Aislamiento consciente, ¿qué necesitas solucionar?

Aunque nos pueda dar algo de miedo quedarnos solos y en silencio, en ocasiones el aislamiento consciente es necesario para resolver nuestros conflictos internos y reencontrarnos con nosotros mismos

El aislamiento consciente es aquel que una persona elige por propia voluntad, porque así lo necesita o así lo desea. No obstante, hay quienes ven esto como algo negativo, una situación rara que es totalmente rechazada.

En la sociedad en la que vivimos aislarse no está bien visto. Por ese motivo, tenemos tanta tendencia a buscar la aprobación externa o a depender de nuestras parejas.

Lee: Prefiero una soledad digna a una falsa compañía

No queremos quedarnos solos ni sentirnos apartados del resto del mundo. Esto está muy mal considerado, pero ¿y si en realidad es algo que necesitamos?

El aislamiento consciente nos permite encontrarnos con nosotros mismos

aislamiento consciente

Estar siempre pendientes de los demás, intentando agradar por el simple hecho de que tenemos miedo a que nos abandonen y a que nos dejen solos, al final, termina siendo agotador.

Sin embargo, esta no es la peor de las consecuencias de este tipo de actitudes, sino que, cuando nos demos cuenta, seremos conscientes de que nos hemos perdido por el camino.

¿Dónde está esa persona que antes conocíamos tan bien? ¿Cuándo hemos dejado de escucharnos y hemos empezado a guiarnos por lo que los demás nos decían?

Con pequeñas acciones que llevamos a cabo en nuestro día a día hemos aprendido a ignorarnos, hasta tal punto de que vivimos totalmente condicionados por el exterior.

Sin embargo, llega un momento en el que sufrimos, en el que no somos felices ni siquiera cuando estamos entre amigos.

Descubre: A veces, perderse, es la mejor manera de encontrarse

No es que los demás sean personas tóxicas. Son nuestros miedos, nuestros continuos intentos de agradar y de ser perfectos, los han provocado que establezcamos relaciones tóxicas para nosotros mismos, para nuestra salud.

Por eso, el aislamiento consciente puede ayudarnos a reencontrarnos con nosotros mismos. Esa persona que realmente somos y que hemos dejado a un lado, pero que aún nos está esperando.

Una nueva toma de perspectiva

estar-triste

El aislamiento consciente, además, nos permite tener una nueva perspectiva sobre todo lo que está sucediendo a nuestro alrededor.

Como bien sabemos, a veces tomamos decisiones que no nos benefician, o respondemos de una manera que, en realidad, no queremos, porque nos falta perspectiva.

Tomarnos este tiempo para nosotros nos ayudará a ver los problemas como oportunidades, los errores como aprendizajes y a las personas como espejos que nos hablan de nosotros mismos.

Llegados a este punto, nos damos cuenta de que el aislamiento consciente surge cuando hay algo en nuestra vida que tenemos que solucionar.

Ya sea porque hemos caído en depresión, no estamos sabiendo gestionar bien nuestras relaciones o hay miedos que no queremos enfrentar.

Lee: Autoayuda emocional: sana desde el interior

Con todo esto, ha habido una desconexión con nuestro verdadero ser que es importante volver a recuperar.

Porque, aunque busquemos ayuda, sabemos que esta está en nuestro interior. Tan solo nos hace falta darnos tiempo y escuchar.

La solución siempre está en nosotros mismos, aunque bien es cierto que a veces necesitamos un empuje, una ayuda.

Sin embargo, que las cosas cambien para bien con respecto a nosotros es una responsabilidad que tan solo se encuentra en nuestras manos.

El aislamiento consciente nos permite mimarnos

aislamiento consciente

Cuando tenemos un problema, a veces nos hacen falta mimos y cariños hacia nosotros mismos. Y es que siempre esperamos que nos lo den los demás, pero no nos damos cuenta de que tenemos que empezar por dárnoslo nosotros.

Siempre estamos pendiente de otras personas, y nos ocupamos muy poco en nuestra persona, quizás porque tenemos en mente que esto implica ser egoístas.

Sin embargo, cuando el aislamiento nos llama es porque es el momento de concentrarnos en nosotros, no en nadie más.

Antes de irte no te pierdas: Hoy seré egoísta, cuidaré de mí misma

El aislamiento consciente nos ayuda a priorizarnos, a mimarnos y a escucharnos cuando llevamos tanto tiempo en el que nos hemos perdido y ya no sabemos quiénes somos.

Pasar un tiempo en soledad puede ser positivo para ver una situación desde una nueva perspectiva, para deshacernos de una dependencia emocional o para poder pasar un duelo.

Evitar el aislamiento consciente cuando así lo sentimos y necesitamos puede ser un error. Nuestros miedos o el qué dirán, incluso el temor a perder, no deben condicionarnos.

Nuestro bienestar es lo primero.

Categorías: Pareja Etiquetas:
Te puede gustar