¿Qué es la alergia al sol?

Daniela Castro 15 diciembre, 2017
La alergia al sol es un trastorno bastante frecuente. Generalmente se presenta en forma de eczemas que pueden resultar muy molestos e incluso dolorosos.

Alergia al sol es el término popular con el que se describe un conjunto de síntomas derivados de diversas enfermedades de la piel. Se caracterizan principalmente por enrojecimiento y picor de la piel, posterior a una exposición directa a la luz solar.

La forma más frecuente de manifestarse es la erupción polimorfa lumínica, también llamada “intoxicación solar”. A menudo, las personas que la padecen se ven obligadas a adoptar medidas preventivas para mitigar los efectos perjudiciales de la exposición solar. Sin embargo, en ocasiones estas medidas son insuficientes por lo que es necesario recurrir a un tratamiento para contrarrestar los síntomas.

Causas de la alergia al sol

Causas de la alergia al sol

La causa exacta de la alergia al sol es desconocida, no se sabe con certeza por qué algunas personas son más sensibles a los rayos del sol que otras. Se sabe que los síntomas tienden a aparecer como consecuencia de una exposición prolongada a rayos ultravioleta.

¿No lo sabías? Cómo hacer un protector solar casero

Factores de riesgo

  • Raza. Aunque cualquier persona puede tener alergia al sol, es más frecuente en determinadas razas.
  • Exposición a ciertas sustancias. En algunos casos los síntomas de alergia se desencadenan cuando se expone la piel a algunas sustancias (por ejemplo, perfumes o desinfectantes) y luego a la luz solar.
  • Tomar ciertos medicamentos. El consumo de ciertos medicamentos aumenta la sensibilidad de la piel al sol. Entre ellos: antibióticos con tetraciclina, medicamentos derivados de sulfamidas y algunos analgésicos, como el ketoprofeno.
  • Enfermedades de la piel. Las personas con dermatitis tienen más riesgo de sufrir alergia al sol.
  • Antecedentes familiares de alergia al sol.
  • Antioxidantes y oxidantes de la piel. Un desequilibrio entre los oxidantes y antioxidantes en las células de la piel puede desencadenar este problema.

Síntomas de alergia al sol

Alergia

Los síntomas pueden variar en cada persona en función de qué desencadene la alergia. En general, se presentan molestias como:

  • Enrojecimiento de la piel
  • Picazón o ardor
  • Descamación o costras en la superficie de la piel
  • Ampollas o urticaria
  • Úlceras de tamaños diferentes
  • Sangrado

Cabe mencionar que estos síntomas no aparecen de forma inmediata. Pueden pasar varias horas, incluso días, hasta que empiecen a manifestarse los síntomas derivados de la alergia al sol. Las áreas que suelen resultar más afectadas son las más expuestas:

  • Cuello.
  • Escote.
  • Brazos.
  • Espalda.
  • Piernas.
  • Rostro.

Diagnóstico

Ante la sospecha de una alergia solar, el médico iniciará el diagnóstico con un repaso de la historia clínica del paciente. Es muy importante saber cómo y en qué momento comenzaron a manifestarse los síntomas. Para evitar errores de diagnóstico es importante descartar:

Cuando el diagnóstico no es concluyente se pueden realizar análisis más exhaustivos:

  • Análisis de exposición a radiación ultravioleta. Se utiliza para ver cómo reacciona la piel a distintas longitudes de onda de la radiación ultravioleta.
  • Prueba del fotoparche. Muestra si la causa de la alergia al sol es una sustancia aplicada en la piel antes de la exposición.
  • Análisis de sangre y muestras de piel. Se realizan en caso de sospecha de algún trastorno no diagnosticado.

Tratamiento

Tratamiento alergia

La elección del tratamiento varía dependiendo del tipo de alergia al sol. En los casos más leves, evitar el sol durante algunos días es suficiente para combatir los síntomas.

Medidas preventivas

La protección solar es la medida preventiva más importante para evitar los síntomas de esta alergia. Lo más recomendable es evitar exposiciones prolongadas a los rayos solares. Entre otras medidas preventivas encontramos:

  • Utilizar protector solar
  • Utilizar ropa que proteja la piel del sol
  • Usar gafas de sol
  • Hidratar la piel
  • Evitar el consumo de medicamentos que producen sensibilidad a la luz
  • Evitar el uso de sustancias químicas irritantes

Medicamentos

Para aliviar el dolor y enrojecimiento pueden utilizarse los siguientes fármacos:

  • Aplicar cremas con corticosteroides (como la hidrocortisona).
  • Utilizar antihistamínicos para aliviar el picor.
  • Pastillas que contienen corticoesteroides, como prednisona (solo en casos de alergias graves)
  • En casos extremos se pueden utilizar inmunosupresores como la ciclosporina o la azatioprina.

Terapia

Terapia

Si la alergia al sol tiende a ser crónica, el médico puede sugerir la fototerapia, tratamiento que ayuda a lograr una adaptación progresiva de la piel al sol. Para ello se emplea una lámpara especial de luz ultravioleta. El procedimiento se efectúa pocas veces por semana y puede servir para prevenir la alergia.

Bibliografía

Te puede gustar