Aguacates, fuente natural de antioxidantes para tu corazón

El aguacate es reconocido por la mayoría de nutricionistas como un superalimento. Descubre por qué.

Si hay un alimento adecuado para cuidar de nuestro corazón es el aguacate. Si bien es cierto que mucha gente evita consumirlo porque piensa que le hará subir de peso, vale la pena recordar que este fruto es rico en antioxidantes y grasas saludables.

La clave, como siempre, está en el equilibrio. No se trata, por ejemplo, de consumir dos o tres aguacates diarios, pero sí medio al día o dos piezas a la semana. De esta forma, cuidarán de tu corazón y de tu peso.

Su pulpa carnosa de color verde y su sabor aterciopelado, que recuerda a la almendra, nos ofrecen muchas posibilidades a la hora de comerlo. Es un acompañante ideal para la ensaladas y una fuente muy adecuada de vitaminas y proteínas.

Hoy en nuestro espacio te invitamos a saber cómo los aguacates pueden cuidar de tu corazón.

Aguacates, grasas buenas que cuidan de tu corazón

Para cuidar de nuestra salud cardiovascular es importante seguir una dieta baja en grasas, realizar ejercicio físico de forma moderada y mantener un control de la hipertensión y el colesterol malo (LDL).

Te interesará saber que los aguacates son una de las pocas frutas ricas en grasas monoinsaturadas que encajan en lo que se considera una dieta adecuada para nuestro corazón. La Asociación Americana del Corazón los recomienda por las siguientes razones:

1. Aguacates, nutrientes adecuados para nuestro corazón

Para cuidar de nuestra salud cardíaca debemos restringir el consumo de las llamadas “grasas trans”, presentes en la mayoría de bollería industrial, dulces, carnes rojas o cualquier comida rica en salsas y en condimentos.

Los aguacates, por su parte, nos aportan grasas mono y poliinsaturadas, completamente libres de sodio, de grasas trans y colesterol. Son muy adecuados para nuestra salud general y, en especial, para el corazón.

  • Un aguacate nos aporta 322 kcal.
  • Su aporte en sodio es tan bajo que es muy adecuado para todo paciente que padezca de hipertensión.
  • Si sufres retención de líquidos te va a ayudar también a drenar y a eliminar esas toxinas.

2. Los aguacates, una fuente natural de antioxidantes para tu salud

Aguacate

Si hablamos de aguacates, hablamos de salud y, sobre todo, de una gran acción antioxidante gracias a su riqueza en provitamina A y vitamina E.

  • Una porción diaria de 100 g de aguacate nos aporta suficiente vitamina E, lo cual es muy interesante. ¿La razón? Nos va a ayudar a prevenir o retrasar la aparición de muchas enfermedades cardíacas.
  • Su riqueza en estos antioxidantes va a conseguir disminuir los niveles de LDL.
  • Tampoco podemos olvidar que los aguacates son ricos en magnesio. Este mineral es básico para conseguir, por ejemplo, que la trasmisión del impulso nervioso tenga lugar de forma adecuada.

3. Son ricos en vitaminas B

  • Los aguacates contienen vitamina B6, importante para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso. Regula el estrés y la ansiedad.
  • Son una buena fuente de ácido fólico (B9).
  • La vitamina B12 presente en los aguacates es esencial para la formación de nuevas células, permitiéndonos, además, regular el nivel de homocisteína en sangre. Si este elemento se eleva demasiado, aumenta el riesgo de padecer infartos.

Ensalada saludable de aguacate, mango, fresas y miel

ensalada-fresa-mango- aguacates

Te invitamos ahora a que tomes nota de una sencilla receta a base de aguacate que te servirá para acompañar cualquier plato. ¡Pruébala, esta ensalada es deliciosa!

Ingredientes

  • ½ aguacate
  • 5 fresas
  • ½ mango
  • 100 g de lechuga cortada en trocitos
  • Unas hojas de rúcula
  • ½ pepino
  • Un poco de queso fresco bajo en grasas
  • El jugo de medio limón
  • 2 cucharadas de miel de romero (50 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (14 g)

Preparación

  • Empezaremos partiendo por la mitad el aguacate y retirando la semilla central. Divídelo en cuadraditos.
  • Limpia las fresas y córtalas por la mitad.
  • Hacemos lo mismo con el medio mango y el pepino, los pelamos y los cortamos en cuadraditos, para reservarlos.
  • Vamos a preparar ahora el aderezo de nuestra ensalada. Para ello, obtén el jugo de medio limón, y añade las 2 cucharadas de miel. Remueve bien para incluir después esa cucharada de aceite de oliva. Mezcla bien y reserva.
  • Nos vamos ya al bol donde nos serviremos la ensalada. Añade la lechuga picadita, las hojas de rúcula, para después, incluir ya el queso fresco, el aguacate, el pepino, el mango y las fresas. ¡Delicioso!
  • Por último, añade ya nuestro aderezo a base de miel y limón. Ese toque agridulce le aportará un sabor especial tan saludable como interesante que cautivará tu paladar.

Ideal si te preparas esta ensalada en tu comida principal del día. Es baja en grasas y una fuente muy elevada de antioxidantes que cuidará de tu salud cardíacaTe encantará.