Albóndigas suecas con salsa

Aunque en Suecia utilizan margarina para cocinar las albóndigas, te recomendamos que las frías en aceite vegetal, que es mucho más sano y saludable

En esta receta vamos a mostrarte como hacer las auténticas albóndigas suecas con salsa. Es un plato muy sencillo de preparar, ya que no se necesitan habilidades especiales ni ningún ingrediente extraño.

En Suecia, por lo general, las albóndigas con salsa se comen con patatas o puré, y salsa de tomate o pepino en vinagre o arándano rojo en conserva como condimento. A menudo, son servidas con una salsa marrón hecha en la sartén (después de que las albóndigas se hayan terminado), con una gran cantidad de nata, mantequilla y un poco de salsa de soja.

Vamos a empezar….

Ingredientes

albondigas

Para preparar albóndigas suficiente para 5-6 personas, necesitas:

  • 900 gramos de carne picada (vacuno, cerdo, pollo, lo que quieras)
  • Dos huevos
  • Una cebolla
  • 3 dl de leche
  • 1/4 dl de migas de pan secas
  • 1 cucharada de sal (rasa)
  • Alrededor de 1 cucharadita de pimienta molida.

Para la salsa

  • Pimiento
  • Ajo
  • Tomate
  • Cebolla
  • Tomate frito
  • Vino tinto

Preparación:

albondigas de pan

  • Remojar la miga de pan, toma un tazón grande, vierte la leche y remueve con el huevo, el pan rallado o las migas, la sal y la pimienta.
  • Deja que se remoje durante unos 5 minutos por lo que las migas de pan estarán absorbiendo los líquidos.
  • Picar la cebolla en trozos muy  pequeños.
  • Añadir la cebolla a la mezcla de la carne picada y mezclar bien con una cuchara grande.
  • No utilices una batidora eléctrica para hacer esto, ya que puede llegar a ser viscoso y extraño si se remueve demasiado.
  • ¡Es hora de utilizar las manos!. Haz bolas con las albóndigas con el tamaño que desees.
  • No es tan difícil de hacer, a menos que tu mezcla haya quedado demasiado húmeda.
  • Fríelas, en Suecia, utilizan margarina para freír las albóndigas, pero puedes hacerlo también en aceite vegetal, por lo que es más saludable.
  • Llena la mitad de la sartén con albóndigas y freírlas en un lado, rodar un poco con una espátula. Después de un tiempo, les puedes dar la vuelta para que se frían por todos los lados.
  • Cuando son de color marrón oscuro, sácalas y ponlas en un bol, hay que mantenerlas calientes hasta a la hora de comer.

Hacer la salsa

Toma unas cucharadas del aceite que has usado para freír las albóndigas, cuando esté caliente fríe unas tiras de pimiento, ajo, tomate y cebolla. Cuando estén las verduras doradas, añadir un chorrito de vino tinto, tomate frito y un poco de agua.

Deja cocer a fuego muy lento y, cuando estén las verduras cocidas y la salsa haya espesado un poco, añade las albóndigas y deja cocer otros dos minutos más.

¡A comer!

Nota

Las sobras se pueden utilizar para hacer un sándwich abierto con albóndigas “köttbullemacka“. Toma un pedazo de pan, mantequilla y pon las albóndigas frías cortadas por la mitad en él. Añadir rodajas finas de pepino en vinagre (pepinillo) y algo de mostaza. ¡Aquí no se tira nada!