Alcachofa, ¿una aliada para reducir el ácido úrico?

Valeria Sabater·
19 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
30 Enero, 2019
Gracias a sus propiedades diuréticas, la alcachofa puede ayudarnos a eliminar la retención de líquidos provocada por el exceso de ácido úrico y favorecer la eliminación de toxinas.

Diferentes estudios han sugerido que las alcachofas tendrían múltiples propiedades beneficiosas para la salud. La mayoría se debería a ácidos como la cianidina. En este artículo te contamos todo sobre la alcachofa como posible aliada para reducir el ácido úrico.

El ácido úrico es un producto de nuestro propio organismo que resulta perjudicial si se acumula. Podemos adquirirlo a través de alimentos y bebidas que al metabolizarse liberan este compuesto a base de purinas.

Lo normal es que se disuelva en sangre y más tarde se elimine por orina. Sin embargo, si existe un exceso grave de esta sustancia, se instala en nuestro cuerpo de forma permanente derivando en enfermedades como la gota.

El mejor modo de eliminar el ácido úrico de nuestro cuerpo suele ser controlando nuestra alimentación. La alcachofa, según los nutricionistas, se alza como un interesante aliado para conseguirlo. ¿Quieres saber cómo? Te lo enseñamos.

Recuerda que si tienes el ácido úrico alto, debes acudir a tu médico para obtener las mejores recomendaciones para mejorar tu salud. La dieta de la alcachofa puede ser un complemento del tratamiento brindado por el especialista.

Alcachofa, enemiga del ácido úrico

La alcachofa puede ayudarnos a reducir el ácido úrico.

Mejoraría la salud del hígado

Gracias a sus ácidos cafeico, linoleico y oleico, podría ayudar a disolver las grasas de nuestro organismo. Por otra parte, en 2015 los expertos señalaron que podría ayudar a proteger nuestro hígado, mejorando sus funciones básicas.

Reduciría el colesterol

Estudios experimentales han concluido que sus propiedades podrían reducir el nivel de colesterol en sangre y regular la presión arterial. Estas dos problemáticas pueden llegar a desencadenar enfermedades cardiovasculares, motivo por el cual es tan importante mantenerlas a raya.

Reduciría el nivel de azúcar

La alcachofa además podría reducir el nivel de azúcar en sangre, propiedad que la convertiría en un alimento que podría ayudar a combatir la diabetes.

En 2011 se llevó a cabo una investigación en la cual se observó que quienes habían consumido de manera habitual alcachofa y judías habían logrado reducir sus niveles de azúcar en sangre. Más estudios serían necesarios.

Tendría propiedades diuréticas

Las conclusiones de distintas investigaciones científicas sugieren que la alcachofa sería diurética. Esto nos permitiría eliminar la retención de líquidos que nos provoca el ácido úrico, favoreciendo su desaparición. También ayudaría a prevenir la obesidad.

Fuente de nutrientes

Además de todo esto tiene muy pocas calorías.  Según la Fundación Española de Nutrición, nos aporta vitaminas A, B6, calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio, hierro, hidratos de carbono. También proteínas y glúcidos que se transforman en energía.

Ver también: Descubre cuál es la mejor dieta para las personas con diabetes.

Cómo tomar alcachofa para reducir el ácido úrico

La alcachofa puede ayudarnos a reducir el ácido úrico.

Se suele aconsejar consumir alcachofa todos los días al menos durante 21 días para ayudar a reducir el ácido úrico. Es necesario remarcar que esta dieta puede ser un complemento de las indicaciones dadas por el médico. Si padeces de ácido úrico alto, debes consultar con tu médico.

Antes de las dos comidas principales beberemos un vaso de jugo de alcachofas. Así, se supone que conseguiríamos digerir de mejor modo lo que vayamos a consumir, eliminando toxinas y mejorando nuestras funciones.

Para ello puedes cocer dos alcachofas en algo más de medio litro de agua, dejando que se vayan reduciendo poco a poco. El agua obtenida de la misma cocción es lo que ingerirás antes de las comidas (un vaso), mientras que las alcachofas puedes comerlas perfectamente con un chorrito de limón.

