien por la noche es indispensable, pero el agotamiento matinal no siempre se debe a esta causa. ¿Quieres saber por qué?

Cuando sabemos que hemos dormido lo suficiente, no es normal levantarse cansada. Eso debemos tenerlo claro. Según los expertos, el agotamiento matinal reiterado es un síntoma de algunas enfermedades, y por tanto, algo que debe ponerse en evidencia con nuestro médico. Te explicamos cuáles pueden ser las causas.

Agotamiento matinal: síntomas

huellas-del-cansancio

  • Posibles mareo al levantarnos de la cama.
  • Sensación de boca seca.
  • Dolor muscular difuso.
  • Malestar gastrointestinal.
  • Escalofríos.
  • Tensión baja por la mañana (hipotensión)
  • Sequedad de ojos
  • Cansancio extremo que va mejorando a medida que avanza la mañana.

Posibles causas del agotamiento matinal

El cansancio matinal prolongado no es una enfermedad en sí misma, sino la señal de que algo no funciona bien en nuestro cuerpo. Somos incapaces de recuperarnos y no tenemos la energía suficiente para cumplir nuestras obligaciones. Todos sabemos que el no dormir lo suficiente suele ser la causa más común, pero nosotros vamos a ahondar en otros aspectos que pueden traernos más consecuencias para nuestra salud. Es importante también que para relacionarlo con las siguientes dimensiones que vamos a señalarte, el agotamiento matinal sea persistente, es decir que te ocurra al menos durante dos semanas seguidas,

1. Problemas cardíacos

Corazon-cuidado

Los médicos suelen comentar que las primeras horas de la mañana son las más peligrosas.

Suele hablarse a menudo del llamado síncope por bajada de la presión arterial, que se sucede debido a una disminución del riego cerebral. Debes estar pues al tanto. Si este agotamiento matinal se repite cada día, y te notas sin apenas energías o sientes pequeños mareos, no dudes en acudir a tu médico.

2. Problemas hormonales: hipotiroidismo

Hipotiroidismo

Cuando sufrimos de hipotiroidismo, presentamos un déficit de hormonas tiroideas que altera el funcionamiento de nuestro organismo. Esta falta de hormonas hace que nuestro metabolismo funcione más lentamente y que baje nuestro rendimiento. Nos sentimos cansadas y apáticas, y es habitual que durante las mañanas esta sensación de agotamiento sea más acusado.

3. Problemas emocionales

Depresion simple

Los expertos suelen decir que el modo en que afrontemos nuestras mañanas es el reflejo de nuestra salud física y emocional. Es ese instante en que tenemos ante nosotros la jornada, el trabajo, el hacernos cargo de los niños, de cumplir nuestras obligaciones… Si nuestro estado anímico no está en su nivel óptimo, cualquier esfuerzo se nos va a convertir en una montaña.

Las depresiones suelen cursar con dolor muscular, con cansancio extremo, con apatía y con tristeza generalizada. Uno de los momentos más duros es sin duda es la mañana, al amanecer.

4. Nutrición incorrecta, dietas extremas

dietas extremas

Debemos ir con cuidado con las dietas. En ocasiones nos planteamos seguir un régimen muy estricto, donde acaba generándose un desbalance nutricional muy grave. Pueden producirse desajustes metabólicos tan acusados capaces de producirnos desde desmayos, trastornos hidroelectrolíticos, de sodio y potasio, que pueden derivar en problemas al corazón, arritmias hasta paros cardíacos. Hemos de tenerlo en cuenta.

Combatiendo el agotamiento matinal

desayuno

  • En primer lugar, señalarte que si sientes agotamiento matinal durante al menos dos semanas, es necesario que acudas a tu médico. Puede tratarse de alguna enfermedad anteriormente señalada: un problema cardíaco, hipotensión, arritmias…
  • Cuida tu salud emocional. Si al levantarte sientes que no tienes ganas de afrontar la jornada y que te gustaría quedarte en la cama todo el día, pregúntate por qué. Afronta tus problemas, busca apoyo emocional en tu familia, tus amigos. Ilusiónate por cada día que empieza. La tranquilidad y la felicidad es la mayor energía que existe para combatir el cansancio.
  • Ten cuidado con las dietas que sigues. Cuida que no te falten nutrientes, que sea una dieta variada donde estés además siempre bien hidratada.
  • Nunca olvides tu desayuno. Es uno de los momentos más importantes del día, mediante el cual obtendrás la energía suficiente para combatir el cansancio. Incluye en él fruta y fibra. Prescinde de la leche de vaca y sustitúyela por leche vegetal. Consume fibra, como por ejemplo avena. La manzana con piel, las fresas o los arándanos y las nueces también nos aportan energías y mejoran nuestro estado de ánimo.
  • Prepárate las cosas que necesites por la noche, para que cuando te levantes por la mañana lo tengas todo listo y no  tengas más que sentarte a desayunar con tranquilidad.
  • Toma infusiones de ginseng, jengibre o maca al menos tres veces por la semana en tu desayuno. Aportan vitalidad, energía,y fortalece nuestro estado físico.
  • Lleva un horario en tu vida, come siempre a las mismas horas, descansa ocho horas diarias, tómate tiempo para ti, pasea al menos media hora diaria, permite que te de el sol...y cómo antes te hemos señalado, ante cualquier síntoma fuera de lo normal, acude al médico.
Categorías: Buenos hábitosCuriosidades Etiquetas:
Te puede gustar