Albóndigas de avena y queso en salsa picante

Las albóndigas de avena se pueden preparar con o sin queso; no obstante lo que sí les queda genial es acompañarlas con una salsa picante para darles un contraste de sabor.

Las albóndigas de avena y queso son una exquisitez vegetariana que resulta muy nutritiva, no solo por su contenido en fibra y otros nutrientes esenciales, sino por su considerable aporte energético.

Después de todo, no hay que olvidar que la avena es un cereal con un alto índice de vitaminas del grupo B y minerales (calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo, zinc, ácido fólico).

Las albóndigas de avena y queso se pueden adaptar para los comensales veganos, sustituyendo el queso por tofu u otros ingredientes que no tengan origen animal.

No obstante, la receta que plantearemos a continuación está pensada para comensales vegetarianos o bien, curiosos que deseen probar esta rama de la gastronomía.

Albóndigas de avena y queso

Ingredientes (20 o 25 unidades)

  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla mediana (60 g).
  • 3 huevos medianos (180 g).
  • ½ taza de nueces picadas (50 g).
  • 1 taza de avena en hojuelas (100 g).
  • Agua caliente (la cantidad necesaria).
  • 1 barra pequeña de pan integral tostado y duro.
  • 1 taza de queso parmesano o mozzarella rallado (100 g).
  • Condimentos: sal, pimienta y otros (al gusto).

Preparación

  1. Tomamos la avena en hojuelas y la procesamos hasta convertirla en harina. No es necesario tamizarla una vez lista.
  2. Añadimos un poco de agua caliente a la avena para hidratarla. Comenzamos a amasar y, si es necesario, añadimos otro poco de agua.
  3. Pelamos la cebolla y la rallamos.
  4. Aparte, tomamos la barra de pan duro y procedemos a desmigarla por completo. Mientras más pequeñas queden las migas, mejor.
  5. Por otro lado, pelamos las nueces y las picamos. También se pueden pulverizar, no obstante, es mejor utilizarlas picadas, ya que así le darán más consistencia a las albóndigas.
  6. Cascamos los huevos y procedemos a batirlos con ayuda de una batidora de mano. Deben quedar las yemas y las claras perfectamente integradas.
  7. Pelamos los dientes de ajo y los picamos en trozos pequeños.
  8. Colocamos la avena, el pan, la cebolla y la nueces en un bol. Añadimos los condimentos seleccionados junto con el ajo y el queso y, finalmente, añadimos los huevos batidos.
  9. Amasamos con las manos hasta conseguir que los ingredientes se integren bien y la masa tenga cierta consistencia.
  10. Formamos las albóndigas y las llevamos a freír en abundante aceite de oliva durante unos minutos. Hay que evitar dejarlas demasiado tiempo por un lado. Al contrario, hay que moverlas mientras se fríen para que queden doradas por completo y no se pasen.
  11. Por último, escurrimos en un plato con papel absorbente para retirarles el exceso de aceite.
  12. Una vez listas las albóndigas, las bañamos en salsa y servimos.

Te puede interesar: ¿Cómo podemos cocinar sin huevo?

La salsa picante para las albóndigas

Ingredientes

  • 5 jitomates.
  • 2 chiles chipotles.
  • 3 dientes de ajo.
  • ¼ de cebolla (21 g).
  • ¼ vaso de agua (50 ml).
  • 1 vaso de caldo de pollo (250 ml).
  • Condimentos: sal y pimienta.
  • Alternativas: en lugar de chiles chipotles se puede utilizar pimiento picante.

Preparación

  1. Pelamos los 3 dientes de ajo y los picamos en trozos medianos.
  2. Picamos la cebolla en dados pequeños y los tomates en rodajas.
  3. Precalentamos una cacerola con apenas un poco de aceite de oliva.
  4. Colocamos el caldo de pollo en la licuadora, los chiles chipotles, y los demás ingredientes.
  5. Procesamos todo hasta obtener una mezcla homogénea más o menos espesa, sin grumos.
  6. Vertemos la mezcla en la cacerola caliente y dejamos cocer durante 5 o 7 minutos aproximadamente.
  7. Comprobamos la sal y, si es necesario, rectificamos.
  8. Para terminar, vertemos la salsa sobre las albóndigas.

Albóndigas de avena, veganas

Ingredientes (para 20 o 25 unidades)

  • 2 dientes de ajo.
  • ¼ de cebolla (21 g).
  • 1 taza de espinacas (100 g).
  • ½ taza de nueces picadas (50 g).
  • 1 taza de harina de avena (100 g).
  • Agua caliente (la cantidad necesaria).
  • 1 cucharadita de salsa de soja (5 ml).
  • Condimentos: sal, pimienta, especias al gusto..

Preparación

  1. Cortamos la cebolla en dados pequeños.
  2. En una sartén ligeramente engrasada con un poco de aceite de oliva, salteamos la cebolla hasta dorarla.
  3. Mientras tanto, pelamos y picamos las nueces.
  4. Mezclamos todos los ingredientes en un bol y vertemos un poco de agua caliente para hidratar la mezcla.
  5. Agregamos la cucharadita de salsa de soja a la mezcla.
  6. Amasamos con las manos y formamos las albóndigas, una por una, hasta conseguir la cantidad deseada.
  7. Para terminar, llevamos a freír en una sartén con abundante aceite de oliva.

Descubre: 4 recetas de avena imprescindibles

Aspectos a considerar

Evidentemente, se trata de una receta muy sencilla cuyo sabor y jugosidad radicará principalmente en la salsa picante.

Cabe destacar que, al estar hechas de avena, las albóndigas de avena necesitan un tiempo de cocción total de 5 minutos o, incluso, un poco menos.

No hay que olvidar que, mientras freímos, debemos girarlas cada cierto tiempo para evitar que se quemen. Y una vez listas, lo que nos queda es disfrutar y compartir.