Albutofilia: orgasmos en el agua

Descubre la parafilia sexual de las personas que relacionan el placer con el agua, te sorprenderá conocer más sobre este tipo de fetiche que atrae a tantas personas.

El espectro de orientaciones sexuales, gustos, fantasías y parafilias es gigantesco y no para de sorprendernos. Los seres humanos tenemos un gran gusto por la variedad sexual, lo que sumado a nuestra propensión para hacernos adictos a toda clase de sustancias y experiencias, provoca que algunas personas se adentren en el terreno de las parafilias. Una de las más curiosas es la conocida como albutofilia.

En el artículo de hoy te contaremos más sobre esta filia tan poco común, además de por qué puede llegar a producirse, y qué otros fetiches relacionados con ella existen.

Albutofilia: qué es exactamente y cómo se produce

La albutofilia es una parafilia que relaciona el placer sexual con el agua. Como todas las parafiliasla albutofilia está considerada como un trastorno mental, debido a que las personas que la padecen son incapaces de obtener placer de sus relaciones sexuales si no están en presencia del objeto de su fetiche.

En concreto, las personas que padecen albutofilia solo experimentan placer al estar en contacto con el agua, en concreto al pensar o estar sumergidos en un baño de agua caliente o al darse una ducha a altas temperaturas. Sin embargo, en algunos casos la excitación se extiende a todo tipo de interacciones con el agua.

sexo-en-la-playa-agua albutofilia

Para algunas personas, la albutofilia puede traducirse en excitación al estar en el mar, bajo la lluvia o en una piscina. Aunque tener la fantasía de mantener relaciones en el agua puede tratarse de algo saludable, el problema surge cuando el contacto con este medio líquido se convierte en la única manera de disfrutar con el sexo.

Por qué se produce la albutofilia

Al igual que en el caso de la mayoría de los trastornos del comportamiento sexual, aún no se sabe con certeza el mecanismo por el que se genera la adicción al sexo en el agua. Sin embargo, a día de hoy existen dos explicaciones predominantes para la aparición de las parafilias: la aparición de un problema en la infancia, o la adicción.

La primera teoría plantea que todos los comportamientos sexuales en los adultos están determinados por lo que nos ocurrió durante nuestros primeros años de vida.

Así, si una persona tiene una vida sexual satisfactoria, se considera que tuvo un desarrollo normal. Pero por el contrario, aquellos que presenten un trastorno sexual sufrieron algún tipo de problema de desarrollo o trauma en su infancia.

Castigar hijos

Según esta teoría, las personas que tienen un fetiche sexual con el agua habrían vivido algún episodio traumático relacionado con este elemento. Este evento habría alterado su desarrollo psicológico normal, y les habría vuelto incapaces de disfrutar en situaciones que no estén relacionadas directamente con el agua.

La otra teoría plantea que todas las parafilias se originan como una adicción. Debido a que el sexo libera una gran cantidad de sustancias adictivas en nuestro cerebro (las famosas endorfinas), es posible llegar a convertirse en adicto de cierto tipo de comportamientos sexuales.

Las causas de estas adicciones pueden ser muy diversas: desde factores genéticos que predispongan a la persona a desarrollar este tipo de trastornos, hasta el abuso de la pornografía, el alcohol, u otro tipo de sustancias. La principal diferencia de esta teoría con la anterior es la idea de que las parafilias se desarrollan con el tiempo y, por tanto, pueden ser cambiadas.

Descubre: 5 posturas excitantes en la ducha

Parafilias relacionadas con la albutofilia

A continuación te traemos una lista de parafilias sexuales que están también relacionadas de alguna manera con el agua o con la presencia de líquidos durante el sexo. La mayoría de ellas son muy poco comunes, pero en todos los casos solo se las puede considerar parafilias si implican que la persona es incapaz de disfrutar del sexo en condiciones normales.

  • Hidrofilia: es la atracción sexual por el agua. Esta filia puede traducirse en una gran cantidad de comportamientos, desde obtener placer al mantener relaciones en el mar, hasta sentir excitación al contemplar una corriente de agua.
  • Alirofilia: parafilia caracterizada por la obtención de placer sexual al ingerir el sudor o la saliva de la pareja. De nuevo, solo se considera parafilia si la persona es incapaz de excitarse sin realizar esta práctica.
  • Clismafilia: excitación sexual producida al introducir algún tipo de líquido en el recto.