Agua con limón y semillas de chía: beneficios si eres mujer

Valeria Sabater·
20 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
01 Diciembre, 2018
Este sencillo remedio te aporta vitaminas, calcio, proteínas y antioxidantes. Además, es saciante y te ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre ¿Qué esperas para probarlo?
 

El agua con limón y semillas de chía es una bebida refrescante, muy fácil de preparar que se puede aprovechar en los meses más calurosos del año o bien, después de una sesión de entrenamiento.

El limón es lo que viene a aportar el toque refrescante y energizante, mientras que las semillas de chía aportan un toque diferente y también algo de fibra.

Si eres mujer y estás procurando mantener un estilo de vida activo y saludable, puedes consumir esta bebida como complemento a tu dieta. Verás cómo te ayuda a regular tu tránsito intestinal y a evitar el consumo de bebidas industriales (que contienen mucho sodio y azúcar, dos ingredientes que no son muy convenientes para tu salud en general).

Bebidas caseras, una gran opción

Azúcar saliendo de una lata de refresco

Las bebidas industriales contienen una gran cantidad de azúcar y, por otra, parte sodio. Dos sustancias que no contribuyen con la salud, sino todo lo contrario, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

 

A menudo, cocinas y comes con sal. Puede que esto te parezca una cuestión tan común que te resulte inofensiva, pero lo cierto es que, muchas veces, sin darte cuenta, puedes terminar consumiendo esta sustancia en exceso.

Ten en cuenta que muchos alimentos ya contienen sodio y si le añades más (al salar tus comidas), ya estás consumiendo cierta cantidad de más; y si sumado a esto, consumes productos industriales (bebidas y comestibles) puede que estés ingiriendo aún más.

El resultado de esto puede traducirse –cuanto menos– en retención de líquidos. Una molestia que sin duda puede causar mucha incomodidad en el día a día.

Por su parte, el azúcar también puede causar diversos estragos en la salud y promover la aparición de problemas como la retención de líquidos, tal y como indica el estudio titulado Effect of sugar intake towards human health.

¿Por qué limón y semillas de chía?

limones en la mesa
 

Las frutas ricas en vitamina C y antioxidantes, como los limones, permiten sintetizar y mantener el calcio en el organismo. Además, son gustosas y tienen un aroma agradable, por lo que suelen resultar apetecibles para la mayoría de las personas. Por otra parte, su gusto cítrico resulta refrescante, por ello, tienden a ser muy elegidas a la hora de combatir el calor.

Las semillas de chía son una fuente de ácidos grasos omega-3, fibra, antioxidantes y proteínas capaces de influenciar positivamente la salud. Por su contenido de fibra, ayudan a mantener la sensación de saciedad por más tiempo, por ello son ideales para controlar la ansiedad por comer y al mismo tiempo, regular el tránsito intestinal, evitar la inflamación y bajar de peso.

Adicionalmente, las semillas de chía aportan potasio y en calcio, dos minerales esenciales para la salud de todo el organismo y el cumplimiento de ciertos procesos.

    • El potasio apoya la función muscular y el sistema nervioso. También interviene en la producción de proteínas a partir de sus componentes principales que son los aminoácidos.
    • El calcio estimula la secreción hormonal, contribuye con el mantenimiento de la salud del aparato óseo (incluyendo los dientes), participa en la transmisión del impulso nervioso, y contribuye con la activación de enzimas que sirven como mediadores en diferentes reacciones químicas.

Te puede interesar: Claves para no perder calcio de tus huesos

 

Receta del agua con limón y semillas de chía

Vaso de jugo de limón con semillas de chía.

Ingredientes

  • 1 limón.
  • Miel (al gusto).
  • 1 vaso y ½ de agua (300 ml).
  • 1 cucharadita de semillas de chía (5 g).

Preparación

  • Las semillas de chía hay que dejarlas en remojo en medio vaso de agua (100 ml). Esto siempre suele hacerse a la hora de preparar una bebida que las contenga. Después de una hora verás cómo se reblandecen y se crea ese gel tan característico.
  • Obtener el jugo del limón. Luego, hay que mezclarlo con un vaso de agua (200 ml) y con las semillas que han formado ese gel.
  • Endulza con un poco de miel y bebe después de tu desayuno o a media mañana.

Descubre: 10 importantes beneficios que te brindan las semillas de chia

Bébela después de entrenar o hacer deporte

El agua con limón y semillas de chía es una buena opción tanto para calmar la sed e hidratar el cuerpo como para aplacar un poco el hambre mientras pasa una hora después de haber terminado el entrenamiento y te preparas para comer algo, bien sea una merienda o una comida principal. Consúmela con moderación y verás lo bien que te sienta. 

 

Ahora que ya conoces cómo preparar esta bebida refrescante, puedes comenzar a aprovecharla cada vez que lo desees. Ten en cuenta que puedes elaborar diversas bebidas frutales a partir de estas base. Así que, comienza a buscar los sabores que más te agraden y haz la prueba!

Nota importante: mantén la moderación con la cantidad de zumo de limón, ya que si lo utilizas en exceso te puede causar molestias estomacales. Si has preparado la bebida y te ha quedado muy fuerte, puedes rebajarla con agua.