Agua de semillas de chía: remedio para el síndrome del ovario poliquístico

Gracias a su aporte de ácidos grasos esenciales omega 3 las semillas de chía nos ayudan a equilibrar los niveles hormonales que pueden descontrolarse por el síndrome del ovario poliquístico

El síndrome del ovario poliquístico es un trastorno hormonal bastante frecuente. Las que lo sufren son chicas cada vez más jóvenes, que se empiezan a preocupar por los síntomas habituales de esta enfermedad: dolores menstruales, acné, aparición de vello en el rostro, dificultades para quedarse embarazadas, etc.

En este artículo compartimos un remedio muy natural, sencillo y efectivo. Con el consumo diario de agua de semillas de chía podemos notar una mejoría si somos pacientes y constantes. De este modo, evitaremos también los efectos secundarios de los tratamientos convencionales. 

¿Qué es el síndrome del ovario poliquístico?

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es una afección que se caracteriza por un desequilibrio de las hormonas sexuales en la mujer. Puede causar diferentes síntomas, entre los cuales destacan las irregularidades y dolores durante el ciclo menstrual, los quistes ováricos y esterilidad.

El desbalance hormonal entre estrógenos, progesterona y andrógenos provoca muchos otros problemas como, por ejemplo, aparición de vello facial, caída de cabello, amenorrea, etc. No obstante, las características y síntomas varían de una mujer a otra.

El síndrome del ovario poliquístico suele afectar, sobre todo, a mujeres de entre 20 y 30 años, aunque también a chicas adolescentes. Pueden influir factores genéticos, aunque cualquier mujer puede sufrir este problema por causas que no se conocen del todo. Es probable que influyan factores como la alimentación, el estrés o la contaminación.

síndrome del ovario poliquístico

¿Se puede tratar de manera natural?

Para tratar cualquier desequilibrio hormonal de manera natural debemos mejorar la salud en general. Muchos órganos están relacionados con las hormonas, ya que estas son muy sensibles a muchos factores. Uno de los órganos que más debemos cuidar es el hígado.

Además de recurrir a remedios naturales específicos, es fundamental adquirir buenos hábitos en nuestro estilo de vida:

  •  Seguir una dieta equilibrada y completa
  • Evitar el tabaco y el alcohol
  • Realizar ejercicio físico de manera habitual

Asimismo, las hormonas también se alteran por la contaminación y el contacto con sustancias químicas presentes en los productos de higiene corporal, cosméticos, etc.

Remedio con agua de chía

Las semillas de chía pueden ser muy beneficiosas para tratar el síndrome del ovario poliquístico de manera natural por dos motivos:

  • Alto contenido en fibra: Estas semillas son ricas en mucílagos, un tipo de fibra soluble que facilita y aumenta la evacuación sin irritar el intestino. Este órgano debe funcionar de manera correcta para prevenir muchas enfermedades y mejorar, en especial, el equilibrio de los órganos que se encuentran en el vientre.
  • Ricas en omega 3: Las semillas de chía también destacan por un alto contenido en ácidos grasos esenciales omega 3. Estos componentes equilibran los niveles hormonales. Por ejemplo, reducen los niveles de testosterona. Además, también mejoran la salud de la piel y el cabello.
chía para el síndrome del ovario poliquístico

Ingredientes

Para preparar este remedio para combatir el síndrome del ovario poliquístico necesitaremos solamente dos ingredientes. A continuación proponemos las cantidades adecuadas para todo el día:

  • 3 cucharadas de semillas de chía (42 g)
  • 3 vasos de agua (600 ml)

¿Qué debes hacer?

Para elaborar este remedio es fundamental moler las semillas.

Aunque muchas recetas proponen hacerlo con las semillas enteras, si lo que queremos también es asimilar los ácidos grasos omega 3 necesitaremos consumirlas en polvo o molidas. Tampoco debemos conservarlas ya molidas durante más de unos días, ya que por su contenido en aceites podrían oxidarse.

  • Muele las semillas de chía.
  • Mezcla la chía molida con el vaso de agua y dejar reposar, por lo menos, durante dos horas. También podemos dejarlo preparado antes de acostarnos, durante toda la noche.
  • Podremos observar que el agua se vuelve gelatinosa. Esto sucede por la fibra soluble que se desprende de la semilla.
  • Si nos cuesta mucho tomarlo podemos mezclarlo con un poco de jugo de limón y estevia, o bien prepararlo con un batido de frutas.

¿Cómo lo tomamos?

A modo de tratamiento, debemos tomar este remedio 3 veces al día:

  • En ayunas, media hora antes del desayuno.
  • Media hora antes de la comida.
  • Media hora antes de la cena.

Como mantenimiento o a modo preventivo, podemos reducirlo a una toma diaria, la cual haremos por la mañana al levantarnos.

Necesitaremos por lo menos 3 meses de tratamiento para notar efectos positivos en nuestra salud. No obstante, es importante realizar también los cambios oportunos en nuestro estilo de vida.

Te puede gustar