¿Qué agua mineral es la mejor?

Francisco María García · 9 diciembre, 2017
A la hora de elegir un agua mineral deberemos tener en cuenta nuestras características personales y optar por aquella que se adapte a nuestras necesidades y que no vaya a resultarnos perjudicial

El mejor agua para tomar es aquella cuya mineralización es débil. De acuerdo a los especialistas, el agua debe contener pocos minerales y sales para su ingesta. Sin embargo, es importante conocer que existen varios tipos de agua mineral.

El cuerpo humano está constituido en un 70 % por agua. Beber agua es vital para mantener el cuerpo hidratado y funcionando. Una deshidratación severa puede traer consecuencias para el organismo y el cerebro.

 Variaciones en el consumo de agua

beber-agua

En las mujeres el consumo de agua debe ser de entre 2 y 2,5 litros al día. Mientras que en los hombres debe ser de 3 litros o más. Los niños van consumiendo agua de acuerdo a la edad. A los 10 años ya deberían beber 1,5 litros diarios.

Para la mejor absorción de nutrientes, el agua mineral debe consumirse templada, a temperatura ambiente. El agua muy fría puede causar irritación estomacal.

Asimismo, tampoco debe sustituirse por otro tipo de bebidas.

¿No lo sabías? 4 razones para beber agua tibia en lugar de fría

Conceptos de agua mineral

Conceptos de agua mineral

El agua mineral es todo tipo de agua envasada. Sin embargo, existen 3 definiciones básicas. Estas denominaciones están enmarcadas en la legislación española:

  • Agua mineral natural. Es el agua que proviene de yacimientos naturales, microbiológicamente sana. No ha sido sometida a ningún tratamiento de depuración. Por el contrario, es embotellada tal como se extrae.
  • Agua de manantial. Es de origen subterráneo. Por lo general, emerge de forma espontánea a la superficie. Su consumo puede ser inmediato sin necesidad de tratamientos.
  • Agua preparada. Son aguas que tienen algún tipo de intervención química para el consumo humano. Debido a que provienen de cualquier fuente, se someten a tratamiento para lograr las condiciones de sanidad apropiadas.
  • Agua con gas. Posee alta concentración de anhídrido carbónico de forma natural o inducida

Tipos de agua mineral embotellada

Tipos de agua mineral embotellada

 En el mercado existen diversas marcas de agua mineral. Cada una identifica en su etiqueta la cantidad de minerales que posee.

Conocer los tipos permite consumir el agua mineral más adecuada para el organismo.

  • Agua mineral débil. Este tipo de agua cuenta con pocos niveles de magnesio y calcio. Es recomendada para bebés y pacientes con problemas renales.

Debido a su baja mineralización, el cuerpo procesa las sales más fácilmente.

  • Agua mineral fuerte. El agua mineral fuerte tiene residuos de calcio y magnesio. Esto hace que tenga una alta concentración de sales. Se encuentra contraindicada para personas con discapacidad renal.
  • Agua baja en sodio. Conocida como hiposódica diurética, este tipo de agua es la más recomendada para personas con problemas de riñón e hipertensión. También favorece a pacientes con problemas cardíacos o retención de líquido.
  • Agua bicarbonatada. Comúnmente llamada agua gasificada o con gas. Esta agua presenta una alta concentración de bicarbonato. Favorece la digestión debido a su efecto de efervescencia. También alivia la acidez.
  • Agua alta en sodio. O agua sódica. A diferencia de la hiposódica diurética, este tipo de agua tiene una alta concentración de sal. Se recomienda en deportistas, para recuperar el cuerpo luego de competencias.
  • Agua sulfatada. Posee más de 200 mg de sulfato. A pesar de que posee un sabor amargo, beneficia a la piel por su capacidad regeneradora.
  • Agua ferruginosa. Como su nombre lo indica, son aguas con alto contenido de hierro. Se recomiendan para personas anémicas o con pérdida de hierro.
  • Aguas cálcicas. Son agua con alto contenido de calcio. Recomendadas para niños, adultos mayores y embarazadas. Ayudan a la reabsorción de calcio.
  • Las aguas magnésicas destacan por sus propiedades laxantes. También poseen efecto antiestrés. Ayudan a la regeneración muscular después de actividades físicas intensas.
  • Algunos especialistas coinciden en que las aguas magnésicas disminuyen el colesterol.

¿Quieres conocer más? 6 trucos de cocina que te ayudan a reducir el consumo de colesterol

Por qué es importante el consumo de agua mineral

Por qué es importante el consumo de agua mineral

El cuerpo humano requiere de cantidades de agua para su funcionamiento. El consumo adecuado de agua beneficia el corazón. Ayuda a prevenir infartos contribuyendo a la sanidad de las arterias.

Otra razón de peso, es que el agua aporta oxígeno al cerebro. Lo que beneficia el correcto funcionamiento del mismo y una alta capacidad de desempeño.

Por otro lado, el consumo de agua mineral activa el metabolismo. Mantiene al cuerpo en forma, quemando grasa. También regula el funcionamiento intestinal previendo el estreñimiento.

Finalmente, evita la deshidratación que causa fatiga y debilidad.

No podemos olvidar que la deshidratación severa puede causar daños renales irreversibles. Así mismo, puede afectar el funcionamiento de otros órganos.