Agua de semillas de lino para combatir la celulitis y mejorar el estado de la piel - Mejor con Salud

Agua de semillas de lino para combatir la celulitis y mejorar el estado de la piel

Para conseguir mejores resultados con las semillas de lino es conveniente que, además, sigamos una dieta sana y equilibrada y practiquemos actividad física de forma regular

La celulitis es uno de los problemas estéticos que más afecta a las mujeres de todo el mundo, especialmente cuando se sufre de sobrepeso u obesidad.

Consiste en la acumulación de grasa en las capas profundas de la piel, la cual forma nódulos que tienen un aspecto acolchado más conocido como piel de naranja.

En la mayoría de los casos tiene algún tipo de relación con factores genéticos o cambios hormonales, pero también está asociado con hábitos poco saludables, como es el caso del sedentarismo, el estrés o la mala alimentación, entre otros.

Las áreas donde más suele aparecer son los glúteos y los muslos; no obstante, en personas con sobrepeso suele ser notoria en el abdomen, los brazos y otras áreas visibles.

La buena noticia es que hoy en día existen múltiples formas de reducirla para mejorar el estado de la piel. En esta ocasión queremos compartir una opción 100% natural que actúa como complemento para conseguir buenos resultados.

Agua de semillas de lino para combatir la celulitis

Semillas de lino

En los últimos años las semillas de lino se han hecho muy populares como apoyo para las dietas de aquellas personas que quieren adelgazar sin pasar sufrimientos.

Estas son una fuente natural de fibra, minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales que mejoran el funcionamiento intestinal sin alterar su flora bacteriana.

Lo que también se ha descubierto es que son un excelente remedio para reducir la celulitis y lucir una piel más saludable, ya que estimulan la producción de colágeno mientras combaten la retención de líquidos, una de las causas de esta condición.

Sus ácidos grasos Omega 3 mejoran la digestión, reducen la absorción de las grasas por parte del intestino y tienen un efecto antiinflamatorio que contribuye a restaurar el tamaño de los tejidos para una piel más lisa y tonificada.

Además, ayudan a inhibir la acción de los radicales libres, moléculas causantes del daño oxidativo y envejecimiento prematuro.

Lee también: 6 consejos para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel

¿Cómo preparar agua de semillas de lino?

semillas-lino

El agua o infusión de semillas de lino es la forma más popular de tomar este alimento para mejorar la salud y conseguir una piel radiante.

A través de esta se aprovechan al máximo todas las propiedades de la semilla, por lo que puede ser consumida con distintos fines.

Por ejemplo, es una bebida saciante, ideal para controlar la sensación de hambre en esos momentos de ansiedad.

También son apropiadas para tratar distintos problemas digestivos, como es el caso de las úlceras duodenales, la acidez y la gastritis.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de semilla de lino (45 g)
  • 1 litro de agua

Preparación

  • Coloca a hervir un litro de agua y añádele las tres cucharadas de semillas de lino.
  • Lo debes dejar reposar de 8 a 12 horas, por lo que te aconsejamos prepararla en horas de la noche para que esté lista al día siguiente.
  • Como resultado obtendrás un líquido espeso y gelatinoso en el que se concentran los beneficios de estas semillas.

Modo de consumo

  • Para empezar debes ingerir 150 ml del agua en ayunas. El líquido restante lo puedes dividir para tomarlo antes del almuerzo y de la cena.
  • Por su efecto depurativo se recomienda tomar durante 10 días seguidos y luego descansar otros 10 días.

Ten en cuenta que sus efectos no son inmediatos y solo se obtienen cuando se toma con frecuencia y apoyada de una alimentación saludable.

No es apta para personas que padecen cálculos renales o problemas hepáticos.

Visita este artículo: Cómo evitar la formación de cálculos renales

Consejos para mejores resultados

piña piel haleysuzanne

Si el objetivo es reducir al máximo la celulitis se pueden tener en cuenta otros sencillos trucos para conseguir mejores resultados con el tratamiento anterior.

Las dos claves principales serán la dieta y el ejercicio, que son imprescindibles para evitar la acumulación de grasas y toxinas en los tejidos.

Otro gran apoyo es la piña, que con muy pocas calorías aporta enzimas como la bromelina, que favorece la absorción de proteínas para evitar la formación de esos antiestéticos hoyuelos.

Por supuesto se pueden utilizar cremas anticelulitis o tratamientos de uso tópico, ya que estas promueven la circulación y disminuyen de forma notable la piel de naranja.

Lo más importante de todo es ser constantes con los hábitos saludables y tratar de convertirlos en un estilo de vida. Si bien al principio puede ser un poco complicado, con mucha voluntad se pueden lograr los objetivos.

¡Anímate!