Es tan saludable, como exquisito. Puedes guardar el jugo que te sobre para la noche, aunque lo ideal es hacerlo en el momento y beberlo en cuanto se enfríe.

A media tarde puedes preparar una infusión de alcachofa. Esto es optativo. Si deseas hacerte esta infusión, solo necesitas coger cuatro hojas de la alcachofa y hervirlas en una taza de agua. Una vez haya reposado unos minutos, añádele una cucharadita de miel y un chorrito de limón.

Intenta acompañar tus comidas con unas piezas de alcachofas. Culinariamente tienes varias opciones. Por ejemplo, cocidas con un poco de ajo y aceite de oliva, acompañando tus ensaladas…  Para ver auténticos resultados lo ideal es seguir esta dieta a base de alcachofas al menos durante 21 días seguidos.

Otras recomendaciones para reducir el ácido úrico

Dieta del limón para reducir el ácido úrico.

Compartimos contigo algunas de las sugerencias más habituales para reducir el ácido úrico. Ten en cuenta que la mayoría no cuenta con base científica que la respalde.

  • Empieza tus días tomando un vaso de  jugo de limón en ayunas. Bébelo poco a poco, favoreciendo la salivación para que llegue mejor al estómago y elimine el ácido úrico. Es recomendable hacerlo durante 21 días.
  • Lo mejor es seguir una dieta estricta diseñada por un nutricionista, a base de zumos, fruta y un tratamiento especial de alimentos vegetales crudos. Probablemente, además de la alcachofa, se incluyan la cebolla, el ajo, la zanahoria, el puerro, el apio, perejil, la levadura de cerveza, la miel y  el limón.
  • Bebe al menos dos litros de agua al día. Mejor aguas minerales diuréticas, y sulfatosódicasya que podrían ayudar a diluir el ácido úrico.
  • Consume tres piezas de fruta al día. Por ejemplo, bananas, uvas, naranjas, toronjas, mandarina, sandías o melones…

Ver también: 5 fabulosos beneficios del limón en el cuerpo.

Conclusión

Los niveles altos de ácido úrico son muy perjudiciales para la salud. Se detectan con una analítica y será tu médico el que indique el tratamiento adecuado. Sin embargo puedes beneficiarte de alimentos como la alcachofa para ayudar a tu organismo a eliminarlo.

  • Lutz, M., Henríquez, C., & Escobar, M. (2011). Chemical composition and antioxidant properties of mature and baby artichokes (Cynara scolymus L.), raw and cooked. Journal of Food Composition and Analysis. https://doi.org/10.1016/j.jfca.2010.06.001
  • Guillén, S., Mir-Bel, J., Oria, R., & Salvador, M. L. (2017). Influence of cooking conditions on organoleptic and health-related properties of artichokes, green beans, broccoli and carrots. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2016.08.067
  • Riezzo, G., Orlando, A., D’Attoma, B., Guerra, V., Valerio, F., Lavermicocca, P., & De Candia, S. (2012). Randomised clinical trial: Efficacy of Lactobacillus paracasei-enriched artichokes in the treatment of patients with functional constipation-a double-blind, controlled, crossover study. Alimentary Pharmacology and Therapeutics. https://doi.org/10.1111/j.1365-2036.2011.04970.x
  • Plant Foods Hum Nutr. 2015 Dec;70(4):441-53. Pharmacological Studies of Artichoke Leaf Extract and Their Health Benefits. doi: 10.1007/s11130-015-0503-8.
  • Cochrane Database Syst Rev. 2013 Mar 28;(3):CD003335. Artichoke leaf extract for treating hypercholesterolaemia. doi: 10.1002/14651858.CD003335.pub3.
  • Phytother Res. 2011 Sep;25(9):1275-82. Appetite control and glycaemia reduction in overweight subjects treated with a combination of two highly standardized extracts from Phaseolus vulgaris and Cynara scolymus. doi: 10.1002/ptr.3425. Epub 2011 Feb 10.
  • Monaldi Arch Chest Dis. 2013 Mar;80(1):17-26. Health-promoting properties of artichoke in preventing cardiovascular disease by its lipidic and glycemic-reducing action. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23923586
  • Fundación Española de Nutrición. Alcachofa. http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/alcachofa.pdf