¿Alergia al internet Wi-Fi? ¿Existe realmente?

Aunque hoy en día es muy difícil evitar que nos afecten las ondas electromagnéticas, puesto que vivimos rodeados de aparatos, podemos intentar, entre otras medidas, mantenerlos lejos del dormitorio para minimizar riesgos

La alergia al Wi-Fi, también conocida como sensibilidad electromagnética o electrohipersensibilidad,  es el nuevo trastorno del siglo XXI, que afecta a una de cada mil personas por la exposición continua a los campos electromagnéticos.

Si bien aún no ha sido establecida como una enfermedad de carácter oficial por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por falta de evidencia científica, esta misma entidad y varios expertos alertan sobre sus síntomas y lo riesgos que existen de padecerla, en un mundo donde cada vez estamos más expuestos a este tipo de tecnologías.

¿En qué consiste?

Sobre esta dolencia se sabe muy poco, pues aún se necesitan más investigaciones para determinar con más exactitud cuándo un dolor está provocado por la exposición a campos electromagnéticos.

Aunque parece que depende del desarrollo tecnológico, lo cierto es que desde hace muchos años ya suma varios afectados y se estima que los casos irán incrementando por el boom de los dispositivos tecnológicos en la actualidad.

¿En-qué-consiste

Se conoce con el nombre de “alergia al Wi-Fi”, pero su impacto sobre la salud no depende solo de las redes inalámbricas, sino de todos los campos electromagnéticos que día a día incrementan e invaden cada rincón del mundo.

Varios estudios sugieren que la mayoría de personas se pueden exponer a cierta cantidad de este tipo de radiación sin que ese implique un riesgo para la salud.

Sin embargo, en la actualidad muchas personas están en un alto riesgo de sobrepasar los límites por el constante uso de dispositivos como el celular, los computadores, las tabletas o los router, entre otros.

Te recomendamos leer: 11 alimentos que te ayudarán a combatir la ansiedad y el estrés

¿Cuáles son los síntomas?

Hasta el momento no se puede dar el diagnóstico médico de sensibilidad electromagnética, puesto que aún se está realizando una investigación para determinar los efectos que podrían generar en la salud la exposición a dichos campos.

Duerme-con-la-cabeza-elevada

A pesar de esto, los estudios y testimonios de personas que la padecen revelan que los síntomas pueden incluir:

  • Insomnio
  • Mareos
  • Vómitos
  • Dolores de cabeza
  • Latidos irregulares
  • Falta de concentración
  • Perdida de la memoria a corto plazo

Varios estudios realizados por científicos independientes han revelado que, a día de hoy, la electrosensibilidad podría afectar a una de cada mil personas pudiendo incrementarse esta cifra en los próximos años.

Además, el Consejo Europeo ya ha advertido sobre los efectos nocivos de este tipo de ondas.

Estudios relacionados

En una reciente investigación, se evaluó el desarrollo y crecimiento de semillas de berro expuestas a esta clase de radiación, con el fin de determinar el impacto que sufrían bajo estas condiciones.

Se utilizaron 400 semillas de berro, seleccionadas por su rápido crecimiento, y se clasificaron según el ambiente.

Una de las muestras fue colocada en una habitación junto a dos routers de Wi-Fi, mientras que la segunda muestra se mantuvo en una habitación simple libre de este tipo de dispositivos.

Aunque ambas recibieron cuidados similares, al final los resultados arrojaron que las semillas expuestas a la radiación no se desarrollaron, mientras que las de la habitación simple sí.

Esto generó más interrogantes para los investigadores, quienes ahora están adelantando estudios para encontrar el impacto de esta radiación en la salud humana.

¿Existe una forma de prevenirlo?

Dormir-con-celulares

A pesar de que se requieren más investigaciones al respecto, lo mejor es ser precavidos y tomar algunas medidas para reducir el riesgo de padecer los síntomas causados por este problema.

  • Mantener el celular, los routers de Wi-Fi y aparatos eléctricos lo más alejados posibles. Es cierto que muchos de estos se requieren a diario, pero lo ideal es reducir al máximo su uso para no exponerse todo el tiempo a la radiación.
  • Al hablar por el celular, en lo posible se debe evitar el auricular y no hablar por tiempo prolongado.
  • Evitar llevar el celular al dormitorio, al igual que los routers y otros aparatos electrónicos. Todos estos dispositivos están asociados con la disminución de la calidad de sueño y otros trastornos nocturnos.
  • Los aparatos eléctricos que estén en el dormitorio deben estar, por lo menos, a 30 centímetros de distancia de la cama.

La tecnología y el mundo moderno

¿Cuánto es el nivel de radiación electromagnética al que estamos expuestos hoy en día? La respuesta se desconoce, así como muchos de los posibles efectos que puede tener en la salud.

Todavía se está investigando sobre el tema, pero muchas personas atribuyen sus síntomas a la aparición de las nuevas tecnologías ya que, a su vez, experimentan mejoría al alejarse de ellas.

Es probable que todos los cambios tecnológicos por los que está pasando el mundo sea una de las causas del incremento de enfermedades y trastornos en toda la población mundial.

Ver también: La vitamina C nos protege frente a enfermedades cardiovasculares