Albaricoque y melocotón: ¿en qué se diferencian?

18 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Si piensas que el albaricoque y el melocotón son lo mismo, no te pierdas lo que tenemos que contarte. Te explicamos sus diferencias y sus posibles usos culinarios.

Dentro del amplio espectro de las frutas nos podemos encontrar con algunas que forman parte de la misma familia y que comparten una serie de características en común. Un caso bastante típico es el del albaricoque y el melocotón. Ambos alimentos tienen semejanzas, pero también diferencias. Te las vamos a explicar.

Antes de comenzar hay que recalcar la importancia de consumir fruta de manera habitual. Estos alimentos cuentan con antioxidantes en su composición, capaces de prevenir el desarrollo de las patologías complejas. Su ingesta regular se asocia con un retraso en el envejecimiento y con un mejor estado de salud.

Principales características del albaricoque

El albaricoque es una fruta que destaca por su contenido en vitamina A, nutriente que ha demostrado ser esencial para mantener una buena función ocular. Se trata de un alimento que se puede consumir fresco entre los meses de mayo y agosto.

Además de su sabor dulce, se caracteriza también por la presencia en su interior de compuestos antioxidantes, como los taninos. Cuenta, por otro lado, con carbohidratos, fibra y micronutrientes como el hierro, el potasio y el calcio.

Melocotones.
Los melocotones y albaricoques son ricos en betacarotenos y vitamina A.

Para saber más: Alimentos ricos en vitamina A, ¿dónde encontrarlos?

Principales características del melocotón

El melocotón, a pesar de ser también una fruta de temporada estival, cuenta con un sabor semiácido, como la fresa. Es más pequeño que el albaricoque y su parte exterior es más rugosa. Lo más recomendable es consumir esta fruta fresca y cruda.

Este alimento destaca por su contenido en vitamina C, siendo este un nutriente esencial para estimular la síntesis de colágeno, según una investigación publicada en la revista Orthopaedic Journal of Sports Medicine. Es necesario recordar que esta proteína es la más abundante en el cuerpo humano y la responsable de la elasticidad de los músculos y de los tendones.

A pesar de su sabor dulce, el melocotón presenta un contenido en carbohidratos bastante alto, así como destaca también por la presencia de fibra en su interior. Esta sustancia ha demostrado ser esencial para evitar el estreñimiento y las dolencias de tipo gastrointestinal.

Del mismo modo que el albaricoque, también contiene beta carotenos capaces de sufrir una transformación en vitamina A. Gracias a la presencia de estos nutrientes es posible afirmar que los melocotones y los albaricoques tienen un poder antioxidante que puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar patologías de carácter complejo y crónico, enlenteciendo el envejecimiento natural de las células.

También te puede interesar: ¿Qué son los antioxidantes y para qué sirven?

Usos culinarios del albaricoque y del melocotón

Aunque la recomendación es consumir ambas frutas frescas, al natural, es posible también elaborar diferentes preparaciones culinarias con ellas. Destacan, en primer lugar, las mermeladas.

Estas suponen una excelente forma de conservar dichas frutas, ya que se elimina la oxidación y el riesgo microbiológico en ellas, gracias a la adición del azúcar. Sin embargo, se trata de un producto que no se debe consumir con asiduidad, debido a su impacto sobre la salud metabólica.

También es posible elaborar batidos y smoothies con ambas frutas, eligiendo el albaricoque si se pretende lograr un sabor más dulce y el melocotón si el objetivo es gozar de un toque ácido. Incluso, con el melocotón se puede elaborar un postre tradicional conocido como orejones. Para fabricarlos es necesario desecar trozos de la fruta, aunque con este método se pierden algunos nutrientes presentes en su pulpa.

También es posible incluir el melocotón en ciertas recetas saladas. Al aportar toques ácidos, a diferencia del albaricoque, se pueden elaborar salsas con dicha fruta que maridan adecuadamente con algunos tipos de carne.

Tipos de melocotones

Si bien los albaricoques son casi todos iguales, es posible encontrar diferentes variedades de melocotón dependiendo del color de su carne. De este modo, se pueden diferenciar en aquellas de pulpa amarilla, de pulpa blanca y de tipo pavia.

Mientras que las dos primeras se caracterizan por una carne blanda que se desprende fácilmente del hueso, la última tiene una pulpa dura que cuesta más arrancar. Dependiendo de la zona geográfica, será más habitual encontrar una u otra variedad, ya que las condiciones climatológicas necesarias para su cultivo son diferentes.

Melocotones varios.
El uso culinario de estas frutas se prefiere de estación, aunque la fabricación de dulces prolonga su empleo.

Consume melocotones y albaricoques de temporada

El melocotón y el albaricoque son dos frutas de la misma familia que comparten varias características en común, aunque también ciertas diferencias. Sea como fuere, cabe destacar lo beneficioso que resulta incluirlos en la dieta habitual, ya que poseen nutrientes esenciales para garantizar un adecuado estado de salud.

Si vas a preparar recetas dulces, una gran opción es que te decantes por el albaricoque. A la hora de introducirlo en un plato salado, opta por el melocotón. A pesar de todo, una de las mejores opciones resulta siempre consumirlos frescos y al natural durante los periodos estivales. De este modo, será posible aprovechar todo su sabor y sus nutrientes, esenciales para el organismo humano.

  • Dowling JE., Vitamin A: its many roles from vision and synaptic plasticity to infant mortality. J Comp Physiol, 2020. 206 (3): 389-399.
  • DePhillipo NN., Aman ZS., Kennedy MI., Begley JP., et al., Efficacy of vitamin C supplementation on collagen synthesis and oxidative stress after muscoloskeletal injuries: a systematic review. Orthop J Sports Med, 2018.
  • Emmanuel A., Mattace Raso F., Neri MC., Petersen KU., et al., Constipation in older people: a consensus statement. Int J Clin Pract, 2017.
  • Llanes Echevarría, José Ramón. "Alimentos hipolipemiantes que mejoran la salud cardiovascular." Revista Cubana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular 23.4 (2017).
  • Zamora, Juan Diego. "Antioxidantes: micronutrientes en lucha por la salud." Revista chilena de nutrición 34.1 (2007): 17-26.