Propiedades de la capsaicina, presente en el ají picante

Jose María Marín 1 diciembre, 2013
No son pocas las sustancias que presentan propiedades anticancerígenas. La capsaicina, presente en el ají picante, es una de ellas. Descubre cómo actúa,

Desde hace muchos años hay una búsqueda incesante en los laboratorios de sustancias para vencer al cáncer. Sin embargo, hasta ahora, ninguna había demostrado firmemente dicha capacidad desde el punto de vista científico-médico.

Desde hace poco tiempo, se ha venido constatando la presencia de algunas sustancias o plantas, como los ajís o la graviola, que presentan principios activos capaces de hacer frente a las células cancerosas in vitro.

En diversos estudios, una molécula obtenida de los ajís demostró su poder anticancerígeno en cultivos de células de cáncer de pulmón y páncreas humano.

La sustancia que hoy estudiaremos se encuentra en los populares pimientos picantes, chilis o ajís, como se los conoce. Nos referimos a aquella variedad de los pimientos que contienen una especial potencia pungente, es decir, pican. Su potencial anticancerígeno se debe a la capsaicina, una sustancia que produce “el suicidio” de las células cancerosas. Su acción puede no solamente frenar el desarrollo de estas células, sino también acabar con ellas.

Acción de la capsaicina contra las células cancerosas

La capsaicina pertenece a una familia de moléculas llamadas vaniloides. Son estas moléculas las que presentan ese potencial anticancerígeno. Existen estudios que demuestran la eficacia de esta sustancia contra células provenientes de cáncer de hígado o de próstata.

Pero lo más impresionante es que no solamente matan las células cancerosas, sino que no dañan las células que rodean al tumor, que están sanas, o son normales.

Este grupo de sustancias, entre los que se encuentra la capsaicina, se encuentran en muchos alimentos. Las previsiones farmacéuticas piensan que se podrá obtener algún fármaco anticancerígeno utilizando las propiedades de estas moléculas.

Mientras tanto, el Cancer Research UK recomienda reducir el riesgo de cáncer mediante una dieta saludable y balanceada, con abundancia de frutas y vegetales.

Capsaicina y muerte celular

La capsaicina, el principio picante del chile, conduce a las células del tumor de próstata, entre otros, a su autodestrucción. Según diversos estudios, se ha demostrado que este componente presente en altas concentraciones en el ají produce la activación de la muerte celular programada, o suicidio celular (también llamado apoptosis), al menos in vitro.

¿Qué es la muerte celular programada?

Expliquemos con un poco más de detalle cual es el mecanismo por el cual el chile o ají induce la muerte celular programada, también llamada apoptosis.

La apoptosis o muerte celular es un fenómeno natural y necesario gracias al cual existe un equilibrio entre las células nuevas y aquellas que son más viejas o están ya deterioradas. Sin embargo, las células cancerígenas se vuelven inmortales ya que logran evadir los mecanismos moleculares de apoptosis.

Los científicos han observado que la capsaicina inhibió la actividad de un mecanismo molecular que está alterado en las células cancerosas (el factor NF-kappa Beta) y que, en condiciones normales, participa en la apoptosis o muerte celular. La regulación defectuosa del factor NF-kB por parte de las células cancerígenas es una de las razones que promueven su inmortalidad.

El componente picante de los chiles redujo además la formación de una proteína que a menudo es producida en altas cantidades por los tumores de próstata y que puede señalar la presencia del tumor en hombres. Esta proteína se conoce como antígeno prostático específico (PSA).

¿Por qué ingerir alimentos que contengan capsaicina?

Viendo las maravillosas propiedades de los alimentos picantes, si queremos ayudar en la lucha contra el cáncer o prevenirlo, tenemos que incorporar en nuestra alimentación la mayor cantidad de hortalizas que contengan capsaicina. Sin embargo, conviene aclarar que si tenemos cáncer, ingerir abundantes cantidades de chile no va a curarnos.

Los alimentos que mayor cantidad de capsaicina contienen son los pimientos y el jengibre. Hay que tener en cuenta que cuanto más pique un pimiento, chile o ají, más concentración de capsaicina tiene. No olvidemos que lo ideal es que dichos alimentos los consumamos crudos, pues de esa manera se conservan todas sus propiedades.

  • Chiles o guindillas: son la fuente más potente y conocida de capsaicina, y algunos tienen las puntuaciones más altas en la escala picante de Scoville, como los jalapeños o los habaneros.
  • Tabasco: esta salsa comercial está hecha con los pimientos picantes de la variedad tabasco, del estado mexicano del mismo nombre, añadiendo vinagre y sal. Unas gotas en tu comida, una fiesta en tu lengua.
  • Comino: aunque es mucho menos picante que los anteriores, contiene capsaicina y puede dar un gran sabor a tus legumbres, además de ser el ingrediente principal del mojo canario.
  • Curry: uno de los ingredientes principales es la cúrcuma, que le da el color amarillo y que contiene pequeñas cantidades de capsaicina.
Te puede gustar