Albóndigas con queso parmesano

Yamila Papa Pintor · 17 abril, 2015
Las albóndigas son una preparación muy versátil que admite todo tipo de ingredientes, por lo que podemos hacerlas tanto de carne como de verdura. El único ingrediente invariable es el queso.

En este artículo encontrarás tres maneras diferentes para preparar albóndigas con queso parmesano. Los ingredientes principales pueden cambiar… pero el queso está presente en todas las preparaciones que te proponemos a continuación.

Albóndigas con queso parmesano y pollo

Ingredientes

  • ½ kg de carne de pollo.
  • 1 cebolla.
  • 1 huevo.
  • 2 dientes de ajo.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • 1 ramita de perejil.
  • El zumo de un limón.
  • Salsa de tomate cantidad necesaria.
  • Harina cantidad necesaria.
  • Queso parmesano cantidad necesaria.
  • Aceite de oliva cantidad necesaria.

Preparación

albóndigas

  • En el vaso de la trituradora o picadora, coloca el pollo en cubos, la cebolla en rebanadas, el huevo, los ajos por la mitad o en cuartos, la ramita de perejil, la sal, la pimienta y el zumo de limón.
  • Pica todo hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Si te queda demasiado húmeda, añade un poco de pan rallado.
  • Ralla por encima el queso parmesano y mezcla un poco más.
  • Con la mano o una cuchara, arma bolitas de albóndigas.
  • Pasa cada bola por harina.
  • Calienta aceite de oliva en una sartén y fríe las bolitas hasta que queden bien doradas.
  • Coloca una a una en un papel absorbente para que se elimine el aceite.
  • Sirve con salsa de tomate por encima. Puedes acompañar por ejemplo con puré de patatas o arroz blanco.

Lee: Receta casera de brochetas de pollo

Albóndigas con queso parmesano y carne

¿No sabes qué hacer para la cena? ¿Tu familia te pide platillos nuevos todo el tiempo y se te han agotado las ideas? ¡Presta atención a esta receta de albóndigas con queso parmesano, donde el ingrediente principal además es la carne!

Ingredientes

  • ½ kg de carne picada de ternera (también puede ser mitad de cerdo y mitad de ternera).
  • 100 gramos de queso parmesano rallado.
  • 100 gramos de queso cremoso.
  • 2 huevos.
  • Ajo y perejil picados a gusto.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • 1 lata de tomates triturados.
  • 50 gramos de aceite de oliva.
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 zanahoria.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1 hoja de laurel.

Preparación

albóndigas veganas caseras

  • Corta la cebolla, la zanahoria pelada y el ajo.
  • Sofríe con aceite en una sartén y añade el tomate, el azúcar, la sal y la hoja de laurel.
  • Mezcla en un recipiente la carne, la sal y la pimienta, el perejil y el ajo, los huevos y los quesos (ambos rallados).
  • Amasa bien para hacer las albóndigas, como bolitas.
  • Frita las bolas de carne y queso en aceite bien caliente, hasta que se doren.
  • Retira el exceso de aceite con papel absorbente.
  • Dispón en una bandeja y vierte por encima la salsa de tomate.
  • Si lo deseas, puedes colocar en una placa de horno con más cantidad de queso rallado y hornear hasta que se gratine.

Albóndigas con queso parmesano con berenjena

¿Quién dijo que los vegetarianos no pueden comer albóndigas? Esta receta de origen italiano no solo es deliciosa, sino que también es apta para aquellos que no comen carne. Puedes hacer lo mismo con otro vegetal, en lugar de usar berenjena, por ejemplo, zanahoria o calabacines.

Los ingredientes para las “polpette di melanzane” son

  • 100 gramos de queso parmesano.
  • 200 gramos de berenjenas.
  • 2 dientes de ajo.
  • 100 gramos de pan rallado (también puede ser avena).
  • 1 huevo.
  • Aceite de oliva, cantidad necesaria.
  • Salsa opcional (de yogur agrio o salsa de tomate).

Preparación

Albóndigas quinoa

  • Ralla bien el queso parmesano y reserva.
  • Corta la berenjena en trozos grandes (sin pelar).
  • Introduce en el vaso de la picadora o trituradora junto con los dientes de ajo cortados a la mitad y 50 ml de aceite de oliva.
  • Tritura hasta que te quede una pasta.
  • Coloca el queso rallado, el huevo y el pan rallado y sigue mezclando, hasta que la masa quede lista para las albóndigas.
  • Con las manos o una cuchara arma las bolitas según el tamaño que te guste.
  • Calienta aceite en una sartén y sofríe hasta que queden doradas de ambos lados.
  • Quita el exceso de aceite con un papel absorbente.
  • Servir calientes y usar cualquiera de los acompañantes indicados antes. Se pueden consumir como entrante con palitos para pinchar o bien con arroz blanco, puré de patatas o un salteado de vegetales de plato principal.

¿Te gustan las albóndigas? Si es así te animamos a que pruebes todas estas recetas de albóndigas con queso parmesano en sus múltiples variantes. También, puedes añadir algún ingrediente que no hayamos mencionado. ¡Así serán más originales!