Albendazol: indicaciones y contraindicaciones

16 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
El efecto antiparasitario del albendazol se debe al efecto que produce en los microtúbulos que se encuentran en el citoplasma de las células de los parásitos. No presenta efectos en las células humanas.

El albendazol es un medicamento que proviene de los benzimidazoles, cuya principal indicación es el tratamiento de diferentes enfermedades producidas por la infestación de microorganismos parásitos, tanto intestinales como tisulares.

Su uso está permitido tanto en adultos como en niños mayores de 2 años a dosis única o en tratamiento a corto plazo.

¿Cómo ejerce el albendazol su efecto en el organismo?

albendazol

El efecto antiparasitario del albendazol se debe al efecto que produce en los microtúbulos que se encuentran en el citoplasma de las células de los parásitos. No presenta efectos en las células humanas. Al dañar estas estructuras, el antiparasitario consigue romper las células y, así, estas pierden la capacidad para realizar sus funciones, como la secretora o la absortiva.

De esta forma, las sustancias secretoras se acumulan en el aparato de Golgi del parásito y, como consecuencia, disminuye la captación de glucosa y de los valores de glucógeno como reserva energética.

Además, como la mayoría de estas sustancias que se acumulan en el aparato de Golgi son enzimas proteolíticas que se liberan dentro de la célula, se produce finalmente, una autolisis de la célula implicada; es decir, la muerte de la propia célula. Gracias a ello se consigue dar muerte al parásito.

Indicaciones del albendazol

En los estudios realizados con albendazol, se han demostrado la eficacia de este antiparasitario en el tratamiento de infecciones causadas por:

  • Enterobius vermicularis.
  • Ascaris lumbricoides, que es una lombriz intestinal.
  • Ancylostoma duodenare y Necator americanus, otras dos lombrices.
  • Trichus trichiura.
  • Strongyloides stercoralis.

No obstante, no solo está indicado para las infecciones producidas por estos microorganismos. También se utiliza para el tratamiento de infecciones por Hymenolepis nana y Taenia spp, que son los responsables de producir la tenia.

Descubre: ¿Cómo puedo saber si tengo parásitos intestinales? Síntomas frecuentes

¿A qué dosis se administra este medicamento?

Norfloxacino: usos y efectos secundarios

Las dosis de albendazol, así como la posología, variarán según la edad del paciente y la enfermedad a tratar. De esta forma, en personas adultas se administrará una dosis única de 400 mg por vía oral para el tratamiento de la ascariasis, enterobiasis y la uncinariasis.

En cuanto a las enfermedades como la tricocefalosis, la tenia o la fasciolosis así como en infecciones graves, se administrará una dosis diaria de 400 mg durante 3 días. En el caso en el que el cuadro clínico no revierta pasadas 3 semanas, se deberá iniciar la segunda línea de tratamiento para este tipo de enfermedades.

Los niños mayores de dos años siguen el mismo régimen que los adultos y, para los menores de dos años, el albendazol está contraindicado.

Contraindicaciones de la administración del albendazol

El albendazol, a pesar de haber demostrado su seguridad en los ensayos clínicos, está contraindicado en una serie de situaciones. En este sentido, cuando un paciente tenga hipersensibilidad conocida a este medicamento o a los excipientes que forman parte de la formulación, no puede ser tratado con él.

Además, tal y como hemos comentado, el albendazol se utiliza y está aprobado para personas adultas y niños mayores de dos años. Por lo tanto, los niños con menos edad no pueden tratarse con este fármaco.

Por otra parte, el uso en mujeres embarazas o en periodo de lactancia tampoco está recomendado, por sus posibles efectos en el bebé, ya que se han demostrado efectos teratogénicos y embriotóxicos en estudios animales.

Finalmente, mencionar que no se conocen las interacciones con otros medicamentos. Por esta razón, si vas a tomar otra medicación conjuntamente con albendazol, es imprescindible que lo comentes con el médico o con el farmacéutico, con el fin de evitar complicaciones de salud.

Lee también: Medicamentos permitidos en el embarazo

Reacciones adversas

parásitos

Al igual que todos los medicamentos en el mercado, el albendazol no está exento de producir una serie de efectos adversos.

Entendemos efectos adversos como todos los eventos indeseados y no intencionados que se esperan en el tratamiento con un medicamento. En este sentido, durante el tratamiento con albendazol se han reportado de manera frecuente las siguientes reacciones adversas en los ensayos clínicos realizados:

  • Elevación de las enzimas hepáticas.
  • Problemas gastrointestinales, como dolor estomacal, náuseas y vómitos.
  • Leucopenia, que es un descenso del número de leucocitos, un tipo de células de la sangre.
  • Mareos y cefaleas.
  • Pérdida de cabello
  • Fiebre.

Además, aunque no tan frecuentemente, se ha reportado casos de pancitopenia, granulocitopenia y aplasia de la médula ósea.

Conclusión

El albendazol es un medicamento que se utiliza para el tratamiento de enfermedades parasitarias. Es fundamental hacer un uso racional de este medicamento, ya que un mal uso del mismo puede acarrear graves consecuencias para la salud. Puedes consultar tanto con el médico como con el farmacéutico cualquier duda que tengas al respecto.

  • ALBENDAZOL. (1993). Geneesmiddelenbulletin. https://doi.org/10.1055/b-0034-82203
  • Junquera, P. (2014). Parasitipedia.
  • Verdugo Thomas, F., Tapia Mingo, A., Ramírez Montes, D., & Oporto Uribe, S. (2015). Hepatitis tóxica por albendazol. Gastroenterologia y Hepatologia. https://doi.org/10.1016/j.gastrohep.2014.08.001