Alegrías y disgustos: cómo canalizar la energía de forma saludable

Conseguir sobreponerse de momentos negativos en la vida cotidiana puede resultarnos complicado. Te presentamos algunas formas de canalizar la energía, tanto positiva como negativa, para sentirnos mejor y lograr un equilibrio.

Canalizar la energía de forma saludable debería ser una parte importante de nuestro día a día. Las emociones en la vida cotidiana pueden desbordarse, pero conocer la manera sana de canalizar la energía nos ayudará a llevar una vida plena y tranquila.

Tanto las alegrías como los disgustos generan cambios en el estado de ánimo que se reflejan en la calidad de la energía con la que se afronta la rutina diaria. Estos cambios también afectan las relaciones personales, por ello, conocer formas saludables de canalizar es imprescindible para hacer frente a estos sentimientos.

La química de la alegría

Hay tres moléculas participantes en los momentos felices. El cerebro produce estas sustancias bajo determinadas circunstancias consideradas placenteras.

La dopamina es una sustancia asociada con el amor, por ello cuando se está enamorado la concentración aumenta considerablemente en el organismo. La oxitocina se genera cuando se entablan relaciones de confianza y es la responsable de los vínculos afectivos.

Las endorfinas son moléculas que pueden calmar el dolor, también son llamadas “hormonas de la felicidad” y son los mejores remedios contra el estrés, la ansiedad y la depresión.

Leer también: 7 hábitos que te están robando energía

Los disgustos y sus efectos en la salud

Disgusto

Cuando se presentan situaciones estresantes, los niveles de ansiedad aumentan en el organismo. Estas circunstancias desafiantes pueden provocar tensión, problemas para descansar o incluso desórdenes alimenticios.

Canalizar la energía de forma positiva es el mejor aliado para vencer estos retos, pues no solo de los sentimientos agradables puede obtenerse motivación. Las frustraciones son condiciones ideales para replantear la forma de llevar a cabo los proyectos. Perseverar cambiando la actitud es una forma saludable de encausar los esfuerzos.

Los disgustos incrementan la presión sanguínea y el ritmo cardíaco. Si estas condiciones se mantienen por un tiempo considerable, pueden provocar problemas cardiovasculares o metabólicos. Es por esto que encontrar hábitos sanos de canalizar la energía es saludable para la calidad de vida.

Canalizar la energía con actividades comunes

Pasatiempos

Encontrar un pasatiempo es una excelente forma de distraerse, algún entretenimiento que sea de nuestro agrado. Ocupar el tiempo en tareas que resulten interesantes, causará que la mente esté más tranquila, reduciendo los niveles de estrés.

Las actividades físicas como ejercicios, salir a correr o incluso bailar, despejan la mente y distraen de las presiones cotidianas.  Los deportes son acciones positivas que ayudarán a canalizar nuestra energía; está comprobado que los deportes en compañía aportan un plus de bienestar.

Las labores intelectuales, además de mantener la mente ocupada, estimulan la creatividad. Ya sea que se decida escribir, dibujar o armar puzles, expandirá nuestra forma de pensar y será menos previsible.

Las manualidades y los trabajos domésticos entretienen e impulsan la organización y la inventiva. Canalizar la energía en mantener el hogar ordenado, limpio y con detalles personalizados, te hará sentirte en armonía con tu ambiente.

Hacer jardinería o cuidar de un árbol tendrá un reflejo positivo en tu actitud. Además de ser una actividad relajante, ha demostrado tener un valor agregado para quienes lo practican, pues pueden ver el valor de que su trabajo da frutos.

Visitar viejos amigos o hacer nuevas amistades es otra manera de orientar la energía con resultados positivos. Las relaciones amistosas son parte esencial de la vida y satisfacen necesidades primordiales de los seres humanos.

Ver también: Consejos para tener un día lleno de motivación y alegría

Otras opciones muy saludables

Energías

Otra buena opción es convertirse en voluntario o representante de alguna causa con la que empaticemos. Encaminar los esfuerzos en pro de un mundo mejor nos hará sentir plenos y felices.

Invitamos a probar cualquiera de las estrategias mencionadas en el artículo para canalizar tu energía. Lidiar a diario con emociones positivas y negativas merece una válvula para dejar fluir las experiencias cotidianas.

Hay que recordar que la mejor manera de canalizar la energía de forma liberadora y saludable es la que nos resulte cómoda y agradable. No hay que contenerse ni tratar de guardarse las emociones cotidianas.

Éstas son solo algunas formas de canalizar la energía de forma saludable, hay muchas actividades más que hacen eco en la salud y en el estado de ánimo de las personas. Después de leer este artículo encontrarás una actividad para canalizar tu energía. De acuerdo con tus expectativas y gustos, alguna se adecuará a tu ritmo y estilo de vida.