Alergia a las especias: ¿cómo saberlo?

30 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La utilización de probióticos puede resultar eficaz a la hora de reducir la sintomatología de algunas alergias alimentarias.

No es demasiado frecuente que se produzca alergia a las especias. Las más habituales son las que se relacionan con frutas con pelo en la cáscara, con lácteos o con las proteínas presentes en los cereales.

No obstante, cualquier sustancia es susceptible de causar una reacción de carácter autoinmune en el organismo. Por este motivo y para evitar complicaciones mayores, es necesario conocer los síntomas de estos procesos, así como su procedencia.

La alergia alimentaria se manifiesta con una sintomatología que puede ser difusa, en ocasiones:

  • Algunas producen irritaciones a nivel gastrointestinal, lo cual puede ocasionar problemas de tránsito como gases, dolores y diarreas.
  • En otros casos, es posible que los síntomas se den a nivel epidérmico: aparecen pequeños granitos o ronchas en las capas superficiales de la piel que causan picor y escozor.

Las especias son ricas en fitonutrientes

Las especias son ingredientes culinarios habituales en casi todas las gastronomías. No suponen un aporte de macronutrientes significante. Sin embargo, en su interior albergan la presencia de una multitud de compuestos fitoquímicos con un marcado poder antioxidante.

Un ejemplo de ello es la cúrcuma. Esta especia contiene una sustancia en su interior, la curcumina, capaz de reducir el riesgo de desarrollar enfermedades complejas, según un estudio publicado en la revista Journal of Alzheimer’s Diesease. Por este motivo, se recomienda su consumo de manera habitual.

No obstante, no a todo el mundo le sientan bien estos ingredientes. Algunas personas son alérgicas a ellos. En este tipo de individuos los antioxidantes han de ser aportados por medio de otros alimentos, como pueden ser los vegetales.

remedios naturales con especias

Para saber más: Alimentos ricos en antioxidantes para agregar a tu dieta

Sintomatología de la alergia a las especias

Las alergias alimentarias suelen cursar por medio de los siguientes síntomas:

  • Dolor de estómago.
  • Gases.
  • Diarrea.
  • Hormigueo en la boca.
  • Picazón.
  • Hinchazón en los labios o en la lengua.

Si sufres alguno de ellos tras la ingestión de alguna especia en concreto, es bastante probable que seas alérgico a la misma. No obstante, para completar el diagnóstico puede ser necesario realizar una prueba complementaria. El médico especialista es el encargado de llevar a cabo su realización.

El doctor te puede someter tanto a pruebas de provocación como a análisis sanguíneos. De este modo, se comprobará si eres especialmente sensible a alguna especia en concreto. En el caso de que el diagnóstico sea afirmativo, lo más recomendable es suprimir su consumo. Sino, se podrían producir problemas a nivel intestinal.

También te puede interesar: 3 remedios con zanahoria para hacerle frente a la diarrea

Reducir la severidad de la alergia a las especias

Existen ciertos mecanismos que pueden mejorar la sintomatología de una alergia. Uno de ellos consiste en la administración de probióticos. La disbiosis intestinal puede ser la responsable de algunas de las reacciones autoinmunes.

De este modo, administrar probióticos para mejorar la biodiversidad de la microflora podría contribuir a disminuir la severidad de estos procesos, según un estudio publicado en la revista Maturitas.

Algunos nutrientes de carácter antiinflamatorio también podrían reducir los procesos asociados a los desordenes intestinales generados a partir de la ingestión de un alimento que cause alergia. Por ello, se recomienda el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, así como en antioxidantes o en flavonoides como los polifenoles.

Especias

Es importante un diagnóstico precoz en las alergias

Si sospechas que sufres una alergia alimentaria a las especias, consulta con un especialista lo antes posible. Este realizará pruebas diagnósticas para confirmarlo.

En el caso de que el resultado sea positivo, la primera opción será retirar estos ingredientes de la dieta habitual. A partir de aquí, es posible probar tratamientos con probióticos o con alimentos de carácter antiinflamatorio.

No obstante, si tienes que suprimir la ingesta de alguna especia en concreto, intenta aportar fitonutrientes por otras vías. Aumentar el consumo de vegetales suele ser la mejor opción. Las verduras de color rojo son ricas en flavonoides, de marcado carácter antioxidante y antiinflamatorio.

Recuerda que la base de una alimentación equilibrada es la variedad. Cuanto mayor sea esta última, mejor. En el caso de tener que restringir alimentos, la mejor opción es siempre intentar sustituirlos por otros que ofrezcan unas propiedades similares a nivel de salud.

A pesar de todo, las especias son ingredientes muy aconsejados en el marco de una dieta saludable. Salvo que tu médico te lo desaconseje, no es recomendable excluirlos.

  • Tang M., Taghibiglou C., The mechanisms of action of curcumin in Alzheimer's disease. J Alzheimers Dis, 2017. 58 (4): 1003-1016.
  • Dargahi N., Johnson J., Donkor O., Vasiljevic., Apostolopoulos V., Immunomodulatory effects of probiotics: can they be used to treat allergies and autoinmune diseases? Maturitas, 2019. 119: 25-38.